pareja gay, homosexualidad

Homosexualidad ¿Ventaja evolutiva? ¡Interesante!

 O cómo la progesterona ayudó a establecer relaciones sociales.

Les comparto un artículo muy interesante que encontré en quo.mx

La conducta homosexual podría haber evolucionado para promover los lazos sociales en los humanos.

Los resultados preliminares de un estudio proveen la primera evidencia de que nuestra necesidad de vincularnos con otros incrementa nuestra apertura y atracción hacia el comportamiento homosexual.

La Dra. Diana Fleischman, de la Universidad de Portsmouth, y sus colegas, examinaron la relación entre la progesterona y las actitudes sexuales de explorar el rol que la conducta homosexual podría tener en el reforzamiento de alianzas en el transcurso de la evolución humana.

Su investigación se publicó en el diario Archives of Sexual Behavior.

El equipo encontró que las mujeres heterosexuales que tienen los niveles más altos de progesterona son más propensas a abrirse a la idea de mantener una conducta sexual con otra mujer. De forma similar, cuando a los hombres heterosexuales se les recuerda de forma sutil la importancia de tener amigos hombres y aliados, ellos reportan más actitudes positivas sobre participar en comportamientos homosexuales con otros hombres. Este patrón es particularmente dramático en hombres que tienen altos niveles de progesterona.

La hormona progesterona es conocida por contribuir a la formación de lazos sociales, lo que puede tener muchos beneficios adaptativos para los seres humanos. Se produce principalmente en los ovarios, en el caso de las mujeres, y en las glándulas suprarrenales, en los hombres. Es una de las principales hormonas responsables de la gentileza y el comportamiento amigable, sus niveles aumentan cuando las personas sostienen interacciones amistosas cercanas. Los niveles de progesterona en las mujeres llegan a un nivel máximo después de la ovulación, cuando la posibilidad de quedar embarazadas se reduce de forma dramática.

La Dra. Fleischman indicó: “Desde una perspectiva evolutiva, tendemos a pensar en la conducta sexual como un medio para un fin: la reproducción. Sin embargo, dado que el comportamiento sexual es íntimo y placentero, también se usa en muchas especies “incluidos los primates no humanos” , para formar y mantener vínculos sociales. Podemos observar esto en parejas románticas que fortalecen sus lazos a través de la conducta sexual aun cuando la reproducción no es posible.”

Los resultados de nuestro estudio son convincentes porque utilizamos dos métodos muy diferentes y ambos llegaron a la misma conclusión. Las mujeres son más propensas a pensar en sexo homosexual cuando sus niveles de progesterona están más altos.”

Comparados con un grupo de control, la motivación homoerótica de los hombres no aumentó al pensar en sexo, en cambio, la amistad y el vínculo ocasionaron cambios medibles en su actitud respecto a la idea de tener sexo con otro hombre”.

Tener pensamientos homoeróticos no significa necesariamente que serán realizados.

La Dra. Fleischman, experta en la influencia de las hormonas en la psicología de las mujeres, investigó el efecto de la progesterona en la actitud hacia la homosexualidad. Se preguntó si la progesterona, una hormona que ha demostrado incrementar la motivación de formar vínculos cercanos, también podría acrecentar la motivación de afiliarse sexualmente con aquellos del mismo sexo.

Los investigadores primero desarrollaron una medición de motivaciones homoeróticas a través de un estudio en línea con 244 participantes, las preguntas incluían: “La idea de besar a una persona del mismo sexo es sexualmente para mí…” y “Si una persona del mismo sexo se me insinuara, ¿estaría disgustado?”.

Después el equipo midió la progesterona en la saliva de 92 mujeres y descubrió que a medida que la progesterona aumentaba, también lo hacía la apertura a la idea de experimentar actividad homosexual.

En otro estudio, los investigadores midieron los niveles de progesterona en la saliva de 59 hombres antes de que todos fueran asignados aleatoriamente a uno de tres grupos a los cuales se les pidió completar un rompecabezas de palabras, uno usando palabras amigables/afiliación, el otro utilizando términos sexuales y un tercero usando palabras neutrales.

De los hombres que completaron el rompecabezas con palabras amigables, 26% mostró mayor motivación homoerótica comparados con los caballeros de la prueba con términos sexuales y neutrales. Además, aquellos hombres con los niveles más altos de progesterona en el rompecabezas de palabras de afiliación mostraron 41% de mayor motivación homoerótica en contraste con los otros dos grupos.

Estudios con otros animales de la gran familia de los simios, también apuntan a que el comportamiento homosexual se usa para mantener y reforzar nuevas amistades.

La Dra. Fleischman añadió: los humanos se encuentran en el grupo de animales que tienen sexo por muchas razones, no sólo para reproducirse. Los motivos pueden incluir placer, recompensa, una forma de decir “por favor, sé bueno conmigo”, así como para ejercer dominio.

Es muy complejo pero es claro que hay una continuidad entre el afecto y la sexualidad y ésta es variable, es decir, la capacidad de relacionarse sexualmente con otros del mismo sexo o del sexo opuesto es común. En muchos humanos, la conducta entre personas del mismo sexo ocurre en aquellos que no se identifican como homosexuales.

Los investigadores ahora explorarán otros contextos e influencias hormonales que podrían incrementar la motivación homoerótica en hombre y mujeres. También están interesados en ver cómo las personas bisexuales podrían reaccionar de forma distinta a las señales sociales.

La nota original

Nos seguimos leyendo, viendo y compartiendo por acá.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

Facebook

@SalvadorNop

Moovz

Youtube

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?