animales homosexuales

¿Existe la homosexualidad en los animales?

El tema del comportamiento sexual en el Reino Animal es algo que durante mucho tiempo ha sido motivo de investigación, controversia e insomnio entre la comunidad científica. ¿Existen especies animales, además del hombre, que realmente lleguen a manifestar conductas homoeróticas?

Según una investigación de campo de la Universidad de California realizada en el año 2009, todas las especies del Reino Animal son potencialmente capaces de manifestar comportamientos homosexuales. Esto obviamente no quiere decir que sea una regla , pero la posibilidad existe.

Los mamíferos y las aves (que son los grupos de animales más evolucionados psíquicamente hablando después del hombre), son las especies que más resultados han arrojado a la hora de realizar los estudios. Las explicaciones científicas del porqué de estas conductas aún no se han determinado.

La especie que mayor cantidad de conductas homosexuales ha manifestado, después del hombre, es el chimpancé, particularmente la especie conocida como bonobo del África Central. Entre la especie a su vez, hay una tendencia mayor hacia la homosexualidad femenina. Los delfines también son famosos por formar parejas homosexuales. Al principio se creía que este comportamiento era común ante la escasez de hembras. Sin embargo, se han llegado a reportar casos de parejas masculinas de delfines que se han mantenido unidas toda la vida.

Los macacos japoneses han llamado la atención de expertos por una tendencia de las hembras de formar parejas homosexuales con relativa frecuencia. Las ovejas son también célebres por formar parejas homosexuales de larga duración. Los leones, los hurones, jirafas, bisontes, pandas, osos grizzly e incluso los elefantes son reconocidos también entre las especies de mamíferos que más han manifestado este tipo de conductas. Mención especial merecen las hienas pardas, famosas por su complicado régimen matriarcal y en el que es común la copulación entre las hembras (en una época incluso se llegó a pensar erróneamente que eran una especie autenticamente hermafrodita debido a la poca diferencia, a simple vista, de sus genitales masculinos y femeninos).

Sapos, caballitos de mar, erizos y algunas especies de moluscos también han destacado por presentar conductas homosexuales. Las aves son un caso muy particular. Algunos pájaros hembras de determinadas especies son famosos por tomar el rol de “madres solteras” y unirse a los machos únicamente con el fin de la procreación. Las susodichas pajaritas forman pareja con otras compañeras y juntas se hacen cargo del cuidado de los polluelos. No olvidemos tampoco a los cisnes, que incluso han sido tomados como una especie de símbolo de las expresiones de amor homoerótico.

Particularmente curioso resulta el caso de Stan y Olli, una pareja de pingüinos machos del zoológico de Berlín, Alemania, que terminaron convirtiéndose en una “sólida pareja”. Hoy en día, los simpáticos animalitos están ubicados en Hamburgo, donde comparten estanque con otros pingüinos que, al igual que ellos, formaron “parejas gay”. Sobra decir que las peculiares aves se han convertido en un símbolo de los derechos LGBT en el país.

Profundizar en el tema quizá sería objeto de horas, pero creo que determinadas circunstancias nos invitan a la reflexión. La naturaleza no se equivoca. ¿Podemos entonces acusar de ser anti natural a la homosexualidad? Pensemos en estos animales y meditemos un poco.

LECTURAS SUGERIDAS:

 *Massimo Fenati “Gus & Waldo” (Colección de varios volúmenes), 2006-2011, Orion Books. (sobre una simpática pareja de pingüinos antropomorfos gay).

 *Susan McCarthy “The Fabulous Kingdom of Gay Animals” (1999), Salon Archives.

¡Nos leemos la próxima semana! No olviden compartir en sus redes sociales, comentar y suscribirse al blog. 🙂

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

10

Sin Comentarios

¿Cómo ves?