Videogames video juegos

¿Será nuestra personalidad compatible con el amor que queremos? ¡Parecemos un videojuego!

 

A veces pienso que nuestra personalidad es sólo un programa instalado con el que cada uno debemos aprender a fluir y a vivir felices… Y Conforme lo vamos logrando, todo se va transformando.

Vamos creando obstáculos y luego ganamos armas para poder superarlos, vamos creándonos monstruos por los miedos e inseguridades acumuladas y después tenemos que recurrir a nuestros propios poderes para enfrentarlos y  ganarles la batalla.

Hay personajes que sacan su fuerza de la luz del sol, como “Birdman”, hay otros que se sientan en silencio y meditan, como el “Avatar”. Cada uno sabemos lo que nos conecta con nosotros mismos y nos da claridad, lo que nos permite tomar fuerza.

Dentro de este juego, la realidad es que siempre habrá obstáculos pero también habrá forma de superarlos, sólo hay que buscarlos y estar atentos a todos los detalles.

A veces llegamos a sentir que nos volvemos locos. Lo curioso es que si nos viéramos desde afuera del juego, simplemente estaríamos jugando, divirtiéndonos y entreteniéndonos creando y moviendo piezas de nuestra propia historia.

Quizás tendríamos que dejar de tomarnos las cosas tan en serio y nunca olvidar que aunque parezca una tragedia lo que vivimos, en realidad es un juego y que siempre algo sucede y cambia. Que yo sepa, un juego es para divertirnos. ¿No?

¿Qué tanto hemos aprendido a hacerlo aún cuando las cosas se ponen color de hormiga?

Quizás ese sea el mayor poder que podemos obtener. El que nos permita disfrutarlo todo sin estresarnos tanto.

¡Este jueguito me esta volviendo loco y no veo princesa ni príncipe por ningún lado! Ja, ja.

¿Será que todavía no conseguimos las armas suficientes para salvarnos nosotros mismos?

Ahora, en este jueguito, de todo hay. Seamos honestos:

¿Quiénes creen haber nacido para rescatar a alguien y quiénes para ser rescatados?

Pero el juego cambia y después se invierten los papeles: el rescatado tiene que rescatar y el que rescataba tiene que ser rescatado.

En este juego de la vida todos tenemos que jugar y aprender de todo.

Lo importante es estar en donde nos toca estar a cada momento, disfrutarlo, divertirnos con ello y amar lo más que podamos y sepamos. Eso siempre nos dará puntos extras y nos facilitará las cosas, nos abrirá los caminos.

A jugar se ha dicho, a soltar lo necesrario para poder avanzar lo suficiente y a conquistar cada nivel de nuestro propio juego.

Después de una gran Victoria, sólo sigue otro nivel: el siguiente reto. Sólo que, sin duda, ya será más fácil jugarlo y por lo mismo, disfrutarlo.

¡Escoja cada quien su propio juego, su propio personaje y su propio reto!

¿Zaz? ¡Y platíquenmelo en los comentarios de este post!

@SalvadorNop

Facebook

Youtube

 

1

Sin Comentarios

¿Cómo ves?