El guapo en la sala de espera. Empiezo a fluir siendo VIH+. Por SerOhPositivo

Etiquetas: , ,

tumblr_lm6efeqt4k1qh6nqeo1_500

Pues creo que mi vida ya esta empezando a ser normal otra vez, toda esa montaña rusa de emociones casi queda atrás. Siempre he dicho que la reacción de cada persona al saberse VIH+ es diferente y en este caso creo que no me fue tan mal.

Dejando de lado las cuatro alarmas que tengo en el celular, las desmañanadas para llegar a las citas en laboratorio, el hecho de cuadrar consultas mensuales con mis descansos y el prestar mucha atención a mi alimentación, pues creo que hoy no hay mucho que contar. (Ja, ja).

El día de mi primer cita medica, entre las tantas cosas que dijo la doctora y me atarantaron, recuerdo algo que me despertó curiosodad: ese mismo día fue otro chavo que también acababa de recibir su diagnóstico. Me imaginé qué estaría pensando y sintiendo en ese momento. Me quedé con la duda porque aunque  pude haberlo conocido en la reunión bimestral que hacen los pacientes, no quise ir en esa ocasión a la posada.

En una de las consultas llegué temprano y solo había una persona, un joven de mi edad más o menos, alto y agradable a la vista (bueno, para mi estaba guapo); tuve la intención de hacerle plática pero recordé que a mi no hubiera gustado hablar en ese momento. De pronto recordé a la doctora y a aquel chavo que vi en mi primer consulta y creo que era el mismo. Lo más que pude hacer fue propiciar un intercambio de sonrisas.

Más tarde llegó otro chavo pero con el disfraz de matrix a todo lo que daba (gabardina negra, tenis rojos y un sombrerito coqueto estilo Salvador Núñez, je, je) me imagino que en su intento por pasar desapercibido logró todo lo contrario, en fin, ahora ya éramos tres esperando.

Al día de hoy no he resuelto mi duda pero me gusta entretenerme en la sala de espera observando a la gente e imaginando su vida.

Por lo que respecta a las consultas, cada vez me siento más cómodo y platico de manera fluida con la doctora. En los últimos análisis generales casi todo salió bien, lo único bajo fue el colesterol por lo que me recomendó mejorar mi dieta.

El premio al momento incómodo del mes se lo sigue llevando la hora de pasar a farmacia a recoger el medicamento, ya que aparte de los antiretrovirales, estoy tomando otras pastillas para la candidiasis y unos polivitamínicos (o multivitaminicos) por lo que ahora llevo una mochila para guardarlos tan pronto como me le entregan.

Ya casi tengo que hacer el conteo de cd4 y carga viral nuevamente, espero que todo salga bien.

Saludos y nos leemos pronto.

@SerOhPositivo

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Recién diagnosticado, cuasi licenciado en Lenguas Extranjeras. Soy un chavo de 27 años que busca compartir sus experiencias en el tratamiento del VIH, originario del puerto jarocho por tanto cafetero de corazón. Decidido a disfrutar de la vida y narrar todo lo bueno, malo o incluso chusco que puede llegar a pasar en este proceso; esperen solo conocer las vivencias de un escritor improvisado. Twitter: @SerOhPositivo Contacto: serohpositivo1@gmail.com

2 Responses to "El guapo en la sala de espera. Empiezo a fluir siendo VIH+. Por SerOhPositivo"

  1. Oscar Vazquez  11 marzo, 2016 at 21:36

    A mi siempre me ha valido madre lo que piensen y cuando fui diagnosticado si sentí feo pero no mucho casi muero pero siempre tuve la convicción de que todo saldría bien, creo que mucho ayudó estar bien informado y admitir mi responsabilidad en ello y mucho también el apoyo de mi familia, echale ganas a crecer y seguir adelante y ser más responsable de ti mismo y amarte mucho

    Responder
  2. David  11 marzo, 2016 at 23:54

    Tengo al rededor de 1 año y 6 meses que me diagnosticaron como VIH+, no he de mentir que cuanto esto ocurrió el mundo a mí alrededor se paro y miles de preguntas llegaron a mi, lo más difícil y fácil fue decirlo a la única persona que me importa que lo sepa y esa persona es mi mamá. Creo que para ella el golpe fue peor de lo que fue para mí ya que en una ocasión me comentó que sentía que yo me podría ir de su lado en cualquier momento.
    Las pláticas con el médico en Cancún (El doctor Muñiz es excelente infectologo) hicieron que aprendiera a vivir con esto día a día y al momento solo recuerdo lo que tengo cuando tomo mi medicamento cada noche antes de dormir.
    En el amor no sé si algún día lo encontraré, creo que si como gay muchas veces fui discriminado por mi complexión física, por ser pasivo o obvio según varios y decir abiertamente que soy un paciente VIH+ sería una velita más al pastel.
    No estoy cerrado y en el último año tuve un intento de pareja que en cuanto supo corrió más rápido que Ana Guevara en la final de los 400 Mts.

    En fin ojalá algún día esto para mí al igual que para muchos sea solo un mal sueño, por lo pronto a seguir indicaciones médicas, comer bien, hacer ejercicio, descansar y sobretodo tener en la mente y en el corazón que esto no es el final!

    Saludos

    Responder

¿Cómo ves?