salvador nunez, sismo 19 de septiembre

¿Cómo Viví El Sismo? Y Lo que Siento Después De Él

19 de septiembre 2017… Manejando con la camioneta llena de maletas, cámaras, luces, mis perros en sus transportadoras y mucha alegría rumbo a la playa a hacer fotos para un proyecto en el que llevo meses trabajando, escuchaba en la radio la conversación de Fernanda Tapia con Miguel Ángel Mancera, el jefe de gobierno de la CDMX, hablaban sobre el sismo de 1985 y el simulacro que acabábamos de vivir todos en la ciudad hace apenas unas horas.

De pronto, apenas bajando el puente de periférico, ya muy al sur de la ciudad, la camioneta comenzó a moverse muy fuerte, Fernanda Tapia dijo: “Está temblando muy fuerte, guardemos todos la calma” el puente que se encontraba justo arriba de mi parecía que se venía abajo,  el tránsito se detuvo, la gente comenzó a bajarse de sus vehículos. De pronto, las miradas de todos los que estábamos ahí se encontraron y guardamos silencio hasta que alguien gritó “Un Terremoto”.

Fue hasta ese instante cuando todos reaccionamos. Yo solo observaba arriba de mi el puente que se tambaleaba y a mi lado un edificio con la fachada de espejos. En ese momento nadie dimensionábamos la magnitud del sismo. Afortunadamente no duró mucho, 50 segundos, no hubo ningún incidente en la zona, así que todos seguimos nuestro camino.

Yo continué mi rumbo a la carretera mientras escuchaba el reporte de Fernanda Tapia sobre lo que acabábamos de vivir. Comencé a alarmarme cuando la gente comenzó a twitear mensajes diciendo que había humo en la zona, Fernanda mencionaba que parecía que había habido derrumbes en diferentes zonas de la ciudad…

Lo demás, ya todos lo sabemos y lamentamos profundamente.

Yo tomé la carretera porque habría gente en Acapulco esperándome para trabajar. Al poco tiempo se informó en redes sociales y radio que algunos puentes habían resultado afectados por lo que tuvimos todos que desviarnos por la carretera libre. 10 horas después llegué a mi destino angustiado por todo lo que se narraba en los medios.

Los 5 días que pasé en Acapulco fueron de mucha angustia e impotencia de no poder estar ahí ayudando cuando TODOS los mexicanos lo estaban haciendo, cuando por fin TODOS DEMOSTRÁBAMOS QUE SOMOS UNA FAMILIA.  Lo que pude hacer fue poner mis redes sociales al servicio de la gente informando y estableciendo conexiones entre quienes recaudaba víveres y quienes contaban con camiones para poder transportarlos. Me sorprendió lo que JUNTOS estábamos pudiendo lograr todos los mexicanos, cada uno a su manera y con sus propias herramientas.

El fotógrafo que esperaba no pudo salir de México y las actividades que teníamos pensadas para mi proyecto, no pudieron realizarse. Pero HABÍA ALGO QUE POR PRIMERA VEZ ESTÁBAMOS HACIENDO TODO MÉXICO JUNTOS: Preocuparnos y OCUPARNOS por los demás.

En estos momentos de desgracia muchos estamos viviendo el México de nuestros sueños, me refiero a la solidaridad de la gente, a la empatía entre seres humanos, a la disposición de LA MAYORÍA por ayudar a rescatar vidas de personas y animales.

frida, la perra rescatista del sismo del 19 de septiembre

Hoy, a una semana del sismo que hizo nacer a un Nuevo México me siento muy raro. Se que todos debemos volver a nuestros trabajos,a nuestras actividades, pero no quiero que olvidemos que por muchos meses habrá gente que seguirá necesitando de nosotros TODOS LOS DÍAS.

Me siento muy afortunado y agradecido de no haber sufrido ningún incidente en mi casa y de que toda mi familia esté bien. Sin embargo, muchos amigos se vieron muy afectados, muchos se han quedado sin casa y han perdido todas sus pertenencias.

Más allá de todo lo que se ha caído físicamente, también hubo fracturas emocionales, también se ha movido la energía de la Ciudad de México, también algo dentro de cada uno de nosotros ha despertado y nos ha hecho ver quienes realmente somos sin nuestros egos, sin nuestras pretenciones, sin egoísmos, envidias, prejuicios. TODOS SOMOS PERSONAS LLENAS DE AMOR, SERES HUMANOS LIBRES DE DECIDIR LA VIDA QUE QUEREMOS VIVIR.

DESPUÉS DEL SISMO DEL 19 DE SEPTIEMBRE DEBEMOS VIVIR SIENDO MÁS FELICES

En un abrir y cerrar de ojos, la vida puede cambiar. Después de hacer énfasis en que quisiera que mantuviéramos todos nuestra actitud solidaria y compasiva los siguientes meses y por siempre, me pongo a reflexionar y siento ganas de ver la vida de manera distinta, quiero vivir menos deprisa, vivir más contento, más tranquilo, disfrutar más cada detalle simple de la vida, DEJAR MUY CLARAS MIS PRIORIDADES y ser congruentes con ellas.

  • Ojalá que se vuelva costumbre dar los buenos días y regalar una sonrisa a la gente todas las mañanas al cruzar la calle, al comprar un jugo en el puesto de la esquina, al llegar al trabajo. 
  • Ojalá el miedo, la angustia y nuestras frustraciones personales no nos ganen y borren esa actitud amable y compasiva que estamos viviendo y tanto necesitamos. 
  • Ojalá que decidamos enfocarnos el el lado positivo de la vida y de cada cosa que nos toca vivir. 
  • Ojalá que comprendamos que no TODOS podemos ser iguales y que siempre habrá un poco de “maldad” por llamarlo de alguna forma. Porque esto siempre es necesario para darnos cuenta de lo que no queremos ser, de lo que no queremos vivir. Porque lo que no nos gusta y nos incomoda siempre es un espejo de nosotros mismos, es un recordatorio de lo que no queremos ser. 
  • Ojalá que todos aceptemos, respetemos y no juzguemos la diversidad en todas sus formas. 

En estos días en los que nadie se ha preguntado si la gente afectada es rica, pobre, flaca, gorda, heterosexual, gay, bisexual o trans antes de ayudarla, hemos podido comprobar que todos sentimos igual, lloramos igual, amamos igual, agradecemos igual, rezamos igual y nos abrazamos igual.

Tengo muchas ganas de que mi trabajo en los medios digitales (blog y redes sociales) pueda regar día a día esta NUEVA ACTITUD QUE TENEMOS LOS MEXICANOS, pueda ayudar a recordarla, pueda fomentarla, agradecerla, procurarla y contagiarla. 

¿Me ayudan?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

2

Un Comentario

  1. Martín balandran
    26 septiembre, 2017

¿Cómo ves?