inclusion con discapacitados

¿Deseamos Que Nos Incluyan Pero No Incluimos? ¿Integración o Inclusión?

La comunidad LGTB+ habla de ser incluyente. Pero dentro de nuestro grupo muchos hacen a un lado a los feos, pobres, nacos, viejos, etc. ¿Por qué pediremos constantemente que nos  incluyan en ámbitos y políticas sociales cuando nosotros alejamos a otros?

Aquí les presento a un grupo que tanto en lo hetero como en lo homosexual se le excluye.

Buscando y buscando me tope con Diego Ortega, quien es parte de Nuevo León Incluyente, proyecto que surgió gracias a Ismael Montoya junto con integrantes del grupo musical Genitallica. Ellos acudían a preparatorias incluyentes y se les invito a un concierto masivo famoso en el norte del país. Deseaban que fuera el primer festival integral donde pudieran acudir de forma libre a disfrutar de estos eventos.
Muchos de nosotros caemos en el error de no poder separar o diferenciar integración e inclusión. Pudiéramos llamarle “integración” a ese proceso que ayuda a las personas a que se encuentren en un sistema sin ser marginados, es cuando alguien se incorpora para complementar algo, un grupo de amigos, equipo de trabajo, familia, sociedad, un todo.
Mientras que la “inclusión” es la acción que se ejerce para mejorar las condiciones de las personas y los grupos para que formen parte de la sociedad en la que vivimos. El individuo o personas no debe quedar fuera de beneficios a ciertos sectores o grupos.

¿Les suena a algo que vivimos en el mundo LGTB+?

Pues aquí les va otra: “Creo que debemos volvernos más empáticos a los problemas que las personas con discapacidad afrontan”.
Nuevo León incluyente desea que se fomente la convivencia entre personas con discapacidad y sin ella en diversos ambientes, algo que la comunidad LGTB+ también lo añora. Además, los chicos pretenden poder viajar a todos los eventos masivos, promover la inclusión para que perdamos el miedo de convivir con personas con discapacidad y les vean con más naturalidad.
Le tenemos miedo a lo desconocido, si no iniciamos un puente para poder incluir e integrar a personas, jamás podremos vivir esa experiencia y hacerla más simple.

Trabajemos por ser incluyentes y no separemos por discapacidad, sexo, pensamiento o preferencia sexual a las personas.

Gracias a Ortega te presento cinco puntos que hay que tomar en cuenta cuando sabemos que asistirá una persona con discapacidad a nuestra casa, ya sea alguna fiesta, cena, etc. Revisa cual es la discapacidad de tu invitado o invitados, mucho dependerá de ella para que les hagas sentir cómodos. Para las personas con discapacidad motriz analiza si tu espacio es adecuado, puede bajar las escaleras, hay rampas, espacio para colocar su silla, entre otros. Con las personas sordas, checa si puede haber alguien mas que hable el lenguaje de señas, prepararte con lápiz papel y no darte por vencido en tener una charla. Para todas las discapacidades la ignorancia de algún integrante es la que les excluye. Los cinco puntos son:

Si vas a convivir con una persona con capacidades diferentes:

1. Estudia si necesita ayuda para algo en especial
2. Tómla en cuenta en actividades
3. Tómala en cuenta en las pláticas
4. Qué se sienta cómodo con la plática
5. Trátala como si no tuviera ninguna discapacidad

Pienso que estos puntos se deberían utilizar también con personas sin ninguna discapacidad, el chiste es sentirnos todos incluidos en un grupo.

Si deseas saber sobre ellos puedes revisar sus redes sociales

https://www.facebook.com/NuevoLeonIncluyente/
https://twitter.com/nuevoleoninc/

¡Nos leemos en la próxima!

@ettosantana

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

Sin Comentarios

¿Cómo ves?