La Agridulce Vida De Carmen De Mairena. ¿La Conocías?

0
523
carmen de mairena. salvador nunez blog

Esto es solo un poco de la agridulce vida de la polémica, transgresora, muchas veces humillada y ridiculizada, pero valiente y audaz Carmen De Mairena.

Para la mayoría de las personas en esta parte del mundo, el nombre de Carmen de Mairena resulta desconocido. Pues bien, para todos aquellos que ignoran su existencia, aprovecharé este espacio para hablar de un singular personaje. Carmen de Mairena, cantante, actriz, comediante, y sobre todo, un símbolo en su natal España, un recuerdo viviente y cruel de cuan duro fue elegir una libertad sexual en los tiempos del franquismo.

Su nombre de nacimiento fue Miguel Brau Gou. Nació en Barcelona el 15 de marzo de 1933. Su carrera la inició como actor a los 16 años de edad. Ya para 1956, Miguel de Mairena (su primer nombre artístico), logró cierta popularidad como cupletista de manera local en Barcelona. Llegó a actuar incluso con destacadas figuras de la escena musical española de la época como Carmen Sevilla, Paquita Rico, Marujita Díaz y Pedrito Rico. Con este último, mantuvo una tórrida relación sentimental. Pero había un grave problema: aquella España donde Mairena florecía como cantante, era una España dominada por la dictadura de Francisco Franco, una España donde ser homosexual, era peor que ser un asesino serial.

De Mairena, al igual que miles de personas más, fue perseguido, humillado, encarcelado y vejado por las autoridades solo por el hecho de vivir una sexualidad diferente. Así era la España de Franco. La historia de Mairena es solo una de las miles y miles de historias de abusos y persecución.

Pero la década de los 1970s llegó. La España franquista está por terminar. Y con estos nuevos aires de libertad, De Mairena también sufre un cambio radical. Decide transformarse en una mujer. Por desgracia, los métodos utilizados por la artista no fueron los más adecuados. Un abuso en el uso de siliconas y otros materiales en el rostro, pechos y caderas, terminaron dejando graves y visibles consecuencias en la apariencia de Mairena. Pero aún así, iniciaba una nueva historia. Carmen De Mairena hacía su aparición triunfal.

Inició una nueva etapa de su carrera actuando como mujer y apareciendo en diversos locales realizando imitaciones de Sara Montiel y de Marujita Díaz. Sin embargo, su nueva apariencia desconcierta a un público que la rechaza. En la ruina, Carmen se ve forzada a ejercer la prostitución en las calles de Barcelona, un destino tristísimo que, por desgracia, enfrentan muchas personas transexuales y transgénero.

Después de una década de anonimato y olvido, Carmen resurge. La casualidad la lleva a conocer al popular presentador de la televisión española Javier Cárdenas, quién la contrata para actuar en el programa cómico “Al ataque” (1992). Sin embargo, la popularidad de Carmen se expande a raíz de su participación en el popular show de televisión cómico español “Crónicas Marcianas” (1997-2005), del cual Carmen se convierte en parte del elenco recurrente.

Que Carmen saliera del anonimato, y sobre todo, que encontrara algo de estabilidad económica, resultó una fortuna. Lo triste es que Carmen se convertirá por muchos años en objeto de burla. Carmen sufre de algo que bien podría llamarse “bullying televisivo”. Los medios españoles la bautizaron como un “friki”, terrible adjetivo para llamarla sutilmente “fenómeno”. En este mismo afán cruel de ridiculizar a Carmen, también la convierten en la “estrella” de un par de películas pornográficas y hasta iniciar una polémica campaña para ocupar un cargo político en Cataluña.

Lo cierto es que, el singular carisma de Carmen, con un extraño “algo” de ingenuidad , le otorgan popularidad mediática. La comediante tiene una serie de ingeniosas frases que se han convertido en su toque más distintivo.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Los años pasan y Carmen ha envejecido. Y como tristemente sucede en muchos casos, la vejez viene acompañada por la soledad. Cuando Carmen, por motivos naturales de salud y de la edad, ya no pudo seguir interviniendo en la televisión, fue condenada al abandono. La cantante vivía en condiciones lastimeras en un pequeño apartamento en Barcelona. Una penosa caída la mantiene confinada desde hace algunos años en una silla de ruedas. Finalmente Carmen fue trasladada a un geriátrico. Sus pertenencias, según dicen, aparecían regadas en un contenedor de basura. Sus vestidos, sus cosméticos, sus fotos de la Montiel, de la Sevilla, de la Félix, todo tirado en la calle, ante un indiferente público que alguna vez se mofó de ella en sus apariciones en los medios.

En 2017, la periodista Carlota Juncosa realizó un libro/cómic pseudo-biográfico de Carmen, en un intento de dignificarla, de resaltar su valor como persona, como estrella, de plasmarla para la eternidad, pero no como un triste fenómeno televisivo, sino como un símbolo de la crueldad y brutalidad del franquismo, de la intolerancia sexual y de lo miserable que a veces puede ser la especie humana. Pero a su vez, como un símbolo de la libertad sexual, de poder ser quién te de la gana y vivir plenamente sin tener que complacer a los demás.

Esto es solo un poco de la agridulce vida de la polémica, transgresora, muchas veces humillada y ridiculizada, pero valiente y audaz Carmen De Mairena.

Dignifiquemos y hagamos más fácil la vida de toda persona que se cruce en nuestro camino.

LECTURA SUGERIDA:

*Carlota Juncosa: “Carmen de Mairena: una biografía”, Ed. Blackie Books, 2017.

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
31 años, Habitante de la Ciudad de México. Contador profesional de historias. Amante incondicional y apasionado del cine, la música, el teatro y los animales. Con una debilidad y fijación especial por el fascinante mundo de la Cultura Pop.