¿Cuesta de Enero o Enero Cuesta? Upsss !!!!!!!!!!!!!!!!

Feliz de compartir este artículo de la Dra. Horte Chanes  @HorteChanes , una de las colaboradoras que formarán parte del #TeamSalvadorNunez
¡En un par de semanas crecerá este blog y los sorprenderá con sus contenidos!

¿Cuesta de Enero o Enero Cuesta? Upsss !!!!!!!!!!!!!!!!

Iniciamos 2015, atrás quedo 2014 con su Buen Fin, Navidad, Año Nuevo, Santa Claus,  los Reyes y la Rosca. Que tal las “compritas”, tarjetita por aquí, tarjetita por allá. Nos “consentimos” de lo lindo, y no sólo a nosotros, a toda la familia, amigos y a veces hasta los no amigos (lo que coloquialmente se conoce como “quedar bien” jajaja), con eso de compre ahora y pague después.

Ya no nos alcanzó el aguinaldo, los vales valieron jaja. Las tarjetas al tope y apenas comenzamos el año, pfff. Se preguntarán ¿qué tiene que ver esto con la salud mental?  pues nada más y nada menos que ANSIEDAD, ANGUSTIA, PANICO y ESTRÉS, consecuencia de los problemas financieros generados por la falta de control en los gastos durante noviembre y diciembre. ¿Qué tal? No me digan que nunca han estado en esta situación, porque no les voy a creer, todos en algún momento de nuestra vida hemos caído en la tentación y ZAZ, comenzamos con problemas físicos y mentales causados por los excesos anteriormente mencionados, jajaja.

Desafortunadamente los problemas financieros afectan nuestra salud física y mental, así que hay que hacer un alto y buscar soluciones antes de que el daño sea mayor y la situación financiera escape de nuestro control. Así que manos a la obra, primero conservar la calma, afortunadamente la ansiedad, angustia, pánico y estrés puede ser temporal si tomamos las medidas pertinentes.

1. Tratar de conservar la calma

2. Hacer una lista de prioridades (si olvidar que primero son los gastos corrientes; renta, mantenimiento, agua, luz, teléfono, comida, transporte)

3. Hacer una lista de tus deudas

4. Organizar tu presupuesto de manera que cubras los gastos corrientes y tus deudas

5. Si de casualidad vas a un centro comercial, NO COMPRES NADA, si por casualidad vas a un centro comercial. Antes de que la tentación haga de las suyas, piensa; lo necesito o lo quiero??? Cuando estás en este dilema afortunadamente no compras nada. Y te recomiendo que no lo hagas pues en el momento que lo haces no pasa nada pero al llegar a casa la culpa va a incrementar la ansiedad, la angustia, el pánico y/o el estrés. Y si aún sigues con ANSIEDAD, ANGUSTIA, PÁNICO y/o ESTRÉS, tal vez sea necesaria ayuda extra. Así que tú decides.

¿CUESTA DE ENERO O ENERO TE CUESTA?

No olvides seguirnos en Facebook y en Twitter!

Sin Comentarios

¿Cómo ves?