Diferentes Tipos De Acoso. ¿Te Has Sentido Acosado O Acosada?

0
443

¿Qué es el acoso?

Es la situación en que se produce cualquier tipo de comportamiento: verbal o físico, no deseado, de índole sexual, laboral, escolar o social el cual atenta contra la dignidad de una persona, sobre todo cuando se crea un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante y ofensivo.

¿Les resulta familiar?, si es así, es momento de actuar.

Desafortunadamente se dice fácil, pero es más difícil de lo que uno puede imaginarse; Por muchos factores y más aún cuando existen intereses personales e involucran sentimientos y traumas psicológicos.

Cada caso es diferente, y cada persona le afecta también de manera distinta. Por ahí he escuchado que algunas personas jamás permitirían que alguien les falte al respeto y mucho menos se dejaría manipular ni humillar y no dudo que así sea, pero no todos tiene el mismo carácter, las mismas energías y el mismo valor para responder ante un caso de acoso u hostigamiento.

Tampoco tiene que ver con una cuestión de género (aunque estadísticamente los casos a mujeres superan al de los hombres), tampoco tiene que ver la edad ni condición social. Más bien tiene que ver con la cultura, la sociedad y la geografía… si, así como lo lees. Porque el porcentaje  varía dependiendo el tipo de acoso y el país donde suceda.

Desafortunadamente en Latinoamérica los niveles de acoso son muy altos, sobre todo en las mujeres donde 8 de cada 10 han sido agredidas alguna vez en sus vidas. Y para sorpresa de todos, México es uno de los países donde el nivel es vergonzoso y también tiene que ver el factor machismo que aun impera en nuestra sociedad, combinado con una infraestructura deficiente, un transporte súper poblado y el hecho de que las mujeres tiene que trabajar hasta horas inusuales, por tanto las oportunidades para los acosadores son abundantes.

Pero también toca a las altas esferas donde la mujer aún sigue siendo vista como un objeto de deseo, por lo cual muchos se sienten con el derecho y el poder de condicionar una posición laboral por favores sexuales, aprovechándose de la necesidad de algunas de ellas. Afortunadamente poco a poco se habla más del tema sin el prejuicio de sentirse juzgadas.

Los hombres también han sufrido acoso, sin embargo mucho de ellos se niegan a ser víctimas, volvemos al mismo tema de la cultura donde impera la imagen del hombre macho, incapaz de resistirse a los deseos de una mujer, y quizás también dependa de las circunstancias. Como por ejemplo condicionar también su permanencia laboral a cambio de favores sexuales.

Se da mucho el caso en adolescentes en etapas escolares donde muchos son hasta cierto punto obligados a tener contacto sexual por puntos en calificaciones o simplemente la agresión verbal y física que sufren algunos niños por sus mismos compañeros. Pero el porcentaje más alto de acoso a hombres por otros hombres se dan en las cárceles, donde frecuentemente custodios y entre los mismos internos hostigan y abusan a subordinados. Sin embargo, dentro de la comunidad homosexual el acoso presenta elevados niveles de tolerancia; quizás por llevar una doble vida y por no querer que la gente sepa de sus preferencias, mucho prefieren tolerarlo.

En fin, aunque el acoso sexual es una de las formas más comunes, también existe el acoso escolar o bullyng, el laboral, el ciberacoso, el psicológico, el acoso de personas en posiciones de poder donde aprovechan su posición para crear angustia y maltrato.

Cualquiera de estos casos, sin el apoyo o ayuda necesaria pueden ocasionar que la víctima tome decisiones radicales como el suicidio.

¿Que hacer en cualquiera de estos casos?

Antes que nada, no quedarte callad@. El primer paso es contárselo a alguien o acudir a alguna institución que en México tenemos muchísimas y son gratuitas, como el centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales en la CDMX, o fuera de la ciudad en los diferentes estados de la república existen centros de apoyo que son totalmente gratuitos, es fácil solo googlealo.

El hostigamiento está tipificado a nivel federal y es castigado, lo importante es denunciar oportunamente. Desafortunadamente muchas personas se animan cuando ya paso muchísimo tiempo y se complica a nivel legal poder demostrar que se cometió un delito.

También existen señales para poder identificar si algún familiar está sufriendo algún tipo de acoso.

  • Cambios en su comportamiento
  • Cambios de humor: tristeza sin motivo aparente
  • Trastorno del sueño
  • Cambios en la personalidad de la víctima, como comer impulsivamente o dejar de comer, volverse introvertido.
  • En niños, pueden presentar golpes, fingir estar enfermo para no ir a la escuela y bajo rendimiento escolar
  • Etc, etc.

Lo importante de todo esto es que entendamos que nadie tiene derecho a sentirse en una posición de superioridad y creerse con el derecho de hacer sentir menos o humillar, así como condicionar un trabajo o un logro por un favor sexual.

¡Suscríbete al BLOG / SHOP y recibe quincenalmente nuestro Newsletter con las mejores recomendaciones y artículos!


¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Me llamo Luis Carlos Sáenz Navarrete, nací el 11 de agosto de 1977 en un poblado muy pequeño del estado de Campeche. Crecí en medio de un ambiente familiar muy conservador, influenciado más por la época en la que me tocó crecer. Desde muy pequeño demostré habilidades para el dibujo, el diseño y la fotografía y aunque me he dedicado siempre a trabajos administrativos, nunca he dejado de explorar mis gustos y capacidades creativas. Aunque creo que ha llegado el momento de dedicarle más tiempo a lo que realmente disfruto. Llevo casi año y medio de feliz matrimonio con un Venezolano que me ha dado otro sentido a mi vida y que me ayudado a priorizar lo que para mí debe ser importante. Actualmente mis objetivos van enfocados en actividades que realmente disfruto.