Homosexualidad en los Videojuegos

0
539
homosexualidad en los videojuegos

Era el año de 1988 cuando el personaje más popular del mundo de los videojuegos, Mario Bros, estelarizaba su segundo videojuego estelar: “Super Mario Bros. 2”. Dentro de la curiosa galería de personajes del juego, hubo uno que llamaba mucho la atención de los videojugadores. Se trata de una simpática criatura de aspecto entre dinosaurio y elefante, de color rosado, con la cabeza decorada con un gran moño y con un hocico de forma tubular que arrojaba huevos a sus oponentes. Esta curiosa criatura se llama Birdo. Su singular aspecto causó mucho furor entre los fanáticos del fontanero más famoso del mundo. Birdo fue aumentando su popularidad con el paso de los años, participando en otros videojuegos de la franquicia de Mario Bros. Y de repente, de manera muy discreta, los programadores y guionistas de la franquicia se refirieron al personaje como ÉL. No, no era un error. En una de las descripciones del personaje, se refirieron a Birdo como “un chico al que le gusta vestirse como chica y que escupe huevos”. Así, la franquicia de Super Mario Bros. Rompió todos los esquemas y presentó a un personaje transgénero o transexual.

Si el cine o la televisión han mostrado una postura muy discreta y recia sobre el tema de la homosexualidad, el mundo de los videojuegos ha sido aún más discreto sobre el tema. Después de todo gran parte de la producción de videojuegos en el mundo va dirigida al sector infantil. Pero de vez en cuando, la industria de los juegos de video se ha atrevido a romper esquemas y ha presentado a personajes del colectivo LGBTTTI.
En 1989, los estudios de Capcom lanzaron a la venta el juego de acción “Final Fight”. Allí apareció “Poison”, un personaje de apariencia femenina. Un sector protestó: ¿Cómo una mujer va a aparecer en un juego de peleas y ser golpeada por hombres? Pues la forma de “corrección” que tomó el estudio fue decir que en realidad “Poison” era un “hombre vestido de mujer”, o sea, un travesti.

«Poison», personaje trans de «Final Fight».

En la década de los 90’s, el tema de la diversidad sexual comenzó a relucir más a la par de la consolidación de la poderosa industria de los videojuegos. Sagas tan populares como “Street Fighter” o “King of Fighters” tuvieron que salir a aclarar y desmentir ante la opinión pública sobre la ambigüedad sexual de personajes como “Vega” “Zangief”, “King” o “Benimaru Nikaido”.

«Vega», popular personaje de la franquicia «Street Fighter».
«Benimaru Nikaido», célebre personaje de la saga de videojuegos «King of Fighters»

En el juego de rol “Chrono Trigger” (1995), aparece un personaje llamado “Flea”, que se representa como lesbiana o bisexual. En 1996, es lanzado el videojuego “Phantasmagoria 2”, donde el personaje “Curtis Craig” era presentado como abiertamente homosexual. Lo cierto es que, en muchos videojuegos, la homosexualidad también fue representada con clichés, estereotipos y caricaturizaciones.

La situación creció al llegar el presente siglo. En 2000 debuta la popular saga de realidad virtual “The Sims”, donde el jugador ya podía interactuar y jugar con personajes diversos. En la cuarta edición del juego, ya era posible interactuar como personaje homosexual masculino y femenino. En 2001 en la saga “Metal Gear” aparecen personajes sexualmente diversos como “Vamp” o “Colonel Volgin”. Sagas como “Fable”, “Bioware”, “Mass Effect”, “Assassin’s Creed” o “Dragon Age” también permiten a los videojugadores elegir la sexualidad de sus personajes y muestran a personajes homosexuales, bisexuales o trans sin ningún tipo de censura.

«Vamp», atractivo villano bisexual del videojuego «Metal Gear»


En 2014, Michael Patrick lanzó el videojuego “Ultimate Gay Fighter” para dispositivos mobiles. El juego es una surte de versión de “Street Fighter” o “Mortal Kombat”, es decir, un juego “de peleas”, pero con personajes homosexuales masculinos y femeninos, bisexuales y trans. El videojuego causó controversia. Muchos lo acusaron de burlarse y caricaturizar los estereotipos homosexuales. Pero lo cierto es que el juego estaba haciendo historia y marcando una pauta. Era algo nunca antes visto.

El polémico juego «Ultimate Gay Fighter», el primero del género de peleas con una galería completa de personajes del colectivo LGBTTTI


En 2013 surge la saga “The Last of Us”. Allí aparece en personaje de “Bill”, que es presentado abiertamente como homosexual sin enfocarse a ningún tipo de cliché. En 2017, GLAAD lo nombro como el personaje gay del año.

«Bill», personaje gay de la saga «The Last of Us», fue nombrado por GLAAD como personaje gay del año 2017.


Eso de que todas las personas homosexuales en su infancia han sido “afeminados” o “machorras” es una total estupidez. Es absurdo creer que todos los gays en su infancia jugaban a las muñecas o se ponían zapatillas de sus mamás. Ni todas las chicas lesbianas arrasaban en los deportes de la escuela. La gran mayoría de los niños de las últimas tres décadas en algún momento de su infancia tuvimos un acercamiento con el mundo de los videojuegos. Es lógico pensar que gran parte de la comunidad LGBTTTI a nivel mundial, sea fanática de los videojuegos. Y era justo entonces que esta industria también abriera sus puertas a la diversidad y libertad sexual, que fuera incluyente. ¡¡Y parece que lo mejor aún está por venir!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here