¿Tuviste sexo sin condón? Lee esto, te hará bien.

Etiquetas: , , , ,

tumblr_obiom4rvfh1s9yreyo1_500

En algún momento a todos nos ha pasado, “¡chin!, no tengo preservativo, pues no pasa nada, es solo es una vez”… Y desgraciadamente en muchas ocasiones con esa vez basta para adquirir  alguna enfermedad de transmisión sexual, el punto de este artículo no es hablar sobre enfermedades venéreas, sino el cómo manejar el estrés después de tener relaciones, dejándonos llevar sin haber usado preservativo.

Es muy importante darnos cuenta que la angustia no nos ayudará en nada, sólo empeorará la situación, ¿qué quiero decir con esto?, si entramos en un estado de paranoia pensando infinidad de cosas negativas,  es muy probable que psicológicamente empecemos a generar ciertos síntomas que quizás sean irreales, pero por nuestra ansiedad y una mala dosis de información generemos hechos inexistentes y probablemente relacionemos un síntoma con algo que en realidad siempre ha estado ahí.  Puedo asegurarte que si eres de personalidad aprensiva, encontraras  características de algunas enfermedades que quizás solo estén sucediendo en nuestra imaginación.

Consejos para manejar el estrés:

  • No te auto diagnostiques enfermedades a base de internet, en general, es el peor consejero cuando sientes algún mal, y esto lo podemos ver hasta para una gripa.
  • Espera, sé que esta parte es sumamente difícil, pero ten paciencia e investiga cuánto es el tiempo que tienes que dejar pasar para poder realizarte una prueba para confirmar que estás sano. El mejor consejero siempre será un medico.
  • Pensemos que tu encuentro haya sido con una persona honesta, a la cual puedas preguntarle si se cuida de manera constante con otras parejas o siempre ha hecho lo mismo, creo que esto nos dará mucha tranquilidad; sólo recuerda, no todo el mundo es honesto, así que analicemos con quién estamos hablando,  recuerda que existen personas manipuladoras que te harán creer lo que ellos dispongan necesario para conseguir un fin a su favor. La responsablidad es siempre tuya.
  • Relájate, respira y piensa siempre de manera positiva, el estrés sólo te bloqueará en otras actividades; hay personas que son mucho más aprensivas a cosas negativas. Por ejemplo en este caso: quizás no pensaste mucho en ese momento, te dejaste llevar y fue fácil hacerlo, pero después el estrés que conlleva el no haberte cuidado puede crear mucho conflicto a personas con perfiles más vulnerables en su vida diaria.
  • Este consejo es muy de casa, pero “lo que va a pasar tendrá que pasar” si no tuviste la mejor suerte y adquiriste alguna de esta gran gama de enfermedades, recuerda que todo tiene solución, así que mejor esperemos a hacernos una prueba y estar seguros de lo que está sucediendo; no hagamos ninguna conclusión sin un fundamento real pero mucho menos dejemos de hacernos análisis por miedo.

Como te decía anteriormente, estar viendo posibles enfermedades y síntomas en lugares que no son 100% confiables solo te ayudara a empeorar las cosas, no preguntes a personas que no son expertas en el tema, porque te darán un consejo que quizás ellos también consiguieron de una fuente errónea. Ahora, si eres de los que siempre se cuidan, continúa por este camino, no tiene sentido exponernos, siempre estará la opción de hacer las cosas con responsabilidad, podemos ser personas muy jóvenes o quizás ya algo adultas, lo cual no habla del nivel de responsabilidad, debemos de tenerlo muy presente ya que no sólo estamos hablando de nuestra vida, sino de la persona que ha decidido compartir este momento con nosotros.

Justamente platicando con un amigo, llegamos a la conclusión de que lo más sano es que si tienes una enfermedad venérea, prevengas a tu pareja, así sea una relación reciente o de tiempo,  las dos situaciones son igual de relevantes, no demerites sólo porque es un “acostón de paso”, de este modo la persona sabrá si está de acuerdo en tener relaciones contigo sabiendo la situación; esto es lo que considero que todos tendríamos que hacer si estamos conscientes de lo que le está pasando a nuestro cuerpo.

La conclusión de este articulo resumidamente sería la siguiente: “Por favor, por ninguna situación dejes de usar preservativo aún teniendo una pareja estable”.

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Hola! Soy Juan José Ornelas (Jujo para ustedes, los amigos)

Soy "veintisiempre" por convicción y alma vieja de corazón. Psicólogo y Mercadólogo con Maestría en Administración de Negocios y Especialidad en Recursos Humanos.

Amante del comportamiento humano; especialmente me he dedicado a tratar de entender: el por qué nos menospreciamos y mantenemos presentes más los defectos muy por delante de las virtudes.

Imparto cursos para mejorar el autoestima, enfocándome principalmente en sacar a las personas de su "zona de confort". Lucho para que dejemos de vivir de manera "promedio" por miedo a conocer cosas nuevas.

Escritor de novelas en mis tiempos libres, amante del estudio, de la música, de un buen libro y de la buena compañía.

Creo fielmente que sólo se vive una vez y en presente, así que me dedico a marcar una diferencia en mi existencia.

¿Cómo ves?