Activos, ¿especie en extinción en el sexo gay?

Etiquetas: , ,

tumblr_o1h18b4xoi1qfaqpio1_540

Se les busca como locos, por valles, prados, departamentos, oficinas, calles, apps, de ligue y cada día existen menos, no se sabe a qué se deba pero ¿serán los activos una especie gay en extinción?
En una relación sexual o amorosa es mentira que uno tome el rol de la mujer y otro la del varón, aunque puedes toparte con esta situación en algún momento por que así fue la decisión de ambos, el caso es que somos dos hombres homosexuales que nos asumimos como tal y que nos gusta ser penetrados o penetrar. Lo ideal sería que nos gustara las dos cosas.
Entre nosotros existen diferentes roles:
1. Pasivo 100%: quien es penetrado, disfruta que lo hagan, no le gusta penetrar ni que le realicen sexo oral, hay algunos que ni siquiera permiten tocar su pene.
2. Versátil o Inter: esta en medio, tanto le gusta dar como recibir, no se encasilla en ningún rol y disfruta de ambos, le da igual. Le entra a lo que le caiga. De aquí se diversifica a:
a) Versátil pasivo: le gusta ser penetrado, hacer el oral, pero de vez en cuando le gusta ser activo.
b) Versátil activo: se deja penetrar ocasionalmente y disfruta más el rol de activo.
3. Activo: es quien penetra en la relación, el que “domina”, de hecho hay quienes no les gusta ser penetrados, los cien por ciento activos.

En apps. como en lugares de ligue me percato que existen muy pocos 100%  activos, pareciera que por cada activo le tocan 458, 898 pasivos e inters al día y que el número va en aumento. Muchos activos se dan el taco, aunque estén feos. En definitiva sí son un animal en extinción del que debemos analizar como reproducirlo en nuestro habitat, hasta se podría intentar crear organizaciones sin fines de lucro para ayudar a que crezcan mas gay activos… pero como los sacerdotes, cada día hay menos.
Nunca hay que decir que no te gusta algo hasta que lo pruebas, muchos activos se han hecho versátiles según mi parecer porque:
• Es mas placentero dar y recibir, cuando buscas sexo nunca te faltara porque tendrás mayores opciones. Aunque bueno, siendo activo jamás te faltarán lugares donde meterte.

• Cuando uno inicia en estos rollos sexuales mayormente somos pasivos, no tenemos ni idea de cómo hacerlo, pero lo “mas sencillo” es dar las nalgas. Conforme vas creciendo comienzas a explorar y te conviertes en versátil o te quedas como pasivo.

• Cuando conoces el placer anal y saben estimularte el punto P, todo cambia. En realidad sí, todo cambia. Chicos, muchos suelen decir que les tocan el punto G, si a las mujeres casi nunca se los encuentran a nosotros menos, no lo tenemos, en nuestros cuerpos esta el punto P porque se localiza en la próstata. Algunos dicen “ay me vine sin tocarme”, eso quiere decir que te pudieron localizar el punto, felicidades, en ocasiones te dan ganas de orinar, Obviamente para llegar a él, hay que aprender a explorar el ano, obviamente ignorando las palabras del Cardenal Norberto.
Cuando un activo en el jugueteo de estimularles el perineo (zona que esta entre los testículos y el ano) se excita, imagínatelo siendo penetrado.

• Nos fascina que nos sometan. Cargamos con esa ideología de quien es pasivo es sometido y quien es activo es quien manda.

• Las expectativas de los pasivos son sumamente elevadas, su estándar y nivel de calidad para ser activos es casi inalcanzable. Desgraciadamente el porno, películas, videos nos hacen ver al activo como ese macho superior, “que no se le nota que es gay” de ahí añádale que nos guste su físico, cómo se viste y que nos coja bien. Hay activos, pocos pero hay, si a esos les cerramos las puertas porque entran en el peyorativo de “brinconas” (chicos amanerados u obvios que catalogamos como femeninos pero a la hora del sexo son activos).
Obvio no todos los activos se nos hacen inter ni pasivos. Depende mucho de los gustos de cada persona y cómo se sienta cómodo. Podría ser que gracias a la Heteronorma existan también activos, reconozco que por este miedo y onda de que si te la meto es que no soy JOTO, nos encontramos con algunos HSH (hombres que tienen sexo con otros hombres) activos, que no se denominan gay, por que recuerden, unas son las practicas sexuales y otras las preferencias. Como también podemos toparnos con activos 100% que ya han tenido experiencias inter y nos les gusta que los penetren, les lastima, etc. y deciden que lo activo es lo de ellos.
Esta es mi postura de por que creo que sí hay pocos activos pero no se están muriendo ¿Tú qué opinas? Cuéntamelo.
@ettosantana

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

Acerca de 

Modelo del 78 cuando las carrocerías se hacían bien, mas no mi cuerpo. Soy vegano, honesto, sarcástico, wana be indie pop star, peluquero/barbero, comunicólogo, artista visual. Amante de los viajes, leer un libro por semana, los tés, la ropa diferente, me gusta descubrir lugares, tiendas, diseñadores, música, personas.

7 Responses to "Activos, ¿especie en extinción en el sexo gay?"

  1. Javier Alfonso Tenorio Maureira  1 octubre, 2016 at 11:51

    Aquí en el Perú, la mayoría de mis ligues son con bisexuales, solteros, con enamorada, casados, divorciados o convivientes (algo muy común en estos tiempos, y muy andino) y hasta con hijos: esos sí son activos garantizados. Gays y heteros químicamente puros ya está demostrado que parecen ser la excepción. Se ve en en los cuarteles, en las cárceles, en sitios donde sólo hay varones, sea la edad que tengan. Tenemos un dicho “en tiempo de guerra, cualquier hueco es trinchera…”, y como los blancos descendientes de europeos somos apenas un diez por ciento en un país mayoritariamente indio, la idea de encularse un culo rosadito los aloca al punto de que hay dos variantes de otro dicho muy popular: “carne blanca, aunque sea de perro”, pero que en su verdadera versión que me corrigieron es “carne blanca…. aunque sea de hombre”. Y me consta… Eso sí, si uno es pasivo pero muy masculino, el grueso cree que uno les puede “dar vuelto”, es decir, penetrar a su vez cuando estén desprevenidos o zampados (borrachos), y no se dejan tocar el ano así no más. Claro que hay excepciones. Pero los afeminados, y sobre todo si son travestis, le ganan a las putas en el Perú en clientes, por su femineidad. Vale.

    Responder
  2. Javier Alfonso Tenorio Maureira  1 octubre, 2016 at 12:13

    Ah, y un dato más. En la Amazonía peruana, los charapas (peruanos amazónicos mestizos) son de lo más liberales, arrechos (cachondos), fogosos, y se apuntan para todo. Los travestis charapas le dan en el suelo a las mujeres: uno ni cuenta se da que son hombres. Y como además los charapas son muy liberales, si la “huambrilla” (chica, chavala, muchacha) que están afanando (cortejando para llevárselas a un “telo” (hostal barato) resulta que venía con “sorpresa” (o sea, con pinga, pichula, pincho, verga, carajo, guasa, etc.. ), les importa un carajo y con un simple “ya qué chucha” (qué importa) y se la cachan/tiran/le meten huevo (follan) sin darle mayores vueltas al asunto ni acomplejarse desde ningún punto de vista. Hasta en Lima lo he sabido. Y no les molesta que les digan “cacaneros” o “cachacabros” (cabro es lo mismo que maricón, rosquete o chivo en el castellano peruano, “shontolón” entre los charapas: en Chile, no. Cabro allá es chico, gay es maricón y punto, mientras que en el Perú maricón/maricona también significa cobarde y marcionada, cobardía, abuso cobarde). Espero haberles contribuido un poquito con el sexo en esta parte del mundo castellano-hablante. De paso, la palabra para chaval/a en el Perú es equivalente a chiquillo/a o chibolo/a en todo el país, pero hay regionalismos como “huambrillo/a” entre los charapas (peruanos amazónicos) o un/a “churre” en Piura, en la costa norte del país, adonde llegó Francisco Pizarro a conquistar el Perú, o un cholito/a si es mestizo o andino. Espero se diviertan con nuestro castellano y, ojo: en el Perú nadie dice que habla español, TODOS decimos que hablamos castellano, y hasta la Constitución Política del Estado así lo establece, aparte de las lenguas indígenas oficiales. Vale.

    Responder
  3. Javier Alfonso Tenorio Maureira  1 octubre, 2016 at 12:28

    Ah, Salvador, y como eres mexicano, aquí en el Perú, tan parecido a México en tantas cosas al punto que Piura tiene un acento más mexicano que limeño -de su puerto, Paita, zarpaban los galeones para Acapulco y Manila-, la palabra puto no significa marica como en México, sino, simplemente un chico u hombre que se prostituye. Y coger -al igual que en la Argentina- en el Perú simplemente significa agarrar, tomar con las manos, no cachar, que allá y en Chile significa simplemente entender, comprender, sorprender, cosas que es bueno saber para evitar situaciones engorrosas como la que pasó una secretaria peruana de nuestro zoológico en un supermercado de la zona elegante de Lima, cuando paseaba a un chavo mexicano y de pronto éste le pregunta en voz alta y sin ninguna malicia :”¿Y cómo fue que te cachó tu jefe?”… para escándalo, risas y horror de toda la clientela. Y como esas muchas, pero por hoy, chau (adiós en el Perú significa una despedida por un tiempo prolongado, un viaje; en México sé que es algo vulgar -de nacos, dirían Vds. Hasta pronto.

    Responder
  4. Alex  1 octubre, 2016 at 15:09

    Sin mencionar las formas en que se habla de la actividad sexual, homosexualidad u opciones sexuales (referirse al discurso) de cada cultura no viene al caso;…los activos no estamos en extinción, lo que ocurre es un inicio sexual -como dice en el artículo- menos complicado y la persona parte por ser pasivo. No es la generalidad pero ser activo trae trabajo “extra” es decir, primero hay que saber penetrar… yo partí primero con mujeres, luego bisexualidad y finalmente homosexualidad… tendía a unir apariencia con preferencia, sin embargo una vez consolidados los rasgos de personalidad, identidad de genero y objeto sexual más una auto imagen lo más sana posible se dió el ser activo… genera morbo, deseo y placer el penetrar a otro macho, y ser penetrado genera menos placer… esa es mi postura; creo que hay hombres homosexuales muy neurotizados que no logran aceptar su orientación de objeto y se muestran masculinos… tienden a ser activos y se apoyan en esta mirada para no verse como maricones… esos, no son activos… ellos penetran un hombre para afirmar su debil masculinidad… se centran en su placer y no el de su pareja sexual… pesimos amantes… el verdadero activo solo lo es por preferir penetrar a su hombre pero el resto es amar, entregar cariño, dulzura y si se da, amor… para un activo así vale más lo que siente el pasivo (o receptivo) más que el propio placer… eso, es ser activo… y de este tipo siempre hemos sido pocos … no estamos en extinción…

    Responder
    • Erick  31 octubre, 2016 at 18:38

      Alex me caso contigo… jeje… donde firmo? saludos! 🙂

      Responder
  5. Mike  22 octubre, 2016 at 21:27

    Existen demasiadas variantes del sexo, depende de tu experiencia amplia o de tus limitantes, yo en lo personal soy activo 100%, nunca he sido pasivo, y no tengo la más mínima curiosidad.

    Responder
  6. Paulo César  23 octubre, 2016 at 9:33

    Lo mismo pasa en Brasil. Ya casi no hay activos y los que se dicen en realidad no lo son, pero la proporción no es tan grande como la que te parece en México. Me parece que acá hay como 10 pasivos para cada activo versátil (porque los 100% activos realmente están en extinción).

    Responder

¿Cómo ves?