¿Qué hacer para dejar de comer compulsivamente por ansia o depresión?

Etiquetas: , ,

comer compulsivamente

Es bien sabido que nuestras emociones tienen un efecto poderoso sobre nuestra elección de alimentos y sobre los hábitos alimentarios.

¿Te ha pasado que cuando estás triste, te dejó el novio, tuviste un día malo, se te antoja como nunca comer chocolates, helado  o cosas dulces, y al contrario cuando estás más feliz puedes controlar mayormente tus antojos, lo que comes?. Es por eso que te daré algunos tips que te permitan disfrutar de los alimentos, y aún de las golosinas, sin tener sentimientos de culpabilidad.

¿CÓMO PODEMOS EVITAR COMER DEMASIADO?

Si comes por causas emocionales es posible que no hagas caso a las señales de tu cuerpo como cuando en realidad tienes hambre o ya estás satisfecho.

Una escala de niveles de hambre nos puede ayudar a saber cómo diferenciar entre el hambre física real y el deseo de comer debido a tus emociones.

Cuando empieces a sentir como que quieres algo de comer, clasifica tu hambre en una escala del 1 al 10, siendo 1 estar muy hambriento y 10 estar tan lleno que se siente enfermo. Una calificación de 5 o 6 significa que se siente cómodo, no está demasiado hambriento ni demasiado lleno.

Come cuando tu hambre esté en el 3 o el 4. Si tiene ganas de comer, pero su nivel de hambre es de 6 o más en la escala, detente y examina cómo te sientes.

Pregúntate si realmente tienes hambre o si está comiendo por otra razón, como el sentirte aburrido o molesto. En lugar de estirar el brazo para tomar una barra de chocolate o una bolsa de papas fritas para calmar sus emociones, pruebe estas ideas:

  • Toma un vaso de agua o café o té claro sin azúcar
  • Toma un descanso breve para relajarte
  • Piensa en lo que realmente te molesta y cómo puede senfrentarlo
  • Cambia lo que estás haciendo. Toma un paseo corto por el vestíbulo o alrededor de la cuadra
  • Llama a un amigo
  • Identifica en qué momento del día te da más hambre
  • Si realmente tienes hambre, toma una comida o refrigerio sano (Frutas, semillas, yogurth, verdura picada con chilito y limón, una barrita de amaranto etc.)

 DISMINUIRÁ LA INGESTA EXCESIVA DE ALIMENTOS.

Cuando comas, trata de detenerte antes de quedar demasiado lleno. Quedar demasiado lleno es desagradable. Esto significa que comiste demasiado, prueba estos consejos:

  • Detente y toma algunas respiraciones antes de empezar a comer, y luego come despacio
  • Detente antes de acabar por completo tu plato de comida y verifica tu nivel de hambre. Si todavía tienes hambre, sigue comiendo, pero realiza varias pausas conforme vayas comiendo
  • Recuerda que no tienes que dejar el plato vacío
  • Recuerda que si estás bajo un plan de alimentación y comes algo que no está dentro de lo permitido, no te sientas culpable al contrario ,sigue el plan de alimentación como si nada y no te saltes comidas por la misma razón
  • Aprende cuáles son las porciones adecuadas. Las porciones de los restaurantes suelen ser más grandes de lo que necesitas

Para finalizar, no importa que en ocasiones nos saboteemos nosotros mismo, lo importante es seguir adelante con mucha actitud, fuerza de voluntad y ser perseverante, nadie dijo que sería fácil, recuerda: nunca debemos de poner la comida como algún premio o como castigo ya que puede tener algunos resultados no deseados como algún trastorno alimentario.

Nos leemos el próximo martes.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Consultas y dietas personalizadas:

@: bio1health@gmail.com

 

Acerca de 

L.N. José Manuel Ávila
Soy José Manuel y me gusta que me digan Manu, tengo 22 años. Estudié la Lic. en Nutrición dedicándome un rato al ámbito hospitalario y ahora a la nutrición deportiva. Me apasiona mi trabajo. La alimentación es un proceso biopsicosocial.
Me considero persuasivo, diplomático, galán, simpático, agradable, atento, dedicado, una persona muy optimista, curioso, trabajador. Me gustan las cosas simples de la vida.
Mi cotacto:
bio1health@gmail.com

¿Cómo ves?