diversidad sexual en telenovelas mexicanas. pareja gay en novela

Diversidad Sexual En Las Telenovelas Mexicanas. Un Poco De Historia

Es hora de admitirlo. Si naciste en México o en algún otro país de América Latina en la segunda mitad del siglo pasado, seguro has visto por lo menos algún melodrama de la televisión mexicana. Sobre todo si creciste entre las décadas de los 70’s y 90’s, que es considerada como la ‘Época de Oro de las telenovelas mexicanas’’.

En tu propia casa, en la casa de algún amigo o pariente y sobre todo en casa de tu abuelita, seguro te chutaste al menos un capítulo de Rosa salvaje o Cuna de lobos. Y no hay razón para sentir culpa. En esa época las opciones en cuanto a televisión eran muy limitadas en México. Las telenovelas eran reinas absolutas entre las audiencias. Algunas llegaron incluso a paralizar al país. Y no se les puede subestimar ni quitar el mérito. En esa época la mayoría de los melodramas contaban con un reparto de grandes actores. Es decir, las telenovelas estaban, en términos generales, muy bien actuadas.

La censura reinó en este género televisivo durante muchos años. Realmente fue apenas en los últimos veinte años que empezó a existir una apertura en cuanto a temas y situaciones. En los años 60’s ni siquiera se podían decir las palabras “embarazo” o “divorcio” en los melodramas. Sobra decir entonces que se pudiera hablar del tema de la diversidad sexual. Cuando se llegaba a mostrar a un personaje gay o lesbiana, estos generalmente iban cargados de estereotipos y clichés totalmente absurdos, haciéndoles parecer una burda caricatura.

Pero en la década de los 80’s existieron valientes producciones que se atrevieron a tocar el tema. En 1987, el escritor y dramaturgo Carlos Olmos escribió la telenovela Tal como somos, donde apareció por primera vez en las pantallas mexicanas una pareja lésbica interpretada por las actrices Alejandra Ávalos y Dolores Beristáin. Olmos era abiertamente homosexual, y formó una dupla con el productor Carlos Téllez, misma que fue responsable de sonados éxitos telenoveleros como Cuna de lobos (1986) y El extraño retorno de Diana Salazar (1988). En 1989, la telenovela Mi segunda madre se atrevió a presentar por primera vez a dos personajes homosexuales masculinos interpretados por los actores Fernando Ciangherotti y Roberto Palazuelos. Desde luego en dichas producciones nunca se planteó de forma abierta la sexualidad de los personajes, sino que más bien iba sugerida o implícita para las mentes más perspicaces.

A fines de la década de los 90’s comienza a existir mayor apertura ante el tema de la homosexualidad. Destacan los personajes interpretados por María Reneé Prudencio en Nada personal (1997), Fabián Robles en Tres mujeres (1999) y José María Yazpik  en La vida en el espejo (1999). Ya para la siguiente década, el presentar a personajes homosexuales reales, sin los clichés y caricaturas de antaño,  comenzó a volverse más habitual. Entre los actores que interpretaron personajes LGBTTTI destacan Francisco de la O en Lo que es el amor (2001), Frantz Cossío y Sergio García en Clase 406 (2002), Miguel Pizarro en Rubí (2004), Arturo Peniche en Alborada (2005), Jorge de Silva en Amar sin límites (2006), Manuel Landeta en Barrera de amor (2006), Ginny Hoffman y Manuel Ibáñez en Las tontas no van al cielo (2009) y Julián Gil y Marcelo Córdova en Sortilegio (2009) .

En la presente década, la galería de personajes del colectivo ha aumentado considerablemente en la pantalla. Destacan las actuaciones de Edgar Vivar en Para volver a amar (2010),  Mauricio Mejía y José Ron en Los exitosos Pérez (2010), Alberto Casanova y Jorge Luis Vázquez en Cielo rojo (2011), Diego de Erice y José Eduardo Derbez en Que pobres tan ricos (2013), Héctor Arredondo en Secretos de familia (2013) , Alejandro Tommasi en Hasta el fin del mundo (2014), Eddy Vilard en Antes muerta que Lichita (2015), Ricardo Margalef en Corazón que miente (2016) y más recientemente Andrés Zuno y Raul Coronado en Papá a toda madre (2017), entre algunos más.

¿Y que hay acerca de los actores y actrices transgénero o transexuales en las telenovelas? Pues aunque de forma más discreta, la televisión mexicana también les ha abierto las puertas. Así, vimos a Libertad Palomo actuar en Los Sánchez (2004) y a Alejandra Bogue en Amor de barrio (2015).

Hoy en día el género de la telenovela parece estar extinguiéndose en México. Un nuevo estilo de hacer melodramas, más similar al formato de la serie convencional, está marcando la pauta. Hoy en día (sobre todo en las narconovelas), se habla de drogas, crimen organizado y se plasman escenas de alto contenido erótico y de violencia, en un género que se jacta de ser “familiar”. ¿Llegara el día en que el público y la censura absurda no se escandalicen ante una manifestación de amor homoerótico? En 2011, la telenovela hispano-americana La reina del sur plasmó un beso lésbico entre Kate del Castillo y la actriz española Cristina Urgel. La escena fue censurada ridículamente en la televisión mexicana, en una telenovela donde se mostraban balazos y crímenes al por mayor. Esperemos que esta nueva era de la televisión mexicana nos permita, en un futuro no muy lejano, acabar con estos complejos absurdos y ¿por qué no? Nos presente una telenovela con protagonistas homosexuales.

Nos leemos la próxima semana. No dejen de suscribirse al blog, dejar sus comentarios y compartir en sus redes!!!!

¡ESTAMOS POR INAUGURAR NUESTRA TIENDA ONLINE DE ZAPATOS Y TENIS!

¡HAZ CLIC EN LA IMAGEN y suscríbete para recibir descuentos de inauguración! 

zapato, calzado mexicano para hombre. salvador nunez footwear

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

2

Sin Comentarios

¿Cómo ves?