Perros, pug, sillon, sala,

¿Eres de los que confunden “ser positivo y optimista” con querer controlar y cambiar al mundo?

 

Hay gente que confunde “ser positivo y optimista” con querer controlar y cambiar el mundo. 

Creo que a veces confundimos un poco las cosas porque se nos olvida que todos vivimos en dos mundos: Un mundo interno y un mundo externo.

En el exterior no podemos cambiar las cosas porque por algo son así, la vida no se equivoca. Pero en el interior siempre podemos hacer cambios, liberarnos de ideas, conceptos, expandirnos y aprender a ser felices. “El mundo interno es la percepción que tenemos de las cosas y situaciones y esto es lo que nos convierte en quienes somos”.

Desde hace tiempo me gusta repetir que “La vida es todo”. Y claro, estar vivo es estar abierto a sentir, a experimentar amor, desamor, risa, llanto tristeza, melancolía, ilusión, dicha, gozo, desolación, toda la gama de emociones y sensaciones que transforman al se humano en un “súper ser humano”. Lo que hagamos con esto es lo que hace la diferencia y lo que determina nuestra realidad.

No puede existir una persona sensible, humana, amorosa, compasiva y alegre si no ha recorrido en su vida (o vidas) todos los matices de los que hablábamos antes.

Uno no puede sentir lo que no ha experimentado antes, uno no puede comprender lo que no ha vivido, uno no puede ser vulnerable ante el dolor de los demás si no sabe lo que es eso.

Alguna vez escuché decir a un Maestro espiritual que “toda emoción, todo sentimiento que se vive profundamente, pero sin meterle juicio, produce gozo”.

Y me parece absolutamente cierto, aunque cuesta mucho trabajo llegar a comprenderlo y sobre todo, a experimentarlo. Pero nos queda claro que a esta vida hemos venido a chambear, a trabajar por aprender a ser felices.

Por ejemplo, con el tema de las canciones melancólicas e incluso tristes: cuando las cantamos sucede algo curioso, conectamos con nuestras emociones y experimentamos cierto gozo en el momento. ¿No les sucede esto?

Cuando yo canto me siento feliz, no importa lo que diga la letra. Siempre que lo que expresemos venga desde el corazón, desde el amor, nos produce algo maravilloso.

La cuestión es “quitarle la connotación negativa a las cosas para poderlas experimentar de una manera distinta”. 

Para mi la música es una bendición, nos permite sentirnos, sentir la vida y expresarla sin miedo. Es un desahogo muy íntimo. ♔♔♔

Ahora, el escuchar puras canciones de desamor, de tragedias, eso ya es cosa de cada quien. Esas son ganas de sumergirse en la depresión y no buscar salida a nuestros retos.

Es necesario llorar, vivir los duelos porque nos fortalecen y vuelven más libres, pero es indispensable reír, amar y sentir esperanza e ilusión.

Conectar con eso que es la esencia de la vida. Sólo que nosotros tenemos que vivir muchas veces su contraparte para poder comprenderlo.

“Quien no conoce la oscuridad, tampoco sabe lo que es la luz…”  Ya me entienden, ¿verdad?

Creo que tenemos que aprender a fluir con la vida y dejar de pretender controlarla. Fluyamos con nosotros mismos y dejarnos de preocupar tanto.

Vivamos cada quien lo que nos toque vivir, lo que necesitemos experimentar, pero con una consciencia de felicidad, con la certeza de que cada momento difícil es la preparación, la semilla de uno grandioso.

Hagamos de la música un instrumento de liberación no de flagelación.  Esto es algo que de manera muy personal, en el camino vamos comprendiendo.

Esta canción me gusta porque dice muchas verdades… Todo siempre se compone, todo cambia. Pero aún sabiéndolo, el dolor a veces no nos deja verlo, sobre todo cuando perdemos a quien amamos.
Esta canción tiene su historia. Cualquiera pensaríamos que fue escrita para una pareja que se fue, pero no. Rudy Pérez, el autor, la escribió a su mamá cuando estaba muriendo. Que duro, que triste, pero se nos olvida que morir es tan natural como nacer.

Permitamos que la vida nos suceda, atrevámonos a volver a sentir y descubramos que eso es el milagro de estar vivos. Así que a ser felices más allá de todo y cueste lo que cueste.

¿Crees que naciste para luchar o para aprender a fluir?

Aquí les canto la canción junto con mi amigo Bruno Bauche.

¡Se vale compartirla!

@SalvadorNop

Facebook

Youtube

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?