diferencias, discapacitado, protesis, sorprendente

¡El video que te sorprendrá! ¿Quién es diferente?

Muchas veces nos levantamos de la cama un poco madreados emocionalmente, le echamos ganas, tratamos de animarnos pero no lo logramos. Quizás sea porque hemos olvidado eso que sabemos ” hacemos mejor” que mucha gente.

Todos tenemos una cualidad distinta, un don que llegamos a olvidar simplemente porque no hemos logrado que nos de de comer, porque no hemos conseguido que nos genere dinero. Creo en el destino y también creo en el libre albedrío. Creo que funciona 50% – 50%. El problema viene cuando pretendemos compararnos con los demás y sólo en base a lo económico medimos el éxito.

La vida no se equivoca, cada uno tenemos un camino distinto y contamos con las herramientas exactas para poder ser felices. Pensamos muchas veces en el absurdo de “querer ser como alguien más”. Eso significaría pelearnos por la felicidad de alguien. Si para cada quien hay una felicidad distinta, porque cada uno somos diferentes, entonces, si algunos fuéramos iguales, tendríamos que rifarnos el premio, ¿no crees?

Nos trae demasiados problemas vivir únicamente en el mundo de la forma porque a menudo nos vemos atrapados en él. Creemos que porque alguien puede comprar más cosas, porque tiene una casa más grande, un coche más nuevo, porque puede viajar más, es más feliz. Decía mi papá: “Rico no es quien más tiene sino el que menos necesita”. Yo pienso un poquito diferente: “Rico es quien aprende a ser feliz con lo que tiene”. Y no es conformismo, la vida me ha enseñado que cuando más tranquilo y contento estoy, es cuando mejores cosas y oportunidades llegan a mi vida.

A mi que no me vengan con que no hay que desear, no hay que querer cosas ni ser ambiciosos. Todos queremos, todos deseamos. La cosa es que no todos “creemos”.

Si en este mundo todos tenemos que ser creativos, trabajadores y creer en nuestros sueños, significa que cada día existirán más cosas, nuevas posibilidades. Entonces, dejar de desear sería detener el ciclo natural de la vida. El secreto está en aprender a querer lo que queremos y reconocer que la vida de cada persona “debe” ser distinta.

No envidies la situación de nadie, mejor trabaja por sentirte contento con la tuya y por ver todas esas pequeñas cosas que a veces olvidas y podrían regalarte una sonrisa cada mañana. Creo que eso sí sería envidiable. Las pequeñas cosas nos ayudan a conseguir cosas más grandes (pero no más importantes).

Si pudiéramos ver esos detalles pequeños que sabemos nos hacen felices, podríamos mantener una actitud alegre, subir nuestro nivel de energía, vibrar mucho más alto y entonces, generar mejores cosas en nuestra vida.

Hoy disfrutemos ser diferentes y comprobemos que gracias a eso tenemos una posibilidad de ser felices que nadie puede quitarnos. Lo único que tenemos que hacer es descubrirla.

Vive un poquito más despacio, dale mucho más emoción, pensamiento y energía a las cosas que te hacen feliz, lo que te genere demasiado conflicto suéltalo. Invirtamos mejor nuestra energía, confiemos más en la vida y nunca olvidemos que la fuente de toda riqueza es nuestra actitud.

Se feliz y nada te faltará. Pero no pienses que cuando nada te falte, entonces serás feliz. ¡La vida funciona exactamente al revés de lo que a lo mejor creías!

¡Celebremos las diferencias, disfrutémoslas y amemos ser únicos!

 

 

@SalvadorNop

Facebook

Youtube

 

MOOVZ.com La Nueva Plataforma y Red Social Gay que es diferente.

 

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?