¿Por qué cada vez es más complejo tener una pareja estable?

6
108
Pareja gay

Hoy en día parece que se ha vuelto mas complicado encontrar una pareja que busque “estabilidad”, “algo serio” y con la cual se puedan compartir varios aspectos de la vida. Esto se puede deber a lo que los sociólogos llaman el aumento de la “individualidad”. Se refiere a que si bien en un principio parece que estamos más comunicados y conectados, la realidad es que no es así. La tecnología nos ha facilitado estar en contacto casi inmediato con cualquier persona no importa donde este, sin embargo, la calidad de la comunicación y el interés por el otro no es algo que la tecnología estimule. Por ello es muy común ver en las reuniones de familiares o amigos que cada cierto tiempo se hace un silencio porque en algún momento todos revisan sus celulares, tabletas, etc.

Muchas son las personas que llegan al consultorio refiriendo la dificultad de mantener una relación de pareja, e incluso hacen referencia a la casi “imposible” tarea de encontrar a una persona con la cual compartir la vida. Si bien esta tarea dependerá del tipo de personalidad del individuo mucho se debe observar la época actual y los retos que se deben tomar en cuenta para encontrar a la “persona indicada”.

“Para encontrar el amor maduro es fundamental conocerse a si mismo”

En primer lugar es importante retomar lo que Freud opinaba sobre el amor, él mencionaba que para encontrar el “amor maduro” es fundamental conocerse a sí mismo a profundidad, identificar las carencias, trabajarlas, afrontarlas y estar totalmente identificado con uno mismo. Tomando esto en cuenta, y explicándolo más detalladamente, es necesario contar previamente con una imagen clara de uno mismo, es decir, conocer defectos y virtudes, las virtudes explotarlas y los defectos trabajarlos para evitarlos o bien de ser imposible esto, adaptarlos a la vida cotidiana sin que afecten ni a uno mismo ni a los demás. Suena complicado, pero la realidad es que es mas sencillo de lo que parece.

La mayoría de la gente busca una persona, y citaré las frases que mas se escuchan en el consultorio, “que les consienta, les atienda, les acompañe, les quiera, les acepte tal cual son, etc”. Visto esto, el paso fundamental para poder obtener una relación profunda y madura, es iniciar una relación consigo mismo. Es decir, brindarse a sí mismo todo lo que se le solicita a la “pareja ideal”, atenderse, quererse, aceptarse y acompañarse. De este modo al momento de encontrar a la pareja no se le solicitará nada que uno mismo no se pueda dar. Al tiempo que también se entenderán las necesidades y espacios de la pareja, evitando los celos y las altas exigencias afectivas, económicas y físicas.

“Es importante conocer y asumir nuestros defectos”

De este modo también se estimula el interés por el otro, pues al conocernos a nosotros mismos, entenderemos que la pareja es una persona externa a nosotros y por ello será mas sencillo respetar y amar su individualidad. Si bien, hay muchos otros factores que intervienen en la elección de pareja, este es uno de los principales. Por ello, es importante no dejarse llevar por la época, pues para poder interactuar profundamente con aquella persona especial es necesario dejar de lado la tecnología y la individualidad, para observarse a sí mismo frente al otro y así, entenderlo completamente. ¿Tu te conoces a profundidad? ¿Conoces tus virtudes y defectos? ¿Tienes pareja? ¿Le exiges lo que tú puedes dar?

Cuéntamelo en los comentarios aquí abajo o déjame un tweet en @PsicFco.

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


6 COMENTARIOS

  1. Interesante… aunque si bien concuerdo que el conocerse uno mismo es clave para disfrutar de una relación o unas relaciones estables con las personas que queremos… realmente no dices porque “cada vez es más complejo tener una relación estable”. El conocerse a uno mismo eso permitirá justamente no dejar la responsabilidad al otro lo que uno desea y hacerse responsable de sí mismo. Si la tecnología ha creado este “mundo virtual” para conocernos y estar y si eso puede hacer sentirnos cercas y separados a la vez. Sin embargo aun asi, antes quizás en la epoca de nuestros padres y abuelos… las parejas si eran estables y son estables… si quizás no se llevaban, quizás la relación no era lo mejor del mundo, quizás hasta se odiaban… pero duraban toda la vida… eso suena un poco a establidad para mi. La pregunta es entonces ¿Qué pashó?

    Creo que lo que pasó es que son muchas cosas, para empezar tu articulo va dirigido a personas homosexuales y el proceso de al aceptación de esta proporcion de la humanidad no llevará más de cuatro décadas. A su vez somos hombres homosexuales criados en un contexto heteroformativo y heteronormativo, por lo tanto al igual que nuestra mamá y papá, deseamos en algun punto tener pareja y como ellos vivir juntos hasta que la muerte nos llegue. Pero las reglas no pueden ser las mismas, porque para empezar somos dos hombres que desean juntar su vida y no tenemos referencias para ello. Al ser hombre siempre hemos gozado dentro de la heternormatividad mayor libertad sexual, por lo que quizás esto pueda impactar tambien al momento de desear “estabilidad en la pareja”.

    Otro punto importante y que dejas de lado al decir “es importante no dejarse llevar por la época” es justamente la época y el momento presente. Hoy en dia tampoco las parejas heterosexuales logran mucha estabilidad y los juzgados están llenos de filas de parejas que quieren acabar con sus lazos legales. ¿Porque? Porque justamente el tiempo ha cambiado. Porque hoy el peso de las iglesias ha menguado y de este lado del mundo, como dices impera más y más un individualismo, que a su vez se nutre de la tecnología y de este mundo virtual que hemos desarrollado. Hoy en dia aplicaciones de encuentros entre personas, nos permiten como en un catalogo de Avon ver los productos y por el aspecto visual decidir si se me apetece intentar acostarme o algo con X o Y. Hoy la tecnología nos permite contactarnos con personas que antes nunca hubieramos podido. Pero no todas las historias son iguales y si hay algunas que logran esta dichosa estabilidad… la pregunta es entonces ¿Porque?

    Y bien creo que es una suma de elementos, tales como:

    – Si bien conocerse uno mismo y saber que le gusta y no le gusta y a quien le gustaria como pareja.
    – Comprender un poco como es que seleccionamos parejas y saber lo que hacemos y no hacemos al momento de escogerla.
    – Un mejor manejo de las tecnologías, porque finalmente vivimos en esta epoca y en no otra y además esta epoca es muy bella y tiene muchas cosas que las otras epocas no tenian.
    – Definir que es “estabilidad” y dejar a un lado esas ideas irracionales y perfeccionistas que solo nos hacen sufrir un poco al contrastar la realidad con la fantasia.
    – Y por ultimo aceptar algo básica en toda nuestra existencia: el cambio. Las pesonas cambian, las sensaciones cambian, la realidad cambia… por lo que puede ser que si hoy no se encuentra esa persona, más adelante si o que si creiamos ya haberla encontrado, pues que siempre no. No pasa nada, finalmente de esto se trata este juego que llamamos vida: el cambio.

  2. Yo pienso que existe un alto grado de poblacion gay que no desea asumir un compromiso. sino andar de cama en cama, follando con uno con otro. Si no asumen el compromiso con una mascota imaginense que menos lo haran con una pareja..

  3. Es muy dificil.encontrar a alguien que quiera una relacion estable..yo estoy tratando de.mantener una con un hombre pero veo que no es facil..x que el no ha tenido el valor de decirle la verdad a una mujer que esta obsesionada con él.apesar de que ella sabe que de nuestra relación..

¡Compártenos tus comentarios!

 LO MÁS NUEVO
Tengo la suerte de dedicarme a mi verdadera pasión, la psicología. Estoy especializado en el manejo de trastornos de personalidad y enfermedades mentales graves. Actualmente soy el Director General del Centro de Atención Psicológica Integral, donde brindo psicoterapia individual y de pareja. Paso mucho tiempo leyendo, durmiendo o paseando. Si no estoy en el consultorio seguro me encuentras caminando con mi perrijo, un rechoncho pug al que le cuento lo que ni mi analista sabe. Sígueme en @PsicFco