Crisis de la Edad, ¿Qué son? ¿Por qué nos afectan y cómo combatirlas?

0
2046
crisis de la edad, treintones, cuarentones, cincuentones

La mayoría que hemos rebasado los treinta, los TONES (30TONES, 40-TONES, …) probablemente hemos afrontado al menos una crisis ocasionada por la edad, y es que estas también tienen muchas cosas positivas, incluso nos pueden ayudar a ser más felices.

Primero definamos que crisis es sinónimo de crecimiento, siempre que se  le vea como la oportunidad de reconstruir y reafianzar ciertos aspectos en nuestra vida y nuestras emociones.

Cuando terminamos nuestra primera veintena de años, hasta ese momento no se nos exige más que estudiar y son pocas las obligaciones y responsabilidades que tenemos, al llegar a los treinta  existen diversas presiones o expectativas impuestas por la sociedad que inconscientemente crees que deseas alcanzar y al afrontar que aún no cumples con la mayoría de estas, es probable que entres en crisis, pero ojo, esta crisis es causada por un detonante social, la mayoría de las veces se generan al intentar cumplir presiones externas y que no tienen nada que ver contigo ni con tus expectativas de vida y felicidad.

Por lo general, las crisis de la edad se presentan cada 10 años, al cumplir 30, 40, 50, etc.

crisis de la edad, treintones, cuarentones, cincuentones

Aquí algunos puntos para tomar en cuenta al afrontar una crisis de la edad:

  1. Elimina la presión por cumplir años; ciertamente la edad es sólo un número, pero la sociedad se empeña en hacernos cargar con “mochilas” que no nos corresponden al cumplir cierta edad, ej.; a “equis” edad debes estar casado, ya deberías vivir solo, incluso nos ponen edades para perder la virginidad, etc. Si eliminamos la presión por cumplir años y nos enfocamos en acumular experiencias de vida nos daremos cuenta que no es necesario cumplir las expectativas de nadie antes que las propias, enseñemos a nuestros hijos que nadie tiene el poder de presionarte a cumplir deseos ajenos, incluso nuestros padres,  que solo debemos preocuparnos por establecer metas claras que vayan de acuerdo a nuestro estilo de vida deseado y sobre todo a nuestra realidad.
  2. Desmitifica el hecho de no querer descendencia o vivir solo; en ocasiones entre más años cumplimos más nos forzamos por poseer ciertos bienes materiales, cuando en realidad deberíamos enfocarnos en entender que existen muchos estilos de vida alternativos que pueden encajar perfecto con la personalidad y realidad de algunas personas, por ejemplo; exigir constantemente que las mujeres a cierta edad se conviertan en madres. Este mito puede perturbar a muchas de ellas que se ven entre la espada y la pared. Tal vez no desean tener hijos, pero la sociedad les está constantemente recordando que ya tienen una edad en la que no pueden demorarse mucho más.
  3. Asume responsabilidades; asumir responsabilidades no implica que estas nos provoquen nerviosismo o ansiedad, el hecho de crecer y madurar generalmente nos lleva a asumir ciertas responsabilidades con nosotros mismos, como el autocuidado, asumir que la integridad propia esta bajo nuestro cargo y es nuestra responsabilidad aprender a cuidar primero de nosotros para después poder cuidar de los demás.
  4. Haz inventario de las cosas buenas; valora y agradece todo lo que sí tienes, deja de enfocarte en lo que aun no has conseguido, estos pensamientos en lugar de alentarte, te frenan y te pueden generar grandes niveles de estrés. Recuerda que la sociedad falsamente nos hace sentir bien solo cuando alcanzamos ciertos bienes materiales, ojo la mayoría de personas que viven felices gastan su dinero viajando, teniendo experiencias únicas, conociendo nuevos lugares, disfrutando de las pequeñas cosas de cada día, no comprando ropa y bienes materiales.
  5. Trabaja el desapego, en toda crisis de la edad existe una resistencia a los procesos de duelo (proceso emocional y psicológico que se vive después de una perdida), es importante aprender a lidiar con que a partir de los treinta comenzarás a experimentar perdidas importantes en tu vida, no solo muertes de seres queridos, también la perdida de relaciones amorosas y de amistad. Entendamos que la vida es siempre un constante ejercicio de desapego y el que aprende a dominarlo, generalmente vive más feliz.
  6. Elimina por completo la envidia, nunca compares tu situación con la de los demás, cada quien vivimos realidades distintas y no es posible medir tus logros con el del otro, esto te generará siempre un estado de continua insatisfacción y vacío, recuerda que un ganador solo siente inspiración al ver otro ganador, un perdedor siempre siente envidia.

Recuerda siempre que las crisis por más intensas que puedan parecer, siempre son pasajeras y si las sabes aprovechar sacarás mucho mas beneficios de ellas que cosas negativas. No tengas miedo a pedir ayuda si crees que estas viviendo alguna clase de crisis, estas siempre son mas llevaderas con la atención adecuada.

 

Si te gustó por favor ayúdame a compartirlo en tus redes sociales, puedes  hacerme llegar tus preguntas o sugerencias aquí y en mis redes sociales @toto_bayod.

¡Hasta la próxima!

 

 

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Estudié psicología, administración de empresas, habilidades gerenciales, coordinación de moda y escaparatismo. Trabajé como diseñador de interiores aproximadamente un año hasta que se me presentó la oportunidad de escribir y presentar mi primera conferencia. Tengo un año dando conferencias a empresas sobre formación de equipos de trabajo, motivación y superación personal a empleados. Soy terapeuta y me encanta la moda.