Yo antes de ti. Cuando lloras por todo después de ser diagnosticado VIH +. Por @SerOhPositivo

Foto: Tumblr

Esta semana acompañé a mi roomie y su novio (ya sé, me tocó ser el mal tercio, chaperón o como quiera que se le diga al acompañante que va en modo #SoySola) al cine a ver “Yo antes de ti” y bueno desde que ya no reprimo mis emociones me ha tocado llorar de a tiro por viaje (o película mejor dicho), luego entonces esta no sería la excepción. Ya les había platicado que lloré al ver la de “El libro de la selva” y hace unos días me pasó lo mismo con la de “¿Qué culpa tiene el niño?” (No pude con el momento cursi cuando le muestra el video con la canción de León Larregui).

Me gustó los temas que aborda y todo lo que al menos a mí me hizo valorar, si bien es cierto estoy diagnosticado con VIH pero, ahora no siento que mi vida haya cambiado demasiado como para no quererla y dejarme morir. A nivel fisiológico sigo funcionando como una persona normal porque eso soy, alguien más con una enfermedad crónica controlada; se imaginan a un diabético diciendo que ya no quiere vivir por que le han prohibido comer pastel de chocolate (bueno mi debilidad son los postres y si algún día me los prohíben creo que si moriría jeje) o a un hipertenso pidiendo eutanasia porque ya no lo dejan subir a la montaña rusa, suena extremista pero pasa lo mismo con nosotros. He visto muchas publicaciones de chavxs que están es depresión y les quiero decir que todos pasamos por eso pero somos capaces de superarlo si tomamos en cuenta que lo único que nos han prohibido es descuidarnos.

¿Realmente es malo eso? Al contrario, creo que es algo benéfico, significa que estamos al pendiente de nosotros con mayor frecuencia que una persona “sana” y rescato un texto que me hicieron el favor de compartir, se dice que los antiretrovirales en la actualidad permiten ampliar la esperanza de vida casi igual a la de una persona que no tiene el virus, también mencionan la ventaja de detectar enfermedades de manera más oportuna para tratarlas debido al control médico que llevamos y así evitar que se vuelva algo serio.

Hablando de control, hoy me toco ir a laboratorio para conteo de carga viral; llegué temprano e hice fila para pasar, mientras esperaba llegó una de las personas con quien estuve en el pasado, me sentí raro y ni siquiera pude acercarme a saludarlo; lo rescatable es que ya se está cuidando o al menos eso parece por que iba a laboratorio también. Al final no nos tomaron la muestra y la secretaria dijo que esa prueba ya la hacían en la clínica donde me dan las consultas, ahora tengo que agendar una nueva cita para poder saber cómo va funcionando el tratamiento y ver que tanto me falta para ser indetectable.

Así transcurre una semana más, todo tranquilo y aun sin tener a mi pareja de baile para que al tono de “thinkig out loud” dancemos por todo el malecón, últimamente escucho esa canción demasiado; les dejo el link para que chequen la información acerca del vih y expectativa de vida

www.catie.ca/en/treatmentupdate/treatmentupdate-200/anti-hiv-agents/longer-life-expectancy-hiv-positive-people-north , nos leemos la próxima.

@SerOhPositivo

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

7

3 Comentarios

  1. Anónimo
    11 Julio, 2016
  2. owt
    24 Agosto, 2016
  3. Jerónimo
    7 Noviembre, 2016

¿Cómo ves?