Si últimamente has pasado por momentos difíciles y te has derrumbado, ve esto:

Todos hemos llorado, he mos sufrido por diferentes situaciones. En esos momentos de vulnerabilidad nos volvemos más sensibles, más receptivos, más humanos. En esos momentos soltamos el ego, el orgullo, las resistencias.

Tener constantemente bajo control nuestra vida nos puede volver duros, fríos, inflexibles, déspotas al grado de dejar de valorar y disfrutar lo que tenemos.

Cada que pases por un dolor, cada que sueltes una lágrima, date cuenta que está creciendo amor y libertad dentro de ti. ¿Por qué libertad? Porque cuando somos capaces de sentir la vida del otro un poquito nuestra y de saber nuestra vida un poco de la de alguien más, nos damos cuenta que no estamos solos, que todo puede suceder, que siempre podemos recibir por parte de alguien la ayuda que necesitamos. Saberlo hace a un lado el miedo y dejar a un lado el miedo, siempre nos dará libertad. Cuando encontramos la calma podemos encontrar el camino correcto para llegar al destino.

Aquí está la muestra de lo que estoy hablando…

Así que no te sientas mal, vive lo que tengas que vivir y date cuenta de que nunca estás sólo.

 

 

¡Tómate la vida a gusto!

Sígueme…

Facebook

@SalvadorNop

Youtube

Moovz

1

5 Comentarios

  1. OΔΔ (@omxart)
    16 octubre, 2014
  2. Polo
    9 diciembre, 2014
  3. Anónimo
    3 julio, 2015
  4. Anónimo
    3 julio, 2015
  5. Kique
    3 julio, 2015

¿Cómo ves?