salvador nunez, dia del niño

Porque somos niños con huevos grandes…

Hoy no importa si de niños jugamos con cochecitos o muñecas,  si fuimos retraídos o traviesos. Hoy no importa cuántos “miguelitos” nos comimos en el recreo o a la salida de la escuela ni los chocolates que dejamos embarrados en las calificaciones al esconderlas hasta el fondo de la mochila con tal de que no nos las encontraran los papás.
Ya no importa si fuimos los consentidos del profesor o si nos traía “entre ceja y ceja” y nos reprobaba sólo por respirar.
Hoy ya no importa si en los recreos jugábamos solos, si nos escondíamos en la biblioteca o si  nos molestaban porque no nos gustaba jugar futbol. Si en nuestra casa, en secreto, juntábamos dinero para comprarnos eso que nos decían que “no era para niños”  y que nosotros soñábamos con tener.
Hoy no importa cuántos domingos nos desmañanamos por ver “Chabelo”, ni cuántos litros de leche fría derramamos en el piso de la cocina mientras nos servíamos nuestro cereal.
Hoy todo eso no importa porque sigue siendo parte de nosotros.
Lo que importa hoy son todos esos sueños olvidados por habernos tomado la vida demasiado en serio. Hoy importa que retomemos nuestros hobbies, que saquemos la guitarra del closet (y si sigue en el closet usted también, ¡salga por favor!) Ja, ja.

Hoy importa que nos demos cuenta que de grandes no podemos querer ser iguales a los demás cuando de niños fuimos tan distintos.

Hoy importa que hayamos aprendido a sanar y a sentirnos felices con nuestro pasado para no traernos el lodo de los zapatos al presente.

¿Te gusta tu vida? ¿Te da emoción levantarte cada mañana o sientes nervio y retortijón en el estómago cuando te llevaban a la clase de natación o de karate?

Hoy sí podemos decidir tener la mejor actitud ante todo porque sabemos que eso es lo único que puede generar el cambio que esperamos.  Sí, cuesta trabajo, pero no debemos olvidar que ahora somos “niños con huevos grandes”.

Veamos la vida con más humor, con más aventura, busquemos opciones alternas que nos permitan sonreír y encontrarle gusto al día cuando nos veamos obligados a hacer algo que no nos gusta.

La vida nos la creamos nosotros. Nadie somos iguales y por lo mismo, no podemos tener la misma vida. No te desgastes queriendo tener algo que a lo mejor no es para ti. Mejor diviértete descubriendo lo que llevas dentro y que ese sea el camino a tu felicidad.

Hoy saquemos los globitos de colores y no los soltemos para ver si llegan hasta las nubes, mejor usémoslos y lleguemos hasta las estrellas…

¡Feliz día del niño y de la niña!

Salvador Nunez niño

 

 

¡Sigueme!

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

 

MOOVZ.com  La Red Social para la Comunidad Gay.

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?