El matrimonio es igual para todos

La diferencia entre heteosexuales que se casan y gays que se casan.

¿Todos nos casamos de la misma manera?
Aquí unas diferencias en el el proceso matrimonial entre pareja heterosexual versus una homosexual:

Heterosexuales
Eres heterosexual y por fin encuentras una pareja con quien unirte en matrimonio, todo mundo celebra pero para llegar a este punto tú y tu pareja pasaron por un camino más o menos como este:
1.    El noviazgo: salen por meses o  años (a veces miles), durante el proceso se dan la indispensable prueba de amor en repetidas ocasiones.
2.    Conocimiento de las familias: el susodicho o susodicha comienzan a asistir a las reuniones familiares, entonces comienza a ser querido, u odiado, por la familia.
3.    El día de san Valentín: ¿requiere explicación?
4.    El anillo de compromiso: llega lo más esperado por ellas, él decide declararle su “felices para siempre”, o eso creen.
5.    La pedida de mano: ya con anillo de por medio hay que comunicárselo a la familia y pedir permiso o perdón según sea el caso.
6.    El casamiento por el civil: la unión se tiene que hacer valida ante el estado y, ¿por qué no? De paso recibir algunos derechos y obligaciones para y con el cónyuge.
7.    La boda por la iglesia: la parte romántica del asunto, viene el vestido blanco, el traje del novio, los anillos de matrimonio, el lazo y obviamente el fiestón.
8.    La construcción del hogar y los bienes mancomunados: ahora si ya casados por todas las leyes, se ha de que comenzar a hacer el nido de amor y el patrimonio familiar.
9.    Los hijos: alguien tiene que llevar el apellido de la familia.
10.    La boda de los hijos: y el ciclo se repite.
Es un círculo vicioso que sostiene la ilusión de un mundo donde abiertamente no debieran pero existen:
•    Infidelidad
•    La casa chica, una o varias.
•    La dependencia económica (De ella o él)
•    Los medios hermanos
•    Los resentimientos entre familias
•    Y todos lo que quieran agregar para impedir el divorcio.
¡Ojo! No estoy diciendo que todos pasen por esto, hay algunas parejas que hacen las cosas con honestidad.
También existen las parejas que viven en unión libre y las que deciden no tener hijos. Vistas como bichos raros en una sociedad familiar muy cerrada.

Homosexuales
Seguro a todos algún amigo les ha preguntado ¿Por qué los gays son tan promiscuos o sus relaciones duran muy poco? Esto se puede deber a que comenzamos todo al revés. Así es nuestro proceso:
1.    Todo inicia con el deseo, sin noviazgo previo, ¿Cuántos de ustedes no primero se lo dieron y luego lo invitaron al cine?
2.    Las familias tardan en conocerse: muchas veces eso no pasa y del hecho de ser querido por la otra familia mejor ni hablamos. Claro hay casos excepcionales.
3.    Algunos gays cursis, ya aceptamos el día de san Valentín
4.    El anillo de compromiso: no es un requisito, importa es más el deseo de querer compartir nuestras vidas por un rato.
5.    Como las familias no se conocen, pues si acaso se les avisa e invita a la boda, pero la gran mayoría compartirá esto con los amigos y parientes más cercanos.
6.    El casamiento por el civil:  para algunos si es una realidad, ya que contamos con la suerte de tener matrimonio igualitario en nuestra ciudad, pero unos ni eso ☹
7.    Imposible casarse por la iglesia: si se quiere una unión espiritual solo queda acudir a un ritual Maya o algo parecido.
8.    La pareja gay trabaja cada quien para su santo, aunque si se cuanta con el apoyo económico del uno al otro.
9.    No hay hijos de por medio, salvo algunos casos, o existen los hijos peludos.
10.    Y obviamente el ciclo no se repite.
Desde luego que también existe el innegable círculo vicioso:
•    Infidelidad
•    Tener más de dos parejas o una relación abierta, lo cual no es precisamente una casa chica, digamos: varios departamentos.
•    Imposible la descendencia: entre hombres es prácticamente imposible, a menos  que una buena amiga apoye a la causa o tengas mucho dinero para rentar una matriz como Ricky Martin.
•    Los resentimientos entre familia: esos nunca cambian, pero con la gran diferencia que normalmente se vive lejos de ellos.
Algo si me queda claro, cuando una pareja gay  quiere estar junta, lo hace (sin importar compartir a la pareja con otro hombre), sino simplemente sigue cada quien su camino.
Considero que el amor no conoce de géneros, está en manos de todos hacer una sociedad civilizada, respetuosa del individuo, moderna y con mucho menos prejuicios.

Dale like a la pagina en Facebook de este blog.

¿Nos seguimos en twitter? @VikoBarroka

Moovz

5 Comentarios

  1. marco
    2 abril, 2015
  2. Anónimo
    12 mayo, 2015
  3. Anónimo
    12 mayo, 2015
  4. anonimo
    12 mayo, 2015
  5. Federico G
    23 febrero, 2016

¿Cómo ves?