10 Tips Para Una Maleta Perfecta De Fin De Semana

Y apropósito de que la temporada de verano nos invita a querer a tomar siempre unas vacaciones y muchas veces estas no coinciden con la temporada o con la fecha que queremos…

¿Por qué esperar por ellas?

Las escapadas de fin de semana son esos idílicos viajes fugaces que preparas con ilusión y ansías realizar durante toda la semana que sufres en la oficina. Cuando por fin llega el viernes, vuelves a casa con la emoción de irte de viaje, descansar y olvidarte del estrés de la semana. Les cuento que aproveché el fin de semana que pasó para poder tomarnos un merecido descanso junto a ese alguien que para mi es especial.  Pero antes de partir hay que pasar por una última y muy dura prueba (para algunos), un ”trauma” que no muchos superan: hacer la maleta.

¿Qué meter¿, ¿qué no?, ¿qué tamaño elegir? (me refiero a las maletas). ¿Hará frío? ¿Y si hace calor? Dudas comunes que terminan por convertirse en un total dolor de cabeza, y que no deberían ir más allá de los quince minutos que nos supondrá cerrar el equipaje. Toma nota de estos 10 sencillos tips que te doy a continuación.

1. Hacer una lista de lo necesario.
No confíes ciegamente en tu memoria de elefante. Ten a mano una libreta y ve apuntando todas las pequeñas cosas imprescindibles: el teléfono móvil, el cargador, los billetes (avión o bus), el dinero, tarjetas de crédito pastillas para el dolor de cabeza, preservativos, lubricante…

2. Controla el tamaño de tu maleta
Cuanto más espacio haya, más cosas meteremos, es un hecho. Prioriza y no te excedas en el tamaño, estarás fuera dos días, no dos meses. Si viajas en avión y el objetivo es no facturar, la cosa se complica. Vigila las medidas especificadas en las condiciones de vuelo de cada compañía aérea.

3. El blanco es el aliado
Para las partes de arriba, el blanco es el color infalible, va bien con todo y no tendrás que pensar en combinar la camisa con el pantalón o los zapatos. Un par de camisetas y una camisa serán suficientes.

4. Dale otro aire
El blanco es la base, al ser fácil de combinar, podemos meterle un jersey o un cárdigan de cualquier color. Elige dos prendas de punto en colores diferentes y una americana azul marino para poner en tu maleta. La clave está en vestir por capas y así adaptar nuestro outfit según la temperatura del destino.

5. Los jeans que nunca fallan
Los jeans son la prenda comodín. Según los mezcles con el resto de prendas podemos conseguir un look más casual o más arreglado. La opción es uno oscuro y otro claro para tener posibilidad de combinaciones. Para ahorrar espacio, lleva uno puesto durante el viaje y otro en el equipaje.

6. Calzado versátil
Se realista: no necesitas un zapatero completo para tu escapada de fin de semana. Durante el viaje, calza unas zapatillas deportivas casual y, en la maleta, pon unos zapatos sport que puedas ponerte en cualquier ocasión: unos mocasines corinto o unos brogue de ante y suela de goma, por ejemplo.

7. El neceser
Los imprescindibles son: champú, gel, desodorante, cepillo y pasta de dientes, crema hidratante, protector solar, un peine y perfume. Todo en tamaño mini, menos de 100 ml. Convéncete, no necesitas nada más.


* Nota: de no usar barba, aféitate antes de salir de viaje y deja la espuma y la cuchilla en casa, ahorrarás espacio.

8. Meter todo en la maleta
Una vez que tengas todo listo, llega la temible tarea de encajar todo en la maleta o la bolsa elegida, tenemos dos opciones:

a) La maleta
En una de las mitades, pon la ropa interior al fondo, no importara si se arruga; encima, el pantalón, seguido de los jerseys, las camisetas y la camisa. Por último, dale la vuelta a tu americana, colócala encima de toda la ropa y mete los sobrantes con cuidado hacia dentro.

En la otra mitad, pondremos los zapatos (metidos en una bolsa de fieltro para no manchar el resto de objetos que los acompañan), el neceser y la cámara de fotos, el cargador del móvil, etc… si así nos lo exigen en el transporte que hayamos escogido.

b) El bolso de viaje
Coloca en el fondo los zapatos y la ropa interior como base. Después, comienza a introducir toda la ropa en el mismo orden que el indicado en la maleta, será la forma más fácil para que no se arrugue. Por último, busca un espacio para el neceser y la cámara de fotos. ¡No olvides tu Slefie Sitck si eres Instagram Freak!

9. Priorizar espacio 
En muchas ocasiones, hay varias prendas que podemos utilizar varios días y, para ahorrar espacio en la maleta, podemos llevar puestas sin problemas durante el viaje. Por ejemplo: una gabardina y un fular en tonos neutros, por si el tiempo no acompaña, un cinturón básico de cuero o un reloj de pulsera.

10. Los imprescindibles
Hazte con una pequeña carpeta compartimentada para viajes. En ella podrás llevar los documentos de identificación, los billetes, el dinero, el teléfono móvil…, los artilugios estrictamente imprescindibles para usar durante el trayecto.

Espero que te funcionen estos 10 tips. Si crees que algo sobró o faltó, ayúdanos a complementar el artículo en los comentarios. 😉

4

Sin Comentarios

¿Cómo ves?