¿Será que todo en la vida es simplemente una creencia?

 

Creo que absolutamente todo en esta vida es simplemente una creencia.

Cuando crees una cosa te sientes de cierta manera. Después pasa el tiempo, la experiencia te lleva a sacar nuevas conclusiones y empiezas a creer otra cosa distinta, te sientes diferente, te conviertes en otra persona. Así vamos todos creyendo y cambiando de creencia. Esto simplemente se llama evolución. Lo que se estanca, se pudre. Lo rígido se rompe y muere para una vez más, poder seguir creyendo y continuar cambiando.
El conflicto viene cuando queremos convencer a los demás de lo que creemos y cuando pretendemos vivir a partir de la creencia de otros. Al final, sólo hay que aprender a ser felices siendo congruentes con lo que llevamos dentro.
Creo en las diferencias. No todo en la vida podría ser igual, qué aburrido. Todos tenemos derecho a creer en lo que queramos, el bien y el mal son algo relativo. Sin embargo, la verdad libera, la mentira atrapa. La verdad incluye, la mentira excluye. La verdad hace felices a todos, la mentira crea infelicidad.


En el mundo externo, todo puede verse distinto, pero en el mundo interno todo es igual. Es sólo cuestión de aceptar, respetar y aprender a convivir con las diferencias comprendiéndolas, no resignándonos a ellas. La comprensión genera libertad, la resignación genera enojo y sifrimiento. Una es sabiduría y la otra ignorancia.

Como siempre en este perfecto proceso de aprendizaje sobre el amor, cada quien recibe su propia lección, hay una escuela distinta para cada uno y también lecciones diferentes. No es que unas estén bien y otras mal, simplemente cada una corresponde a un específico nivel de conciencia. Así todos vamos avanzando a nuestro propio tiempo pero hacia un sólo destino: El amor, la libertad y la felicidad, que son algo que se lleva por dentro.

¿No creen?

#CoolMood

@SalvadorNop

Facebook

Youtube

 

2

Sin Comentarios

¿Cómo ves?