5 Conductas Que Hacen Homofóbicos A Algunos Gays

16
886
homofobia entre los gays

El otro día platicaba en el gimnasio, de caminadora a caminadora, con una amigo del club de los #TONES (30-tones, 40-tones,…) y me decía, “tengo 9 años sin pareja”. “Los chavitos de hoy están muy mujeres, muy afeminados”. Me quedé pensando…. Efectivamente las generaciones van cambiando, el mundo va cambiando y las personas reaccionamos ante eso o lo provocamos quizás.

Hoy que hay mayor libertad, que se promueve mucho más el respeto y la inclusión que en mis tiempos de adolescente, sí, muchos chavitos gays tienden a se más afeminado. Pero… ¿Y eso qué? La pregunta es: ¿Será que son menos reprimidos y están más liberados que nosotros los #TONES o simplemente hay nuevas formas de expresión hoy en día?

Los tiempos cambian, la cultura cambia, todo es relativo. Si no queremos hacernos viejos debemos dejar de juzgarlo todo, soltar nuestras resistencias y simplemente disfrutar cada etapa en nuestra vida y nuestro mundo. Si todos somos el resultado de nuestra educación, educación y prejuicios, entonces todo tiene remedio. La libertad consiste en estar siempre abierto al cambio, en ser quien uno es y en permitir ser a los demás. 

Me topé con este post y obviamente quise compartirlo.

Uno de los temas más recurrentes tanto en charlas con amigos como en redes sociales es cómo los homosexuales solemos practicar actos de discriminación entre nosotros, ya sea de forma deliberada o inconsciente.

Entre broma y broma dejamos ver que aunque seamos parte de una minoría que ha sido objeto de segregación, nosotros  hacemos lo mismo con la gente de nuestra “comunidad”.

¿Por qué? Finalmente estamos insertos en una sociedad donde el machismo y la misoginia son no sólo comunes sino vistas como conductas deseables: desde pequeños—e incluso al interior de la familia— nos enseñan que los niños no lloran, que el rosa es de niñas y que mostrar cualquier rasgo de debilidad nos vuelve “femeninos” y por consiguiente, inferiores. Aunque seamos gays, nos crían con el chip de que debemos ser bien machines y cuando crecemos, arrastramos una bola de juicios y prejuicios difíciles de erradicar.
¿Crees que por ser gay no puedes ser homofóbico?
Aquí te van cinco maneras en que a los gays se nos sale gacho esta conducta. Tú dirás si no es cierto.

1. ‘Eres una pasiva’
Recordemos que según se nos ha educado, entre más un hombre se parezca a una mujer, menos valor tendrá. Luego entonces, un pasivo, está en los peldaños más bajos de la cadena alimenticia gay. Homosexuales comiendo a pedazos a otros homosexuales. Pasiva, jotita, chusca, pájara y demás adjetivos funcionan como genéricos intercambiables y son los insultos preferidos por aquéllos que ven en lo femenino algo digno de burla. Aunque claro, muchas veces estos mismos términos se usan para comadrear entre amigos y entonces son como balas de salva. Es entonces cuando se pone espinoso el asunto: ¿hasta dónde se vale bromear con estas palabras que pueden resultar altamente discriminatorias? A veces no está fácil distinguir la frontera entre el chiste y el insulto.

homo21

2. ‘Ya no hay activos’
Esta sería una extensión o reverso del punto anterior. Un activo, chacal, mayate, suele verse como objeto de deseo dentro de la comunidad gay. Entre menos “se le note” y más se asemeje a un macho alfa espalda plateada pelo en pecho semental pura sangre, más será asediado y visto como un codiciado manjar. No por nada, muchos heteros y gays siguen diciendo “no se te nota” como una especie de halago. Basta con abrir una revista dedicada al segmento arcoíris para notar que la mayoría de los modelos son hipermasculinizados, ultramarcados, sin rasgos que puedan mostrar feminidad. Entre más machotes mejor, pues. Así como hay mujeres que suelen decir que “ya no hay caballeros”, en la comunidad suele existir el lamento de que “ya no hay activos”, como si fuera una cualidad deseable en vías de extinción. ¿Por qué sobrevaloramos tanto la masculinidad tradicional? 

homo3

3. ‘Hay que ser discretos’
Muchas personas heterosexuales argumentan que aceptan a los gays, siempre y cuando no sean “descarados” o “exhibicionistas”. Es decir: está bien que seas gay, siempre y cuando no lo parezcas y lleves a cabo tus prácticas en lo oscurito, ahí donde no incomodes. Lamentablemente, este parecer no se limita al mundo hetero.

Muchos homosexuales dicen cosas como “yo vivo mi preferencia sexual en mi cama, no tengo que andarlo gritando”. No, a ver. Sí, tampoco se trata de que a cuanto extraño se te ponga en el camino le digas “oye, soy gay, ¿eh?” pero ¿y si se te antoja tomar de la mano a tu chico, darle un beso o simplemente hablar o vestirte como se te dé la gana?¿Le pedirías a un gato que no maúlle para que no se le note su naturaleza felina?¡¿Entonces?!

homo7

4. ‘A mí me gustan los hombres, no los intentos de mujeres’
Una de las cosas que muchos dicen es que a ellos les gusta andar con hombres, que si quisieran andar con una mujer andarían con una de verdad y no con una imitación. No se trata de que a todo el mundo le gusten las mismas cosas: a algunos les gustan los atléticos, a otros los gorditos, a unos los maduros y a otros los chavitos, a unos les gustan con actitud de machín y a otros eso les importa un carajo. El que de repente se te salga una frase jugando o una pose “amanerada” no significa que seas un intento de mujer.  Pa’ pronto: hasta los heteros jotean a veces.

homo6

5. ‘Yo no voy a las marchas, eso es puro exhibicionismo’
Muchos tienen razón en no sentirse identificados con lo que en los medios se retrata de las llamadas “marchas del orgullo”, sobre todo cuando ven a hombres travestidos, a otros semi o desnudos o cuando van por la calle consumiendo alcohol. Sin embargo, las marchas son mucho más que eso. Si bien hay gente que en el “Gay Pride” encuentra un día para echar fiesta —y no hay nada de malo en ello, que conste— en las marchas también hay colectivos de personas que van como en el día a día, exigiendo derechos que nos son inherentes y no tendríamos ni siquiera por los cuales estar peleando. Por lo demás, hay que recordar que los primeros que tuvieron los huevos de salir a marchar hace décadas fueron precisamente hombres empelucados y entaconados.  Fue gracias a su “exhibicionismo”  y sus “desfiguros” que hoy gozamos de muchos derechos que en otros momentos serían impensables.

homo5

Sí, muchos de nosotros hemos arrastrado alguna (o varias) de estas conductas, pero nunca es demasiado tarde para reflexionar sobre el tema.

Fuente: Chulango.com

¡Comparte este artículo en tus redes sociales y suscríbete al blog! 😉


¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


16 COMENTARIOS

  1. Tan duro es el asunto que por lo menos aquí en US se conoce de la fama de los mexicanos por tomar mucho en cuenta no querer ser pasivos, creí que en el DF era menor el asunto, yo salí corriendo de México porque la última ciudad donde vivo había una gay homofobia impresionante (Monterrey) alguna vez me bajaron $500 pesos por besar a mi ligue en fundidora, la segunda vez que intentaron levantarnos estábamos cerca de un poste con cámara de seguridad y cómo pude logre defender mis derechos.

    Gracias por competir este artículo!

    • Muy cierto esta, que dentro la misma comunidad no sé de a respetar; las diferentes personalidades, ya que para comenzar SI EXIGIDOS RESPETO, DEMOS RESPECTO ANTE LA SOCIEDAD EN GENERAL; por qué suele pasar que en ocasiones, el Gay ofenden a las mujeres hetero, haciéndose pasar mejores que ellas, cuando en realidad no lo es así.
      Sin embargo coincido con los aspectos fundados en el artículo de Salvador Núñez, de igual forma le agradezco la iniciativa de haber realizado este contenido.

  2. Seguimos siendo intolerantes a quienes pecan diferente a nosotros. ¡No se vale!
    El día en que ser gay no nos avergüence, ese día dejaremos criticar a todos los que se salgan de nuestro molde.

  3. Es bueno, que halla diversidad de gustos y genero. Esto nos da oportunidad de elegir el camino mas. Correcto que nos plasca, gracias a esta diversidad. Tenemos el menu de eleccion.

  4. En el momento en que encuentras la paz dentro de ti, y te amas sinceramente como eres, en ese momento la crítica, el prejuicio y el interés en sostener conflictos con las personas desaparecen. ¿Qué hace falta? Quererse a sí mismo. No hace falta insistir en la eliminación del machismo o de la misoginia, únicamente en el amor propio; una vez que se es consciente de él, se transmite a la gente y ésta lo percibe.
    El que se ame a sí mismo con locura me entenderá, mientras que el que de plano no se atreva ni a verse en el espejo obviamente va a juzgar a los demás con la vara que él o ella se mida (y puede ser sumamente cruel).

  5. todos somos libres de llevar nuestra homosexualidad como mejor nos plazca pero tambien todos tenemos derecho de elegir o que nos guste un tipo determiando de gay con ciertas carásterísticas o cualidades y por eso no discriminamos a otros tipos de gays sólo son gustos, en mi caso me gustan los chicos varoniles, yo soy varonil pero por eso no voy a discrimar a niños afeminados, drag queens, travestis o transexuales, no, al contarrio son mis amigos me llevo bien con ellos.

  6. La libertad de elegir no debe ser manchada como homofobia. Además, yo creo que si una pose de vez en cuando o de repente, o incluso hablar un poco más agudo, no te hace jota, pero si hay muchos que quieren ser mujeres se visten con ropa de mujer, hablan demasiado escandalosos y entre ellos se llaman con pronombres femeninos, yo pienso que eso no es normal y es una forma de llamar la atención a su sexualidad que no es saludable, y en algunos si puede ser una fase pero la neta es que si soy gay es porque me gustan los hombres no las mujeres es una preferencia y es totalmente aceptable. Y creo que pensar esto es decir la realidad, no ser homofobico.

  7. Gracias Salvador por este tipo de post, soy un 40ton y tristemente acepto que muchas de esas actitudes y frases las he usado, sin embargo justo hace un par de días, platicaba con alguien lo mal que es tratan de pasivo a alguien como si fuera inferior, no por lo pasivo, sino por la misoginia que conlleva. Ojala cambiemos y veamos que primero hay que aceptarnos a nosotros mismos, a nuestros semejantes antes de esperar que quienes no son iguales lo hagan. Abrazo.

  8. Muy cierto y triste. Como parte de una (no me gusta la palabra) “minoria” recibimos ataques externos que podemos resistir, un ataque interno es peor. No hay peor derrota para un grupo que la autodestruccion.

  9. Ojala que muchos compartamos este mensaje en nuestros muros!
    Constantemente he escuchado la frase “yo soy de amplio criterio”. Para mi, ser de amplio criterio, significa aceptar, no necesariamente entender, solo aceptar. La diversidad ocurre en todo el universo, y es en la diversidad donde, de forma individual, cada uno podemos encontrar lo que nos gusta, pero el gusto es individual, personal. Por esa razón creo que es necesario entonces aceptar la diversidad porque en ella todos tendremos opciones para ser felices.
    Muchas gracias Salvador, por este y todos tus textos.

  10. son temas medios complicados por que ya hay mucho liveralismo, no saben donde parar, van mas alla de los limites, se vuelve livertinaje, creo que los tones mantenemos mucho la discrecion y somos mas de la idea de cada cosa en su lugar, mientas que los chavitos son mas liveralistas el ser fem es como una moda y entre ellos se llevan de esa forma ( jotita, pasiva, etc.) pero esto ya no hay quien lo pare esperemos y esto no se descongrole y vivamos en una armonica e igualdad para todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Blogger-Vologger, comunicador y emprendedor que se ha convertido en un referente de la comunidad LGBT en México y Latinoamérica por crear y compartir a través de su blog.