santa claus triste, navidad, santa claus gay, christmas,

¡El estrés de la Navidad! ¿Diferencias entre una navidad gay y una heterosexual? Ja, ja. ¿Qué opinan?

 

17 de diciembre y yo creo que me pasa como a muchos, ni cuenta nos dimos en qué momento se terminó el año. Bueno, a mi me sucede algo chistoso, para algunas cosas siento que duró una eternidad y para otras siento que se fue volando. Esa es la mejor prueba de que el tiempo es relativo y se pasa tan rápido como sabemos disfrutarlo y aprovecharlo. Cuando me pongo a escribir con mi café al lado, mis calcetines largos y mi playera de agujeritos siento como si desapareciera. Ni cuenta me doy del tiempo, si se va lento o deprisa.

Estos son algunos aspectos que no ayudan nada a darnos cuenta del día en el que vivimos:

  • Vivir siempre de prisa y preocupados
  • No tener metas claras ni saber qué es lo que queremos en la vida
  • Que el 21 de marzo ya nos quieran enjaretar en todas las tiendas el día de las madres, el día de las madres el 16 de septiembre y en septiembre no sepamos si dar el grito, comer pan de muerto o voltear a ver árboles de navidad  con foquitos encendidos que nos dejen mareados y nuestra única opción sea sentarnos y echarnos un pedazo de rosca de reyes. Ja, ja. ¡En la madre!

El caso es que ya para cuando viene llegando diciembre, el estrés se duplica o triplica porque todo mundo se ve forzado a hacer planes. ¿Y qué pasa con los que queremos todo lo contrario, tomar un respiro y no hacer nada? ¿O simplemente pasar más tiempo de “calidad” con la gente que más queremos?

Ojo, muchas veces eso no implica tener que convivir “a huevo” con toda la familia. Confieso que quizás yo no esté bien en esto y deba ser más apegado a mi familia, pero la verdad es que no se me da mucho. Soy más de la familia que yo me voy forjando con los años.

Como Gays, siempre somos diferentes, nuestras pláticas, nuestros gustos (obvio),  las cosas que nos divierten y nos hacen reír. Claro que uno debe de aprender a convivir en todos lados y con todo mundo, pero en estas fechas a mi sólo se me antoja descansar, fluir, rascarme la panza casi hasta sangrar y ahora que tengo pareja, rascársela también a él. (La panza, digo). Bueno, la neta no. Tampoco soy tan bruto ni tan aburrido. Ja, ja. ¿Ya me entienden por qué no les hacen gracia mis comentarios a la familia? Y la cosa es que se me salen y ni cuenta me doy hasta que veo las “carotas”.

Uno como gay se ve obligado a crecer sin prejuicios, con mucha libertad y viéndolo todo de manera “natural”. Eso para mucha gente resulta “vulgar”. Muy respetable pero por lo mismo, se siente incómodo de ambas partes.

Yo con mis amigas sexólogas, con escritores eróticos, revolucionarios, con amigos gays, heteros, bisexuales y travestis… como que no encajo en el “tradicional seno familiar”. Ja, ja. Mis conversaciones les asustan ya a mi las suyas me aburren. ¿No les pasa algo similar a ustedes? Incluso, entre heterosexuales pasa lo mismo muchas veces. La gente más libre y de mente más abierta no es bien vista ni recibuda en todas partes. Sin embargo, los “locos” como nosotros sabemos ser felices entre nosotros. Uno va buscando siempre lo que le acomoda, que a veces no es siempre lo similar pero si lo que nos complementa. El caso es que el hecho de “tener” que convivir, quedar bien, verse bien, sonreírle a todo mundo y fingir que te la estás pasando “bomba” me da una hueva terrible. Eso es lo que a mi me estresa. Sin embargo, tampoco hay que ser tan egoístas y hacer sólo lo que nosotros queramos. ¿O si? Seamos copatibles o no con nuestras familias, son la gente que queremos y quien nos quiere. ¡Qué estrés!

Y luego, conforme va llegando la fecha de navidad, la gente se pone más loca y más acelerada y yo pareciera que voy respirando “paciflorina” en el ambiente.

Por ejemplo hoy, tengo muchas cosas que hacer pero ando con una calma que ya quisiera poder lograrla siempre, porque me doy cuanta que me tiene más contento, más creativo y por lo mismo, todo me fluye mejor.

¡Cuéntenme cómo se la pasan ustedes en estas fechas y en las cenas de Navidad y Año Nuevo!

¿Qué opinan de lo que les acabo de platicar? Me encantaría la opinión de gente gay y hetero. ¡Estaría padre!

Y ya nadamás para ponerle la cereza al pastel, ¡aquí les dejo mi huida con Santa Claus! Ja, ja, ja.

 

santa claus gay, gay desnudo, gay en navidad, navidad

No es que todos los gays nos comportemos de la misma manera, pero lo que sí es un hecho es que el humor es similar. ¿No creen? Ja, ja.

 

@SalvadorNop

Facebook

Youtube

MOOVZ Si eres hombre Gay, esta es la Nueva Generación en Redes Sociales.

 

moovz, gay, plataforma online, red social, gay

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?