Mujeres y hombres. ¿Estaremos acostumbrados a no ser felices?

Aquí la primera parte de este post.

La vida siempre nos manda mensajes para avisarnos cuando estamos haciendo algo mal. Pero hay tanta gente que, al no se capaz siquiera de observarse, de reflexionar un poco, llega a acostumbrarse de su condición “jodida” y lo único que puede hacer, por consecuencia, es fortalecerla día a día haciendo cada mañana más profundo el hoyo en el que está metida.

Una vez me sucedió esto:
Después de 9 años seguidos de hacer y dar clases de yoga, de pronto abandoné esta actividad por 2 meses completos. ) Semanas después de esto, me di cuenta que mi vida era otra, que yo era otro, que estaba histérico, nervioso, ansioso, que tomaba 8 tazas de café al día, según yo para despertar de mi cansancio y apatía. Lo único que sucedía era que mi ansia y mal humor aumentaban, mi concentración era nula y teniendo el tiempo para hacer las cosas, yo creía que no me alcanzaba. Me disponía a hacer algo y después de un rato, me levantaba de la silla sin haber hecho nada mas que darle vueltas y vueltas a mi malestar. ¡Qué horror!

Bendita vida que me dio la oportunidad de recapacitar y no acostumbrarme a eso. De inmediato dejé el café, que era de las cosas que antes más disfrutaba, volví a hacer yoga, cambié mi rutina en el gimnasio, me forcé a dormir más (porque ya ni eso podía) y en una semana, todo estaba regresando a mi normalidad. Me recuperé y crecí. Comprendí lo que vive la mayoría de la gente por dentro y dejé de juzgar. Sin embargo, me di cuenta que todos podemos salir, por nosotros mismos, del hoyo en el que estamos. Sólo es cuestión de decidirlo. ¡Ah, y regresé a mis cafecitos sin problema! Ja, ja.

Sigo sintiéndome feliz de saber que la vida es perfecta y nos da siempre lo que necesitamos para mejorar, para volvernos menos ignorantes y por lo mismo, más libres.

Por eso mismo no le digo a nadie que proteste por las elecciones ni que se resigne. Lo único que digo es: actúa de la forma que tú creas necesario para ti, actúa conforme a lo que sepas que mañana al despertarte, te haga sentir mejor.

Cada quien va escogiendo su propio camino. La vida nos necesita a todos para continuar el proceso de perfeccionamiento de la especie humana.

Si sabemos que toda especie viva en la existencia es producto de la evolución, del cambio que va sufriendo a través de los años al verse “afectada” (en el buen sentido), por todo lo que le rodea, ¿Por qué nos empeñamos en creer que nosotros funcionamos distinto, que somos la excepción?

No lo niego, sí estoy enojado y sí me molestan muchas cosas, pero de verdad, lo que más me molesta es la reacción de la mayoría de la gente. Sin embargo, se que en eso es en lo que tengo que trabajar. No debe afectarme en nada si se que cada quien vive su propio proceso y que yo ya decidí mi propia transformación.

Hay tanta gente en la calle que actúa con menos civismo, respeto e inteligencia que un animal… Sin embargo, gracias a ellos otros podemos crecer al darnos cuenta que así no queremos ser ni vivir nuestra vida.

Yo me propuse para mi una “evolución pacífica” y me dije: si no estás de acuerdo con la manipulación que ha sufrido tu país, deja de apoyar a quienes lo han manipulado.

Yo ya tengo nuevos hábitos en mi casa en mi coche, en mi oficina hay cosas que ya no veo y hay otras que estoy empezando a ver….

¡Viva la libertad de expresión, ¡viva la libertad de ver lo que uno quiere en internet!

Quiero ser feliz, quiero vivir tranquilo, quiero paz mental y quiero volver a disfrutar hacer el amor. Porque hacer el amor no es soltar orgasmos como estornudos, hacer el amor es sentirte vivo, feliz, completo y enamorado de la vida, de uno mismo y quizás de la otra pensona.

 

¿Tú qué quieres y qué estás dispuesto a hacer para lograrlo?

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

@salvadornop

Facebook

Youtube

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?