¿Eres Obsesivo? Diferencia Entre Preocupación Y Obsesión

2
1786

En algún momento de nuestra vida a todos nos habrá pasado tener que lidiar con alguna idea o pensamientos recurrentes que por lo general nos generan angustia (también son conocidas como preocupaciones), pero alguna vez te has preguntado ¿tienes pensamientos obsesivos? Muchos responderán que sí, algunos que no, pero la realidad es que no sabemos diferenciar una simple preocupación de una verdadera obsesión.

Las obsesiones o pensamientos obsesivos son aquellas dinámicas de pensamiento en las que una persona se aferra a una idea fija, y que por lo general generan mucho temor o angustia, es importante mencionar que para poder catalogar un pensamiento como obsesivo debe cumplir con al menos dos características principales;

personal obsesiva, hombre obsesivo

Las ideas deben ser repetitivas y recurrentes, por lo general un solo pensamiento evita que la persona pueda desarrollar sus actividades de manera habitual, son pensamientos e ideas que no te abandonan por un segundo y por tanto, no permiten que las personas se desenvuelvan de manera funcional.

  • Surgen de manera involuntaria y son incontrolables, uno de los errores más comunes que cometemos al tener que lidiar con personas que sufren de trastornos obsesivos es pedirles que se calmen o controlen, las personas que sufren obsesión, no pueden controlar estos pensamientos y por tanto la angustia o pánico que generan. Por ejemplo, una persona debe accionar el apagador de la luz equis numero de veces antes de salir de su casa, cree que al no hacerlo algo fatídico le sucederá en el camino.

También es cierto, una preocupación se puede convertir en un pensamiento obsesivo y ésta a su vez se puede convertir en una patología. A diferencia de una simple preocupación, las obsesiones se manifiestan con mayor intensidad y duración, en otras palabras la diferencia está en que a las personas obsesivas una sola idea  paraliza su vida y entorno, no pueden pensar en otra cosa que no sean  ideas que generen más angustia y ansiedad, y por lo general éstos pensamientos terminan generando actos compulsivos destinados a reducir la ansiedad. A esto también se le conoce como TOC o trastorno obsesivo-compulsivo. De alguna manera los obsesivos se vuelven adictos de manera inconsciente a las sensaciones y emociones que se producen durante y después de un ataque de angustia.

Como siempre digo, todo está en la intensidad con la que pienses en algo, en ocasiones debemos aprender a dejar que las cosas simplemente sucedan si tienen que suceder, normalmente las personas obsesivas son personas controladoras y el simple hecho de pensar en perder el control bajo cualquier situación les genera angustia o temor. Aprender a confiar en los instintos no necesariamente implica dejarse llevar por ellos, aprende a que existen situaciones que no podemos controlar y otras que sí como tus pensamientos y las emociones que éstos generan.

 

¿Te ubicas de alguna de estas formas?

Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales, pero sobre todo, reflexiónalo. =)

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


2 COMENTARIOS

  1. Yo acabo de darme cuenta q he sido la mayor pare de mi vida una obsesa empedernida… cómo me arreglo? Fui vigorexica, bulimica, tenía obsesión por el orden y la limpieza y de pequeña me aterraba pisar las líneas de la banqueta o cualquier división en el piso todas las he ido dejando de a poco pero no sabía que eran trastornos obsesivos me pueden ayudar?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Estudié psicología, administración de empresas, habilidades gerenciales, coordinación de moda y escaparatismo. Trabajé como diseñador de interiores aproximadamente un año hasta que se me presentó la oportunidad de escribir y presentar mi primera conferencia. Tengo un año dando conferencias a empresas sobre formación de equipos de trabajo, motivación y superación personal a empleados. Soy terapeuta y me encanta la moda.