hombre maduro en bata, Salvador Nunez, blogger, gay, bienestar

¿Podrá la edad convertirse en una alegría a prueba de balas?

Quien se diga invencible e imperturbable quizás empiece a volverse un poco inhumano.
Ser susceptibles a los sentimientos y las emociones nos permite llegar a conectar con el corazón y el alma de los demás, con el brillo en sus ojos y muchas veces, con la falsedad de sus palabras también.
¿Cuántas veces fingimos para no ser lastimados? ¿Cuántas veces nos hemos puesto una máscara para no ser reconocidos o descubiertos en nuestra fragilidad?
El amor a veces duele pero a la vez nos regala sueños e ilusiones, le da sentido a nuestra vida y nos permite darle sentido a la de otros.
La vida sonríe cuando brilla el sol y llora cuando llueve. La vida necesita limpiarse por dentro, desahogarse y hacer visible su debilidad para mostrarnos a muchos que vivir consiste en eso: en mantenernos abiertos, dispuestos, receptivos y vulnerables.
Tontamente quisiéramos en ocasiones ser “monedita de oro” para caerle bien a todos. Pero no, es imposible. Afortunadamente todos somos diferentes y nos volvemos libres a distintos tiempos y velocidades.
Ser capaces de reír y llorar, de inspirar ternura, morbo y un poco de envidia e incluso hasta de odio, creo que siempre está bien. Creo que es señal de que estamos vivos y despertamos vida en los demás.

Soy demasiado sensible, amo el arte y todo lo que me conecta conmigo mismo, con mis emociones y por lo mismo, con los demás.
Vivo enamorado del amor, de mi amor y de mis sueños. Pero también en ocasiones siento angustia, desesperación y miedo. En momentos como este puedo darme cuenta que está bien, que es un regalo.
Cuando logro tranquilizarme y estar consciente de mi presente, de un instante como este, miro la lluvia caer por la ventana, siento mi espíritu fresco y mi cuerpo húmedo.  Me doy cuenta de que ya no soy un niño en mi exterior, pero mi experiencia me libera por dentro. La edad de los TONES puede convertirse en una alegría a prueba de balas. 
El mundo, nuestro trabajo e incluso nuestras relaciones, son el privilegio que tenemos todos para darle brillo a nuestra alma, para transformar la mierda en brillantes, para viajar de la prisión a l libertad en tan sólo un pensamiento “positivo”.

La soledad a veces duele, sin embargo, tener nuestros momentos a solas nos hace profundamente felices. En estos instantes nos observamos en el espejo y vemos una radiografía de nuestra propia existencia, de nosotros mismos.
Esta vida es preciosa, la música me eleva y me nutre, me emociona. La poesía me libera y los trazos y colores en un lienzo, reflejo del alma de los artistas, me ayuda a amarlos y a amarme, a descubrir que aunque diferentes por fuera, por dentro podemos ser muy iguales.

Soy quien soy, vivo con emoción y a veces me gusta tocar mis propios extremos. También mis rincones, esos que me regalan placer.
Sigue lloviendo a través de mi ventana y quizás también dentro de mi. Soy quien soy, soy como soy y seré como tenga que ser. Si me amas, te sonreiré y si me odias, espero  poder sonrreirme a mi mismo.
Se siente, huelo la humedad del ambiente. Me siento frágil y por lo mismo, me siento libre.
Un perro, un gato a mi lado, el pelo revuelto por la noche de anoche, pero dentro de mi el hoy y la magia del momento.
Suelta tus amarres, tus miedos y deja que jueguen, tan sólo obsérvalos. Después, toma tu almohada, recuéstate y descansa. Estás vivo, eres tú. ¡Que tranquilidad!
Hoy es hoy y mañana será otro día… Just one more try.

Todo pasa y al final, no pasa nada.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

#vivirycontarlo

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

 

 

2

2 Comentarios

  1. Armando Marcial
    2 junio, 2014
  2. ERICK OLASCOAGA
    5 junio, 2014

¿Cómo ves?