revisar el celular de tu pareja

¿Revisar o no el celular de tu pareja? 5 razones que te lo dejarán muy claro.

La privacidad es un elemento que se recomienda exista en toda dinámica de pareja. De ahí que mi recomendación para establecer relaciones afectivas maduras sea aprender a manejar una individualidad dentro de la relación misma. Ahora bien, los elementos que involucran la privacidad de cada miembro de la pareja pueden variar. Hay quién considera el celular y las redes sociales como algo “privado” y hay quien no. Por ello hay que tomar varios aspectos en cuenta para ver si dentro de tu relación de pareja es buena idea o no revisarse el celular.

Muchas son las parejas que en su dinámica refieren que una muestra de confianza es el poder tener acceso a las redes sociales y teléfonos de sus parejas. Como ya lo he mencionado antes, todo depende de cómo funcione la dinámica de cada pareja, pues recordemos que no hay una fórmula ideal.

Sin embargo, esta pregunta me la han hecho con mucha frecuencia, ¿es bueno revisar el celular de mi pareja?. Como especialista, la respuesta más honesta que les doy a quienes me lo preguntan es no. Permítanme explicarme.

“La privacidad es un elemento importante en la pareja”

Te doy 5 razones por las que no es sano hacerlo:

1. Ojo con el contexto. Lo peligroso de los mensajes de texto, de llamadas, tweets y todo medio de comunicación es que si no se tiene la información necesaria se corre el riesgo de sacar todo de contexto. Desconocemos lo que la gente habla en persona o incluso el resto de interacciones que tienen a lo largo del día, por ello, el revisar el celular se puede prestar a que lo que ahí se encuentre se saque de contexto y te veas involucrado en una situación muy compleja de aclarar.

2. El que busca encuentra. Y hay que tener cuidado con este dicho, pues quizá parecería que la persona a la que le revisan el celular esta siendo acusada de antemano. Y el asunto es que sumado al anterior número, es que si dentro de tu cabeza ya te has empezado a hacer ideas o interpretaciones de ciertas cosas es muy probable que lo que encuentres en el celular de tu pareja “coincida” con ello. Lo ideal en estos casos es siempre hablarlo para que antes de que exista la necesidad de averiguar por tu parte lo que está sucediendo, mejor lo elaboren entre ambos.

3. Certeza, pura certeza. Lo angustiante de las relaciones afectivas, sobre todo las de pareja, es que se busca tener la certeza de que el otro está en el mismo canal que uno, pero si algo tienen las relaciones y la vida misma es que es incierta. Me explico. Parte de lo que como humanos tenemos que saber manejar es la incertidumbre. No sabemos lo que pasará mañana. Y ahora en el tema de las parejas, hay quién busca que le den constantemente la certeza de que todo va bien y de que el otro va a estar siempre allí. Habra ocasiones en que esto se pueda lograr, pero en la mayoría de los casos tendrás que aceptar que sólo puedes confiar en lo que tu pareja te dice y hace. Jamás tendrás la certeza de qué es lo que pasa por su cabeza así le revises todos sus medios de comunicación.

4. Se puede transformar en patología. Hay algo interesante que sucede cuando se hace habitual el revisarle todo a la pareja y es la aparición de la paranoia. Vamos por partes, si ya hay un antecedente de que un mensaje o contacto no agradó a tu pareja es posible que surjan dudas y angustias. De ahí que la paranoia aparezca. Muchas personas a pesar de que revisan el teléfono de sus parejas llegan a la conclusión de que “han borrado todo antes de ser revisados”. Y vaya, ahí es meterse de plano con una serie de investigaciones interminables, donde la angustia toma control y entonces todo se convierte en tener la sensación de que hay algo oculto. Cuando se está en esa situación, no hay más que valorar la confianza y dinámica en la pareja, porque más allá de la comunicación hay algo más grave que está pasando.

5. Aprende a dialogar. Para evitar la angustia que genera el querer conocer todo de tu pareja, te sugiero que trates en un primer momento de dialogar. Esto no sólo se trata de comunicar tus frustraciones o inconformidades, sino de hacer referencia a lo que cada situación te genera afectivamente hablando y a proponer soluciones que a ninguno de los dos los ponga en desventaja. Suena simple, pero quizá para algunas personas sea más complicado. Si es así lo ideal siempre es buscar una intervención profesional.

Finalmente, si en la relación ya se ha dado el caso de haberse topado con una infidelidad o bien un malentendido grave debido a los medios de contacto, lo más recomendable siempre antes de tratar de controlar las redes sociales de tu pareja es buscar orientación profesional.

Recuerda que la dinámica de pareja se debe disfrutar, si el miedo o la angustia están rebasando a alguno de los dos es importante atenderse y hacer algo al respecto, quizá la solución sea más sencilla de lo que ambos creen. Y ahora, dame tu punto de vista, ¿revisas el celular de tu pareja?, ¿te lo revisa a ti?, ¿qué tan cómodo te resulta?, déjame tus comentarios y sígueme en @PsicFco.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

4 Comentarios

  1. Juan
    1 febrero, 2017
  2. Montserrat Michel Hdez
    2 febrero, 2017
  3. Erick
    7 agosto, 2017
  4. Anónimo
    14 noviembre, 2017

¿Cómo ves?