Primeras salidas al antro diagnosticado VIH +. Ella baila sola. Por SerOhpositivo

Etiquetas: , ,

bar gay, gays en el bar

Eran pasadas las diez de la noche y estaba terminando de acomodar las cosas en el nuevo lugar donde viviré un tiempo, decidí mudarme por muchos aspectos y uno de los más importantes era el aprender a compartir mis espacios (me estaba volviendo un ermitaño desde que llegué a vivir sólo al puerto). Conozco a mi roomie desde hace varios años y le tengo confianza, más de la que tendría con alguna otra persona y ése también fue motivo para aceptar cambiarme de casa.

Estaban poniéndose guapos para salir y me preguntaron si quería acompañarlos (cuando llegué vi que mi nuevo roomie estaba con un amigo del trabajo), por un momento dudé pero al final acepté, recordé que uno de mis retos pendientes era el salir de antro y ligar (como en los viejos tiempos), además es uno de los ejercicios que propone Walter Riso en su libro, ponernos en situaciones que nos hagan sentir incómodos para acostumbrarnos a eso y así salir de la zona de confort; por tanto, busqué mi mejor outfit y me dispuse a pasar una buena noche.

Llegamos al lugar donde mi plan era no tomar, bueno no tanto, así que pensaba pagar un cover para decidir lo que consumiría; la chica de la entrada me dijo que esa noche era barra libre y bueno así comenzó la ronda de drinks que incluían agua mineral y refresco de cola (y si sólo incluirían eso porque en verdad no quería tomar nada de alcohol); nos acercamos a la mesa donde estaban unos conocidos de los chavos con quienes iba y empezó la presentación oficial.

Llegaron las primeras copas pero discretamente pedí un vaso con agua mineral, no faltó quien preguntara qué es lo que había pedido y respondí la verdad, comenzó el ligero hostigamiento por que pidiera algo con alcohol aunque no pasó sino hasta después de tres vasos más de esa bebida burbujeante, que pedí mi primer copa con lo que mejor me caía, el vodka; ya la doctora había dicho que si puedo beber alcohol pero moderadamente así que alternaría una copa de vodka con tres vasos de agua mineral para no intoxicarme (o emborracharme, lo que sucediera primero).

La música estuvo sonando y con muy buenas canciones mezcladas con ese típico beat que te hace mover la cabeza, las horas fueron pasando y el ambiente se comenzaba a relajar, es normal cuando llegas todos en grupos observando un tanto cohibidos lo que sucede alrededor pero una vez que el alcohol comienza a hacer de las suyas como dice la rola ¡que comience la fiesta!

Cada quien comenzó a bailar en su lugar, al poco tiempo buscaron alguien para bailar en pareja, y digo buscaron porque lo mejor de todo esto es que yo estaba sobrio y bailando solo (al más puro estilo de los bunkers), en otro momento me habría sentido tonto pero esta vez lo disfruté mucho, las miradas llegaban pero ninguno se animó a hablarle al otro y comprendí que de miradas no viviría así que seguiría pasándola bien, solo.

En resumen me divertí mucho y baile como nunca, hubo contacto visual con dos o tres y me hizo sentir bien que aún puedo gustarle a alguien, no me atreví a llegar más allá porque ya sabía hacia donde iba todo esto; una noche de motel y nada más (bueno eso creo), por experiencia es lo que solía suceder sólo que ésta vez no era mi objetivo el tener sexo casual; bebí tres copas de vodka y una cerveza, tomé mucha agua mineral y algunos vasos de refresco de cola, y salí con mis cinco sentidos al cien. Al día siguiente tomé mis ARV de modo normal y me fui a trabajar, puedo decir que ha sido de las mejores noches que he tenido aunque sacrifiqué mis horas de sueño pero valieron la pena, claro está que no será cada fin de semana pero ya es hora de que me divierta y bueno gracias al diagnóstico ahora lo hago de manera sana entonces… ¡qué viva la fiesta!

Nos leemos en la próxima.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Me gusta compartir lo que nos hace sentir bien y vivir mejor. El buen humor es básico. Amante de los animales, los viajes, la moda, la música, la fotografía, de cuidar el cuerpo y el espíritu. Aventurero, reflexivo, romántico y jocoso. Adicto a la cibernética, las cámaras y los micrófonos. Si no me divierto, no juego. Comunicador. Corazón activista. @salvadornop

One Response to "Primeras salidas al antro diagnosticado VIH +. Ella baila sola. Por SerOhpositivo"

  1. owt  1 julio, 2016 at 9:51

    Me parece que te estás autolimitando demasiado, no beber, no conocer gente, no nada, está excelente lo de cuidarte en muchos aspectos pero creo que muchos llegan a la exageración.
    En fin cada quien su mundo.

    Responder

¿Cómo ves?