La Biblia y la Homosexualidad ¿Lo sabías?

3
1935
homosexualidad en la biblia

Es delicado hablar de temas tan controvertidos como el sexo y la religión. Hablar de ellos en un solo tema lo es aún más. La postura de la mayoría de los credos del planeta Tierra con respecto a la diversidad sexual, es de una condena, negativa absoluta, marcial y tajante. No obstante, la homosexualidad no es ninguna moda ni es epidemia ni mucho menos una enfermedad o «mal de estos tiempos». Siempre ha existido. Surgió con la misma humanidad y en la Historia Sagrada de la Cristiandad ya aparece plasmada. Así es. La diversidad sexual está plasmada en La Biblia, más allá de la historia de Sodoma y Gomorra:


«No te acuestes con un hombre como si te acostaras con una mujer. Eso es un acto infame. (Levítico 18:22)«


«Si alguien se acuesta con un hombre como si se acostara con una mujer, se condenará a muerte a los dos, y serán responsables de su propia muerte, pues cometieron un acto infame. (Levítico 20:13)«


Estos dos versículos del Antiguo Testamento son un claro ejemplo de la condena de las religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islamismo) en contra de la homosexualidad. Respetando los credos y la fe de los lectores, ¿Cómo se puede tomar como una norma un libro tan antiguo, donde el oscurantismo y la fantasía dominaban sobre la razón? ¡Es un texto de hace aproximadamente 27 siglos!
En el mismo Antiguo Testamento, específicamente en el Libro de Samuel, se hace mención de la amistad y “amor platónico” entre David y Jonatán.

El Rey David y Jonatán

El profeta Daniel también ha sido señalado como un presencia homosexual en la Biblia, específicamente al recalcar su cercana amistad con el jefe de los eunucos.

El profeta Daniel en la cueva de los leones, de donde salió ileso según la Historia Sagrada de la Cristiandad.

Ruth y su suegra Noemí son otras dos figuras referidas como figuras homosexuales en La Biblia. Dato curisoso: la homosexualidad femenina es mucho menos mencionada que la masculina, y hasta cierto punto se podría decir “tolerada”, pues no existen sentencias directas que la condenen.

Ruth y Noemi ¿lesbianismo en la Biblia?


El Nuevo Testamento muestra una postura mucho más mordaz y tajante. Pablo de Tarso es quién comienza a utilizar términos despectivos como “afeminados”. Sin embargo, la homosexualidad prácticamente no es referida en los evangelios.
En algunas interpretaciones recientes de teólogos y estudiosos,

Jesús, a pesar de ser formado en la tradición judía, demostró una gran consideración hacia los “delitos» del ámbito sexual (ejemplo, la “mujer adúltera”). Él nunca se refirió a los homosexuales. Jesús se refirió al pecado de Sodoma como el pecado de inhospitalidad. Él nunca lo refirió para condenar a la gente homosexual.


Los teólogos modernos han fijado posiciones e interpretaciones modernos sobre la Biblia. Siguiendo esos estudios, algunos han sugerido que los pasajes han sido mal traducidos o que ellos no se refieren a lo que nosotros entendemos como “homosexualidad”. De acuerdo con el autor Renato Lings, la Biblia no condena las relaciones íntimas entre dos personas del mismo sexo sino que denuncia graves problemas de carácter social, religioso y político.


La Biblia cambió mucho durante mil años. Los textos sagrados han sufrido modificaciones con el paso del tiempo. La concepción de la religión sobre la homosexualidad seguirá cambiando. Una minoría que sigue promoviendo el odio utilizando a la Biblia como arma, cuando todos distamos mucho de comprender un texto tan antiguo del que, probablemente, no hemos rasguñado ni su superficie.

Como se ha mencionado en otras ocasiones, el sexo y la religión tienen campos de acción muy diferentes. No hay necesidad de meter uno en asuntos del otro. Algún día la humanidad debe de comprender, por las buenas o las malas, que el mundo solo se divide en dos: buenas y malas personas.

LECTURA SUGERIDA:

*Renato Lings: «Biblia y Homosexualidad: ¿se equivocaron los traductores?», Universidad Bíblica Latinoamericana, 2011

3 COMENTARIOS

  1. Hola autor del artículo, solo quería comentar algo, aclaro que no soy homofóbico, pero el artículo está forzando la interpretación biblica, acerca de los dúos Jonathan y David y los otros que mencionas. No estoy ni a favor ni en contra del nuevo concepto empírico sobre la traducción biblica, porque no soy traductor ni de griego, ni arameo, ni hebreo lenguas en las que fueron escritas las antiguas escrituras. Pero es un tema polémico, es verdad Jesús nunca hablo de la homosexualidad, pero tampoco hablo de otros temas, porque no se escribió todo lo que él hizo y dijo. Solo añado que el amor ágape es para todo aquel que acepta a Cristo como Salvador, sea hombre, mujer, o LGBTIQ, Dios ama a todos, busquemos de corazón servir al Creador. Hoy día hay muchas congregaciones que incluyen a la comunidad LGBTIQ, los que excluyen no son verdaderos seguidores de Yeshúa de Nazaret.

    • Hola. Efectivamente en el artículo se remarca precisamente todo lo que subrayas en tu comentario. Efectivamente hablar de religión y sexualidad es muy delicado. Por eso en el artículo se hace énfasis que el tema se aborda únicamente con el fin de informar y entretener. Muchas gracias por tu comentario.

      • Es muy grato saber que ni la Biblia ni Jesucristo condenan la homosexualidad.
        Son dos cosas diferentes, lo material y lo espiritual.
        Dios que es nuestro padre y nuestro creador nos ama a todos por igual. Lo importante es no hacer daño a nadie. Amarás a Dios por sobre todo y todas las personas y a tú prójimo como a ti mismo. Amén.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here