Tones, pelo en pecho, hombre gay peludo

La verdadera fuerza de los TONES no está en sus erecciones

*TONES (30-tones, 40-tones, 50-tones,…)

En muchas ocasiones hacemos bromas de nuestra edad, nos burlamos de lo que hacíamos antes de los 30 y hoy ya no hacemos porque nos falta energía, fuerza, voluntad o simplemente porque nos interesan cosas diferentes. Y me refiero a salir de antro, llegar a la casa con la salida del sol, rechinar catre (tener sexo) con uno diferente cada semana o cada día según la calentura del individuo, tener relaciones de pareja conflictivas, vivir peleando y soportando lo que no queremos, ya sea en el terreno sentimental, laboral, etc.

Es un hecho que con la edad muchas cosas cambian, cambian nuestras prioridades, quizás también la energía o fuerza física pueda disminuir pero la experiencia, el aprendizaje y el conocimiento de nosotros mismos y de la vida nos da una fuerza y poder mucho mayor que el del cuerpo y este se traduce en libertad. La cuestión es: ¿usamos esas maravillosas herramientas que solo los TONES tenemos?

De chavos, quizás de manera inconsciente, actuamos y reaccionamos por ignorancia o por miedo. Miedo a estar solos, miedo a perder afectos o cosas materiales, miedo a sentirnos rechazados o a simplemente no encajar con las mayorías, etc.

De grandes, ya de TONES, creo que después de los 40 específicamente, seguimos teniendo un poco de estos miedos e inseguridades, pero por lo menos ya sabemos lo que sucede si nos dejamos llevar por ellos.

Por ahí dicen que “echando a perder se aprende”. Si ya sabemos las reglas del juego y cómo jugarlo, entonces solo deberíamos sentarnos cómodos, mirar alrededor, permanecer atentos y divertirnos.

Siempre existirá el riesgo a ganar o perder pero más allá del juego sabemos que existe la vida y cuando a ella le sonríes, invariablemente te regala algo mejor. Entonces ¿en realidad siempre se gana?

Todos hemos caído en depresión alguna vez y sabemos las consecuencias de eso, también hemos tenido momentos de lucidez, épocas de energía y positivismo y sabemos lo que esto genera. “La experiencia de saber que todo depende de nosotros mismos es una gran responsabilidad pero también una gran liberación. “La actitud es la clave”.

Y escribo sobre todo esto por un proceso personal por el que estoy atravesando en estos momentos, cada que escribo me balconeo, expongo mis sentimientos, inquietudes y vivencias. Al final, todos somos muy parecidos.

De chavo siempre fui arriesgado, decidido, valiente y también muy inconsciente. Sin embargo, eso siempre me trajo buenos resultados, me llevó a vivir mi propia vida y a sentirme conectado conmigo mismo, con mis ilusiones y sueños.

Conforme fueron pasando los años, llegó un momento en el que sin darme cuenta, comencé a tomar decisiones con miedo y a querer encajar en el molde de vida de los demás, empezó a seducirme la idea de saberme incluido y aceptado. Quizás fue un poco cómodo pero no me hizo feliz.

A los 40 me di cuenta de eso y hasta los 41 logré tomar las decisiones que mi corazón me decía que debía tomar y en esas ando. Me conecté con quien realmente soy, desempolvé mis sueños y saqué las ilusiones del cajón. Eso me hizo renunciar a mi trabajo, dejar de quejarme porque no me gustaba mi vida y comenzar a escribir una nueva historia propia.

No voy a negar que algunos miedos cambiaron por otros, entré a un terreno de incertidumbre que me inquieta por momentos, sin embargo, la experiencia me ha dejado muy claro que cuando uno actúa en congruencia con uno mismo, cuando sustituye el miedo por pasión, cuando disfruta al máximo cada nueva oportunidad, se abren nuevos caminos, las oportunidades deseadas llegan a nosotros.

Resulta que la incertidumbre no debe ser algo horrible, la incertidumbre es el terreno fértil para poder sembrar cualquier posibilidad. ¿Y cuál es el secreto para que lo sembrado florezca? Pues creer, confiar, mantenernos positivos y de esta forma disfrutar día a día el trabajo que tenemos que hacer para conseguir lo que deseamos.

Así que TONES, les dejo ahí clavada una bien grandota…. interrogante: ¿te gusta tu vida? ¿te ves por muchos años feliz haciendo lo que haces? ¿vives y tomas tus decisiones por amor a ti y a tu propia historia o por miedo?

Problemas siempre habrá, a esta vida venimos a aprender muchas cosas, pero siempre podemos decidir la forma en que haremos que esto suceda.

Les comparto este video. Hay gente que nos inspira y nos anima a tomar decisiones.

Recuerda, “los hombres, sin importar nuestra orientación sexual, tenemos por dentro mucho más fuerza que nuestras erecciones”. Así que es momento de empezar a tomar decisiones desde el corazón y dejar de atarantarnos y evadirnos con la cola.

***Perdón por mi vulgaridad, pero quería dejar esto muy en claro y creo que me entendieron. ¿O no?

Me encantaría leer sus comentarios sobre el tema.

Nos leemos en la próxima.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

4

2 Comentarios

  1. Antonio Alavez
    5 mayo, 2016
  2. Carlos
    6 mayo, 2016

¿Cómo ves?