caida del cabello

Tips para evitar la caída del cabello, cosas de TONES

Quererse aferrar a la juventud es un poco tonto y hasta puede enfermarnos, es mejor aprender a asimilar la edad con los cambios que puede traer en nuestro cuerpo. Sin embargo, sí podemos mantenernos muy bien conservados y creo que esto es lo que a muchos nos interesa. Ahora,  nada sucede como por arte de magia. La belleza siempre es el reflejo de una buena alimentación, de hábitos sanos en nuestra vida incluyendo nuestra forma de pensar y sentir.

De verdad, he conocido amigos muy jóvenes que les da tanto miedo llegar a los 30, entrar al equipo de los TONES, que de la puritita angustia se les empieza a caer el pelo.

Con lo que respecta a este tema, tiene mucho que ver el factor hereditario, los genes de cada quien. Sin embargo, cuando el pelo comienza a caerse de repente, los responsables suelen ser los cambios hormonales. En el caso de las mujeres, después de un parto, durante la menopausia y en la menopausia masculina llamada “andropausia”, la pérdida de cabello es bastante común. En la mayoría de los casos, no se puede evitar totalmente.

Otras causas de la caída del cabello son el hipotiroidismo, el estrés, las enfermedades prolongadas y las dosis elevadas de vitamina A.  También es posible que la mala circulación en el cuero cabelludo afecte a los folículos de los que crece el cabello. El estrés empeora este estado, ya que provoca la rigidez del cuero cabelludo.

Soluciones:

El ejercicio, las técnicas de relajación y los masajes en el cuero cabelludo pueden resultar de ayuda. Cuando el pelo se ha perdido debido a la calvicie o la menopausia, poco puede hacerse desde el punto de vista de la nutrición, pero una dieta sana básica ayudará a mantener el pelo restante en buenas condiciones. El cabello perdido debido a un parto o a una enfermedad se recupera de forma natural, pero una buena dieta puede ayudar.

El consumo adecuado de hierro y cinc, y de las vitaminas del grupo B y C, está especialmente asociado con un cabello sano.

Mi experiencia personal:

Mi papá tiene 68 años y tiene ya muy poco cabello, mi hermano tiene 33 y desde los 25 ya está prácticamente calvo. Yo tengo 42 y todavía tengo bastante pelo, sin embargo se me ha adelgazado considerablemente y en la coronilla he perdido mucho.

Quizás la diferencia entre mi hermano y yo sea que yo siempre he llevado una vida sana haciendo ejercicio y cuidando mucho mi alimentación. No voy a mentir, desde los 37 años llevo un tratamiento para evitar la caída del cabello en la clínica del Dr. Giovanni Bojanini. La verdad es que sí me ha funcionado, pero aunque soy muy constante y disciplinado, por temporadas se me llega a ver más la calvita. Ja, ja El doctor me dice que tiene que ver con el estrés y que es normal que todos tengamos temporadas en las que mudamos de cabello.

Comprobado, uno tiene que aprender a relajarse, a sentar prioridades en la vida y quererse a sí mismo con los cambios que vaya teniendo. Sin duda es un proceso de aceptación y toma tiempo. Yo ahí la llevo, me interesa verme y sentirme bien pero no me afecta en nada los números de mi edad ni me interesaría verme de 30.

Ojo, asimilar y aceptar no es lo mismo que resignarse, porque quien solo se resigna, en el fondo vive jodido haciéndole creer a los demás que la lleva de maravilla. Y honestamente…. ¿Qué fregados nos importa lo que piensen los demás de nosotros?

Tip: a mi me ha funcionado muy bien tomar una cápsula de cinc de 0.50 gr. por períodos de 3 meses. Después descanso 1 y vuelvo a empezar. Esto ayuda a engrosar el cabello.

Fumar tira el cabello, tomar en exceso también.

*Con info. del libro “Alimentos que consumimos”, de Judith Wills, editorial Leopold Blume.

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

 

 

5

Sin Comentarios

¿Cómo ves?