¿Existe La Dependencia Sana En Una Relación De Pareja?

1
965
dependencia en pareja gay

¿Qué tan sana puede ser la dependencia en una relación de pareja?

Es muy común que en terapia me encuentre con parejas que cuando cuestiono los motivos por los que están juntos no sepan qué contestar; existe una gran diferencia entre ser dependiente a tu pareja y estar enamorado. Si bien muchos de nosotros buscamos relaciones no solo por amor, también por factores sociales que creemos que debemos cumplir, por ejemplo; casarte a cierta edad,  el simple hecho de ser soltero dentro de nuestra sociedad puede ser motivo de señalamientos o críticas, esto nos puede llevar a buscar relaciones solo por llenar vacíos sociales y no nuestras propias necesidades o gustos.

Si bien dentro de una relación debemos recordar que quienes la forman siguen siendo individuos independientes, también existe la teoría de que demasiada independencia puede llevarte a no crear lazos afectivos y compromisos con tu pareja. Como dice el dicho, “ni tanto que queme al salto, ni tanto que no o alumbre” es importante que crear una dependencia sana dentro de nuestra relación, pero, ¿existe la dependencia sana?

El ser humano es social por naturaleza y la independencia en exceso puede llevarnos a crear un patrón de vínculos disfuncionales, esta dependencia sana se presenta cuando como individuos somos capaces de controlar y administrar adecuadamente nuestras emociones y la de los demás, sintiéndonos en completa comodidad y creando empatía y confianza con los otros. Para que entendamos mejor, una persona independiente al 100 es incapaz de sentirse cómoda en la intimidad con otros y necesitan una gran cantidad de autorregulación, por otro lado, una persona dependiente al 100 sentirá satisfacción dentro de la intimidad pero no de manera autónoma y esto puede generar una necesidad de confusión con la otra persona.

¿Cómo saber si tenemos una relación sana?

Lo primero que debemos revisar al estar en pareja o simplemente relacionarnos con los demás es nuestro autoestima, entendamos que si no estamos bien con nosotros mismos no estaremos bien con nadie, comprender que el bienestar depende siempre de uno y no de tu pareja o de los demás. Al depositar tu bienestar en los otros no estas regulando tus propias emociones, y por tanto, estas depositando la responsabilidad en algo externo y ajeno a ti. Esto es común que se utilice como mecanismo de defensa, nos ayuda a no enfrentar nuestra responsabilidad y el hecho de que hemos fallado al cuidar de nosotros mismos.

Es importante conocer también cuáles son nuestras necesidades y las de nuestra pareja, solo así podremos satisfacer y sentirnos satisfechos. Recordemos que las bases de cualquier relación deben ser la comunicación y la confianza, si no te sientes libre de hablar con tu pareja sobre tus propias necesidades, no podrás identificar o saber cuáles son las de él o ella. Otra manera de identificar si estamos en una relación sana, es preguntándonos si dentro de esta existe respeto e igualdad, estas son dos herramientas con las que debes trabajar todos los días en tu relación. Respeto para cumplir acuerdos, respeto a ti y por tanto a tu relación y tu pareja. Igualdad para opinar, sentir y satisfacer nuestras necesidades. Alguien que no se siente escuchado en una relación es imposible que se sienta feliz.

Recuerda que al terminar una relación no sana por lo general sentirás que aun tienes necesidad de estar con esa persona, pero no necesariamente es amor, también nos volvemos adictos a las emociones que causan los problemas y los pleitos, hay quien incluso genera polémica buscando  la satisfacción que produce una reconciliación. Existen parejas que prefieren no tener individualidad y ser 100% dependientes por el simple hecho de evitar estar solos y socialmente no sentirse juzgados o criticados.

Recuerda siempre que las relaciones humanas son como una despresurización de la cabina de un avión, cuando las mascaras de oxígeno caen debes tomar primero la tuya para poder ayudar a los demás, de otra manera te asfixias tú y no salvas a nadie. Y como siempre les digo, si sientes que necesitas ayuda ¡pídela! Acércate a un terapeuta de confianza y no permitas que tu relación se destruya, todo tiene solución, incluso si es separación.

Si te gustó mi artículo compártelo en tus redes sociales y sígueme en las mías @toto_bayod;  ¡Hasta la próxima!

 

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Estudié psicología, administración de empresas, habilidades gerenciales, coordinación de moda y escaparatismo. Trabajé como diseñador de interiores aproximadamente un año hasta que se me presentó la oportunidad de escribir y presentar mi primera conferencia. Tengo un año dando conferencias a empresas sobre formación de equipos de trabajo, motivación y superación personal a empleados. Soy terapeuta y me encanta la moda.