¿Cómo Hacer Frente A La Crítica Destructiva?

0
681
criticar, critica destructiva

Creo que a nadie nos gusta que nos critiquen, pero no todas las críticas son malas, solo hay que aprender a diferenciar entre una crítica con el afán de herir y destruir y una cuya intención es generar algún cambio positivo.

La gente que critica y señala lo hace por costumbre. Así que no te lo tomes personal. Si en el momento que te criticaron hubiera estado en tu lugar otra persona, esa persona hubiera sido la criticada. 

criticar, critica destructiva

Debemos hacer siempre un trabajo interior para fortalecer nuestro carácter y autoestima. Es la única manera de salir con la frente en alto ante cualquier crítica. Todos valemos lo mismo como seres humanos, pero quien no tiene la capacidad de comprender a los demás o simplemente de respetar, solito se resta valor.

No tiene sentido vivir pretendiendo darle gusto a todo el mundo.

Aquí te va un ejercicio:

Piensa en tu color favorito y pregúntale a la persona que tengas a tu lado en este momento cual es el suyo. Posiblemente coincida que ambos les gusten el mismo color, pero existe una alta posibilidad de que escoja otro, eso no significa que esté mal… simplemente es distinto y se respeta.

 

 

 

 

 

Constantemente el ser humano siente la necesidad de expresar sus opiniones para influir en los demás, pero cuando se hace un critica, es necesario tomar en cuenta los intereses y las necesidades del prójimo, vaya, ponerse en sus zapatos y no tratar de imponer una visión personal descartando completamente la del otro. Quien lo hace, tan solo está buscando satisfacer su ego.

¿Qué prefieres, ser feliz o tener la razón?

Tampoco podemos pasar la vida con miedo a ser criticados, cada cabeza es un mundo y todos tenemos derecho a expresarnos. “El respeto es algo que se aprende y abre caminos en la vida”.  Las personas que viven de las apariencias intentándole darle gusto a todo el mundo, se olvidan de sí mismas, pierden personalidad. No es sano tratar de ser quien uno no es con tal de agradar a otros. De esta forma estaríamos viviendo una mentira y tarde o temprano terminaríamos solos porque no existiría nadie a nuestro alrededor que realmente nos conociera y entendiera.

Si en algún momento alguien criticó tu forma de vestir (por mencionar un ejemplo), ¿Crees que a esta persona le importa realmente cómo te ves o va a pasar su vida pendiente de lo que te pongas o te quites a diario?

No dediques tu tiempo en tratar de hacer felices a terceras personas; ¡ocúpate y preocúpate por ser feliz tú!

Las personas que realmente te quieren te aceptan tal cual eres, sin importar tu apariencia o tus ideas. Al final solo les interesa que tú seas feliz… como quiera que sea.

Ahora, también es importante aceptar y aprender de las críticas constructivas. En el mundo como en la vida existen códigos y reglas y romper una de vez en cuando no está mal, pero vivir en contra de todo es un indicador de que tenemos resentimiento y enojo atorado.  Acepta consejos y sugerencias: generalmente un consejo viene acompañado de un por qué o una razón positiva. Cuando alguien te critique, pídele que te de una explicación.

No es igual que te digan o que digas:

– Te aconsejo no usar esos zapatos color rosa mexicano para ir un evento de gala, usa algo más adecuado para la ocasión, a que te digan o digas:

– Oye, esos zapatos están horribles y el color es naquísimo.
Todo de pende siempre de cómo y con qué intención se haga el comentario. Además, ¿naquísimo para quién? Si a ti te gustan, está bien. Pero es bueno aprender ciertos códigos de conducta y vestimenta.

Yo te daría un consejo:
Si no tienes nada bueno que decir, mejor quédate callad@.

 

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Me llamo Luis Carlos Sáenz Navarrete, nací el 11 de agosto de 1977 en un poblado muy pequeño del estado de Campeche. Crecí en medio de un ambiente familiar muy conservador, influenciado más por la época en la que me tocó crecer. Desde muy pequeño demostré habilidades para el dibujo, el diseño y la fotografía y aunque me he dedicado siempre a trabajos administrativos, nunca he dejado de explorar mis gustos y capacidades creativas. Aunque creo que ha llegado el momento de dedicarle más tiempo a lo que realmente disfruto. Llevo casi año y medio de feliz matrimonio con un Venezolano que me ha dado otro sentido a mi vida y que me ayudado a priorizar lo que para mí debe ser importante. Actualmente mis objetivos van enfocados en actividades que realmente disfruto.