5 usos inteligentes para tu aguinaldo

Repite conmigo: “¡el aguinaldo no es para comprar regalos! ¡el aguinaldo no es para comprar regalos! ¡el aguinaldo no es para comprar regalos!”

Si te dejaste ir como gorda en tobogán y ya te gastaste todo tu aguinaldo durante el “Buen Fin” para regalos navideños, no ahorraste para la cuesta de enero, o no pagaste ni un peso de tus deudas, ¡lás-ti-ma Mar-ga-ri-to!

Pero si todavía te quedan unos pesos, o mejor aún, no lo has recibido, las noticias son positivas para ti, ya que hay varias cosas que puedes hacer con ese dinero.

Un dato rápido: el 84% de los mexicanos usa su aguinaldo para los festejos navideños y de fin de año, de acuerdo con una encuesta de PROFECO, una estadística realmente alarmante.

Por lo tanto, la única lección que te daré hoy es la siguiente: perdiste una gran oportunidad de empezar el 2017 con el pie derecho. Aunque si el aguinaldo aún no te lo dan, estás a tiempo de hacer algo útil con tu dinero.

Aquí te dejo cinco usos inteligentes de tu aguinaldo de 2016:

  1. Pagar deudas: Si quieres pasar un 2017 feliz, lo primero que tienes que hacer es liquidar (o reducir) tus deudas. Este es el mejor uso que puedes darle a tu dinero. Recuerda que una deuda implica más pérdidas que las ganancias que puedas obtener si ahorras o inviertes tus pesos. Es mucho más rentable librarte de intereses o costos de los créditos que guardar tu dinero. Te recomiendo que empieces con las más caras (cuya tasa de interés sea mayor). Aparte de quitarte de broncas con los bancos, intereses y llamadas incesantes de cobranza, también te liberan emocional y energéticamente de problemas.
  2. Pagar seguros anuales. Muchas aseguradoras ofrecen descuentos en las pólizas si las pagas por todo el año, ya que reduces costos administrativos y pagos fraccionados. Si haces pagos anuales, puedes ahorrar un muy buen porcentaje en tu seguro de auto, tu seguro de gastos médicos y en algunos casos en tu seguro de vida si los pagas completos.
  3. En tu educación. Bien decía Benjamín Franklin: “vacía tu bolsillo en tu mente, y tu mente llenará tu bolsillo”. Ya sea que pagues un curso que te especializará en tu trabajo y te vuelvas indispensable, o una maestría que te dará una ventaja competitiva laboral, o un curso de idiomas que te abra nuevas puertas. Te aconsejo que investigues sobre el trabajo que te gustaría obtener, revisa cuáles son los requisitos que piden para cubrir tal puesto respecto a habilidades, experiencia y educación. Con esto en la mano, puedes buscar algún taller, diplomado, curso o maestría que te brinde esos conocimientos necesarios
  4. Inversión. Te he hablado en varias ocasiones en cómo invertir, desde lo más sencillo hasta lo más sofisticado. Recuerda, no se trata de que metas tu dinero a la bolsa y te vuelvas un experto en transacciones bursátiles, en especial si no sabes del tema o eres poco arriesgado. Lo que te recomiendo es buscar inversiones fáciles y confiables, instrumentos donde tengas la certeza que una compañía administra tus recursos y te despreocupes mientras tu dinero trabaja por ti. Mi consejo: no ‘inviertas’ en instrumentos informales (tandas) y sobre todo, no inviertas si no entiendes qué pasará con tu dinero exactamente
  5. Tu retiro. Ahorrar para tu retiro también es una inversión, a mi gusto de las mejores. Considera que no vas a estar activo económicamente toda la vida, y mantener el estilo de vida que te gusta llevar, será más difícil con el paso de los años. Usa tu aguinaldo para una buena aportación voluntaria a tu Afore; si no sabes ni dónde está, es tu oportunidad perfecta para poner este asunto en orden. O mejor aún, puedes contratar un Plan Personal de Retiro que te de brinda protección, genera intereses y son deducibles de impuestos.

¿Quieres saber más? ¿Quieres lograr más con tu dinero? Acércate conmigo, asesorarte y apoyarte será un placer.

@chachoreyes

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

1

Un Comentario

  1. Miguel
    6 diciembre, 2016

¿Cómo ves?