Bloggger, /Vlogger, Salvador Nuñez ,Caricatura, cartoon, More

¿Qué hay detrás del monitor de un loco e incansable blogger?

 

¡Gracias a @_JaimeRomero por la ilustración!

Cuando me lees quizás no te enteras que detrás de tu monitor y frente al mío huele a café fresco, que hay todo un momento que necesita ser escuchado por alguien más,  una emoción tratando de conectarse con un sentimiento y procurando desconectarse de todo el agetreo del trabajo, las obligaciones y responsabilidades.

Hay un pensamiento en plena transformación que quizás pueda volverse la puerta por la que muchos puedan cruzar para sentirnos identificados, quizás comprendidos o simplemente escuchados.

Cuando me siento en esta silla de madera a la que le falta un barrote en el respaldo y una buena aceitada, trato de olvidarme de los límites y empiezo a construir momentos. Momentos de sensaciones, colores, olores, emociones, sentimientos, recuerdos, deseos y si todos estos elementos logran combinar  armónicamente, encuentros, reflexiones y una que otra respuesta.

Respuestas que resuenan en la cabeza, en el corazón y que se vuelven parte de un suspiro, de un instante de sentir rico para agarrar fuerza y seguir dando lata.

Todo esto pasa cuando nos ponemos a escribir letras que se convierten en frases  mucho más sentidas que pensadas para no caer en los clichés ni embarrarse de prejuicios.

Cuandote metes a este blog a leer, la imagen que encuentras en cada “post”siempre pretende decir demasiado.

Esta loca cabeza muchas veces se tarda más en encontrar la foto con la que pueda hacer hablar al momento, que con el texto que puede llegar a limitarlo.

Soy mucho más de emociones y sensaciones. Si pudiera, simplemente colocaría tres botones en cada publicación: ¡Sentir! ¡Liberar! ¡Disfrutar!

Estos tres botones son los que activo en mi y por los que desde hace años no paro de escribir y ahora de hacer videos, pues causan adicción.

He escrito de todo lo que pasa por mi cabeza, lo que me inquieta y lo que me tranquiliza como persona: dudas, curiosidad, ilusión, anhelo, dicha, frustración, nostalgia, melancolía, enojo, sexo, pasión y hasta morbo.

He escrito tanto que se me han ido gastando, deslavando, deshilachando muchos conceptos, ideas y prejuicios. Les juro que siente muy bien.

Cuando escribes es fácil darte cuenta que los moldes se hicieron para vivirlos y después para romperlos.

Hoy escribo con el afán de invitar a la gente a vivir, a experimentar, liberarse de muchas cosas, pero sobre todo, a reflexionar y a cuestionarse porque cada quien tiene que encontrar su propia verdad.

La vida es el maravilloso juego de ir creando nuestras propias prisiones para después liberarnos de ellas, y al final, de ella.

Es curioso ver cómo cada persona vamos cambiando a nuestro propio ritmo. Me da curiosidad saber quiénes de los que me están leyendo hoy, me leen desde hace cuatro años.

Y es que de pronto me da por ponerme a leer “posts” viejos y ya no me siento identificado con ellos. Es más, quisiera corregirlos, pero no. Me gusta respetar su momento.

Pero ¿será que mis cambios y momentos han ido de la mano de los de mucha gente o muchos se han ido y muchos otros han llegado cómodos con la forma en la que hoy me expreso?

Sin duda antes era más técnico, más apegado a los conceptos y hoy me fajoteo con la experiencia y las vivencias. Hoy me río más, me preocupo menos (o de manera distinta) y me divierto al tope.

Tanto, que he cambiado muchas veces las letras por los videos. Tenemos un VideoBlog que alimento casi siempre dos veces semanalmente.

¡Antes me sentaba a escribir en silencio y hoy puedo ponerme a grabar un video con amigos y tomando cervezas! ¡Las dos cosas las disfruto de igual forma!

He sentido la necesidad de volverme más creativo y de encontrar la forma de hacer reír y reflexionar al mismo tiempo. Mi esencia, esa sí no la he perdido.

He necesitado sintetizar todo al máximo, digerirlo lo más posible y usarlo todos los días para vivir y luego para platicarlo.

Lo más maravilloso es que de pronto llegamos a encontrar las respuestas de mucho tiempo en las cosas más simples, mundanas, en todo lo que nos rodea a diario haciéndolo mucho más divertido.
Definitivamente la vida da muchas vueltas y por algo es: nosotros también vamos girando. Quizás sigamos en el mismo lugar, pero nunca volvemos a mirar nada desde el mismo punto de vista.

Sin embargo, el habernos acercado a las cosas desde diferentes ángulos, nos hace mucho más libres para entender la visión de los otros, para hacer menos corajes y para dejar de pretender que todos seamos iguales.

Ya me voy, lo rollero, eso sí no se me quita. Ja, ja.

Otra cosa que sigue resultándome imposible es irme a dormir después de escribir. Necesito relajar la mente, echarme a ver una serio o una peli, cualquier cosa simple y boba.

Así que sigo siendo el mismo desvelado y a veces desvielado de siempre Ja, ja.

Espero que sigamos divirtiéndonos, entreteniéndonos, reflexionando y encuerándonos por acá de todo lo que ya no nos acomoda ni nos corresponde.

 

@salvadornop

Facebook

Youtube

 

 

Un Comentario

  1. Vero Munoz
    6 mayo, 2014

¿Cómo ves?