¿Has tenido sexo con desconocidos?

Creo que este es un tema al cual le podemos sacar mucho de qué hablar, ya que todos hemos tenido una experiencia parecida, donde el sexo se vuelve una especie de aventura, y sí, en efecto, se convierte en una aventura, la cual no sabemos qué desenlace tendrá, ya que podemos encontrarnos con la persona más “linda” de este planeta, pero también con el otro lado, el que no te da ni un “abracito” de despedida. Esto es parte del riesgo que corres dentro de estos encuentros, ya que a veces esperamos de más; existimos quienes tenemos presente a lo que se va y a lo que no, es decir, que entendemos que lo único que se dará es eso, tener sexo, sexo y puro sexo, así que si eres de los que se enganchan de manera fácil, no es recomendable este tipo de experiencias, ya que quizás comiences a crear vínculos sentimentales y en lugar de salir satisfecho, tendrá el efecto contrario, saldrás lastimado.

Nos podemos encontrar con algunos que de cierto modo se espantan de sobremanera con el “sexo casual” (jamás he entendido por qué); me es difícil comprender que existan este tipo de “entes” que algunas veces son los mas “canijos”, pero ya que viven de un modo reprimido, juzgan a quien tiene el valor para hacerlo, ya que les gustaría hacerlo con esa libertad sin sentir culpa, pero ¿qué nos genera culpa y nos llena la cabeza de prejuicios?. Tener sexo, como todos los sabemos, es algo natural, si no tenemos pareja y la persona con la que nos estamos acostando tampoco, ¿por qué dar espacio a sentimientos negativos?, el punto es pasarla bien, obviamente como todos sabemos, con sus debidas precauciones, siempre usando condón; eso es una regla básica para poder entrarle a estas “andadas”. Muchas personas quizás relacionen esto con “libertinaje”, lo cual sólo se me hace otra etiqueta más que clasifica a quien tiene sexo sin compromiso. Creo que en este mundo cada quien tiene la capacidad de elegir lo que le haga feliz, ese es el punto, sentirte pleno y si es de este modo, momentáneamente, ¡está bien!, jamás esperemos la aceptación de un tercero, siempre habrá quien tenga algo negativo que decir, pero como digo siempre, va a estar en ti el tomar lo que te dicen, y si es algo que te aporta algo positivo a tu existencia, adelante, pero si es la típica persona tóxica, ignoremos estos comentarios; recuerda, puede ser meramente envidia, será cuestión de que hagas una balanza y determines la calidad de la crítica. Disfrutemos nuestra sexualidad, repito, con toda la responsabilidad y con la misma madurez que determinamos sostener una relación basada en puro sexo. Puede ser que el sexo sea tan bueno que se vuelva de algún modo una pareja “estable” para ese objetivo, ¿qué mejor?, encontraste a alguien afín a tus objetivos en ese momento de tu vida.

Creo que el principal objetivo de mi artículo es decirle a la gente que el sexo no está mal en ninguno de sus modelos, obviamente descartando el sexo sin consentimiento o sin protección, o teniendo una pareja, ahí creo que tampoco es válido a menos que se llegue a un acuerdo; que también lo he visto, parejas que tienen la libertad de tener encuentros sexuales con otras personas pero no le meten sentimiento, es como parte de la regla para este “acuerdo”; no sé qué tanto funcione o no, el punto es que si tu pareja está enterada y lo acepta, tampoco está mal, dejemos de adoptar conductas que no van con nuestro modo de pensar.

Nos leemos en la próxima.

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

 

2

2 Comentarios

  1. Rolando
    21 diciembre, 2016
  2. Cristian C
    3 enero, 2017

¿Cómo ves?