¿Cómo Sobrevivir La Cuesta De Enero Emocional, Física Y Económica?

0
230
como sobrevivir la cuesta de enero emocional, fisica y economica

La cuesta de Enero no solo es económica, también existe un desajuste emocional que vivimos durante esta época y pocos lo sabemos. Resulta que durante todas las fiestas de diciembre estamos expuestos a un carrusel de emociones que se genera en parte por toda la felicidad, nostalgia e incluso euforia  a la que nos enfrentamos en ocasiones sin desearlo,  pues el mismo medio en el que nos desenvolvemos pareciera estar diseñado alrededor de estas emociones y por tanto es inevitable que después  nos llegue una especie de resaca o vacío emocional, además de esto, también está la parte económica y social que el inicio de año puede representar para cada uno de nosotros.

Iniciar un año puede no siempre ser visto como algo positivo,  existe una presión social que nos exige imponernos metas y nuevas actividades a las que tal vez no podremos acostumbrarnos o incluso gustarnos, pero terminamos haciéndolo por una costumbre inconsciente del medio que nos rodea y esto indudablemente provocará un  sentimiento de fracaso y depresión posterior, recuerda que toda actividad que no hacemos 100% por gusto  y convicción se convertirá después en una carga emocional más en nuestra vida. Esto aunado a los gastos que normalmente hacemos durante  estos meses nos hace iniciar nuestro año llenos de deudas, con miles de remordimientos y mucho sentimiento de culpa. Otro punto importante que nos afecta emocionalmente son los cambios físicos, sí después de toda la comida que ingerimos seguramente ganaremos algunos kilos, lo cual también provocará culpa, depresión, fracaso y mucha frustración. Por lo que puedes ver, es mucho a lo que nos enfrentamos emocionalmente en esta época y todo puede parecer simple y común, pero en realidad es  mucho el estrés emocional con el que en generalmente iniciamos cada año.

Aquí algunos tips para poder superar la cuesta de Enero emocional, económica y físicamente.

No te culpes, de nada te sirve sentir arrepentimiento o castigarte emocionalmente por lo que ya gastaste, comiste, hiciste o no hiciste durante las fiestas. En lo económico, elabora un plan de ahorros en el que puedas reducir tus gastos sin sentirte presionado por cumplir tus pagos y responsabilidades. En lo emocional, intenta pensar que viviste momentos únicos con tu familia y amigos y que seguramente lo volverás a vivir el siguiente año. En lo físico, comienza por cambiar tus hábitos alimenticios o en todo caso regresa a los hábitos saludables sin sentir culpa o remordimiento, recuerda que así como subiste esos kilos también los puedes bajar, todo es cuestión de compromiso, disciplina y mucha paciencia.

Se realista, se honesto contigo y tus metas de año nuevo, es decir una persona que nunca ha tenido el hábito de hacer ejercicio tendrá que hacerlo poco a poco, si no lo único que sucederá es que al cabo de un tiempo se hartará  terminara dejándolo y por lo tanto sintiéndose culpable y deprimido.

Mantener una actitud positiva , recuerda que el inicio de año es solo un cambio en el calendario y  una oportunidad más para iniciar nuevos proyectos y metas pero también  lo es  el resto del año, en cualquier momento puedes iniciar  y cumplir tus metas poco a poco no es necesario comenzar todas al mismo tiempo.

Frecuenta todo el año a tu familia y amigos, no solo durante las fiestas, usa el  teléfono o video llamada y programa algún viaje a medio año si es que vives lejos de ellos, si estas cerca procura que una de tus metas sea verlos por lo menos una vez al mes. Esto te ayudará a sentirte menos deprimido pues  esta comprobado que la gente que frecuenta a sus seres más significativos viven menos estresados y mucho más felices,  recuerda nada con exceso y todo con medida.

Celebra tus éxitos, es importante que cada que cumplas una de tus metas tengas un refuerzo positivo, date un pequeño gusto o regalo cada que sientas satisfacción por los logros y éxitos durante todo tu año.

Mantente generoso, no solo en la época de fiestas, se dadivoso emocional y económicamente con tu entorno durante todo el año y a medida de tus posibilidades, sin forzarte ni sentirte presionado, esto siempre  generará un sentimiento muy  satisfactorio que es infalible para combatir la depresión y el estrés.

Iniciar el año con un cambio  de actitud en la perspectiva de nuestro mundo siempre ayuda, recuerda que la manera en la que decidimos vivir nuestras vidas es lo que determina nuestra felicidad, todo es cuestión de percepción y confianza, piensa que te toma el mismo esfuerzo vivir tu entorno de manera positiva que negativa y la primera genera muchas más satisfacciones.

Si te gustó el artículo ayúdame a compartirlo en tus redes sociales y sígueme en las mías @toto_bayod, ¡Hasta la próxima!

 

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Estudié psicología, administración de empresas, habilidades gerenciales, coordinación de moda y escaparatismo. Trabajé como diseñador de interiores aproximadamente un año hasta que se me presentó la oportunidad de escribir y presentar mi primera conferencia. Tengo un año dando conferencias a empresas sobre formación de equipos de trabajo, motivación y superación personal a empleados. Soy terapeuta y me encanta la moda.