Algo que podría volver a darle sentido a tu vida

Habemos gente que expresamos lo que sentimos pero también hay quienes mantienen en silencio lo que más les duele y les incomoda. Esto hace que el malestar, la angustia vaya creciendo por dentro y una de dos: o lo evadimos con superficialidades que tarde o temprana aumentarán el problema o  nos deprimimos. Cabe mencionar que cuando se cae en depresión se pierde la objetividad y es más difícil salir adelante y darle solución al vacío o angustia que llevamos dentro.

Hay muchos factores que pueden hacer que le perdamos interés a la vida, que sintamos un gran vacío y desolación. No estoy diciendo que tengamos razón para desanimarnos pero sucede y cuando sucede hay que sacar fuerza para descubrir la raíz de nuestra tristeza, muchas veces silenciosa y quizás inconsciente.

El materialismo nos está consumiendo, generando demasiada frustración, angustia, dolor y miedo. El estrés en el que vivimos nos está apagando la sonrisa y cerrando los ojos ante la verdadera belleza de la vida.

Lo único en que pensamos es en dinero, en bienes materiales, en posesiones. Cuando dejamos de pensar en nosotros mismos, entonces pensamos en la guerra, en la violencia, en la miseria del mundo y obviamente nos ponemos peor y nos llenamos de miedo.

Ya sea que pensemos en nosotros mismo o en la condición del mundo, hay algo que no cambia y que es la raíz del malestar de la humanidad: “el pensar únicamente en lo tangible, en lo que se ve, en la apariencia, en lo limitado. Todo eso nos atrapa”. Somos mucho más que eso. Sin caer en cuestiones religiosas, más allá de la fe que cada uno profese, “somos seres infinitos, somos conciencias, espíritus viviendo una realidad humana, pero no somos únicamente humanos, por lo que, si comenzáramos a conectarnos con la belleza de la vida, con la naturaleza, si escucháramos nuestro silencio, si nos hiciéramos las siguientes preguntas existenciales, nuestra vida cambiaría por completo:

¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?

Si quieres seguir creyendo que tan solo eres un montón de huesos apilados y forrados de una piel gastada, que vienes de otro montón de huesos igual y que vas tan solo a una caja en la que se guardarán tus huesos y tu piel hasta que se la coman los gusanos, entonces te garantizo una existencia vacía, desolada y tremendamente limitada.

Conectarnos con la vida, con lo eterno, con esa Fuerza para muchos inexplicable que he hecho que la propia vida exista y se manifieste de infinitas maneras y genere constantemente belleza y perfección, nos regresará de nuevo a nuestra esencia y nos permitirá vivir de forma ilimitada y rodeados siempre de belleza y alegría aún dentro del caos de mundo en que nos encontramos.

Todas las religiones hablan de un Dios, la física cuántica habla de una Energía Creadora, la metafísica, todas las corrientes de pensamiento coinciden en su esencia, obviamente quitando la manipulación del hombre.

Somos seres infinitos conectados a una Fuente de vida. Somos eso, no somos un triste montón de huesos atrapados en nuestros pensamientos limitados, nuestras ignorancias y nuestras frustraciones.

En la vida todo es perfecto, lo que vivimos es el resultado de lo que llevamos dentro, de nuestra evolución como conciencias, de nuestra forma de pensar y sentir.

Todo es injusto y desolador si únicamente tratamos de comprenderlo con los ojos, desde nuestro cuerpo limitado.

Conectémonos de nuevo con nuestro silencio, con eso que todos sabemos que llevamos dentro y nos llena de paz.

No toda la gente está lista para entender esto y para generar el verdadero cambio en su vida, pero tarde o temprano, nuestra experiencia humana nos lleva a ello.

“El maestro aparece cuando el alumno está listo”.

Desear cosas materiales, mejorar nuestras condiciones de vida no está mal, pero para poder tener todo lo que deseamos, tenemos que conectarnos con el todo, fundirnos en esa Fuerza capaz de crear todo lo que ni siquiera somos capaces de imaginar. 

Si tú ya sabes que lo que te digo es cierto pero lo has olvidado, te dejo este video para que tú mismo saques tus conclusiones y te des cuenta que TODO en tu vida tiene solución, pero no creas que está en tu limitada cabeza, está en tu reconexión con lo Infinito, con tu esencia, con el silencio, con la grandeza de la vida.

¿Qué opinas al respecto? Me encantaría leer tu opinión y si viste el video, saber lo que piensas.

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

5

Un Comentario

  1. Luis
    4 enero, 2017

¿Cómo ves?