¿Regresarías con tu ex? 6 razones para decidirlo…

1
432
regresar o no con tu ex pareja

A veces pensamos que cuando una relación de pareja llega a su fin no habrá segunda parte y damos por sentado que la persona jamás regresará a nuestra vida. Los rompimientos son sumamente difíciles en general y cuando son de pareja, la mayoría de las veces nu hay marcha atrás.

En ocasiones nos predisponemos a que no regresaremos con esa persona y nos cerramos totalmente por miedo a ser lastimados de nuevo o también a ser rechazados. Esta es una parte importante dentro del artículo: si eres una persona que quiere regresar con su “ex” y tienes mucho miedo al rechazo, te puedo asegurar que no tienes nada que perder si lo buscas, creo que el “no” ya lo tienes por sentado.

A continuación te dejo algunos tips o recomendaciones para darte cuenta si es conveniente regresar o no con aquella persona con la que cortaste:

  • Lo primero que te debes preguntar es ¿qué sientes por la persona?, si la respuesta es verdadero amor y no solo nostalgia, miedo a estar solo y berrinche, es un punto muy válido para poder volver a buscarlo.
  • El segundo paso o pregunta importante sería: ¿Cuál es el sentido de retomar la relación? Debes tener muy claro cuál es el “plan” a seguir y por qué seguirlo. No confundas el amor con costumbre.
  • El tercer punto es analizar los pros y los contras de retomar la relación. ¿Estás dispuesto a hacer concesiones? Porque lo más probable es que ninguno de los dos cambiará. Si amas a alguien, lo amas tal y como es. Amar no es querer cambiar la personalidad del otro.
  • Redefine cómo será esta nueva nueva etapa, es decir, no cometan los mismos errores. Platiquen, generen nuevos acuerdos para no volver a caer en lo mismo. ¿Cuáles son las necesidades de cada uno? ¿Son compatibles?
  • Este punto resulta indispensable. Antes de acercarte a la persona, asegúrate de que no haya rehecho su vida. Ok, puedes citarlo para hablar con él con el único afán de sincerarte. Tienes una sola oportunidad para escuchar su respuesta. ¡Una!
  • Esta regla es básica: Si regresan, olvídate del pasado, no se vale recriminar nada de lo que sucedió con anterioridad. ¡Borrón y cuenta nueva!

Me gustaría concluir diciendo, aunque suene un poco incongruente con lo anterior, haz un análisis del por qué terminaron y si es conveniente regresar, recuerda cuál fue el motivo por el que se separaron, y si realmente no tiene solución, ningún tip te funcionará. Escucha a tu corazón sin miedo y entiende que la vida sigue y siempre nos esperan nuevas sorpresas.

Pero eso sí, como bien dijera Gustavo Galindo… No tienes #NadaQuePerder

Nos leemos en la próxima.

¡Comparte este artículo en tus redes sociales y suscríbete al blog! 😉

¡Te invito a conocer mi Tienda Online y la primer colección de Zapatos y Tenis SALVADOR NUÑEZ FOOTWEAR !

¡HAZ CLIC!

salvador nunez footwear, zapatos unicos para hombre


¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


1 COMENTARIO

  1. Cómo siempre tan atinado jujo y lo más importante es saber si es amor o costumbre, si es lo qué buscas o simplemente te aferras a un recuerdo…En fin, gracias por tus consejos y muy buena la rola!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Hola! Soy Juan José Ornelas (Jujo para ustedes, los amigos) Soy "veintisiempre" por convicción y alma vieja de corazón. Psicólogo y Mercadólogo con Maestría en Administración de Negocios y Especialidad en Recursos Humanos. Amante del comportamiento humano; especialmente me he dedicado a tratar de entender: el por qué nos menospreciamos y mantenemos presentes más los defectos muy por delante de las virtudes. Imparto cursos para mejorar el autoestima, enfocándome principalmente en sacar a las personas de su "zona de confort". Lucho para que dejemos de vivir de manera "promedio" por miedo a conocer cosas nuevas. Escritor de novelas en mis tiempos libres, amante del estudio, de la música, de un buen libro y de la buena compañía. Creo fielmente que sólo se vive una vez y en presente, así que me dedico a marcar una diferencia en mi existencia.