Productos milagro para bajar de peso.

Etiquetas: ,

productos milagro

Esta semana hablaremos sobre “Los productos milagro para bajar de peso”. Pastillas para adelgazar y eliminar la diabetes mellitus, máquinas vibradoras que permiten “ejercitar el cuerpo y tonificar los músculos sin esfuerzo”, geles con componentes que reducen la grasa abdominal y ayudan a bajar de peso en pocos días. ¿Te resulta familiar el tema?
Bueno nosotros nos enfocaremos en el por qué algunos pudiesen funcionar, pero también en las consecuencias que algunos pueden traer para nuestra salud.
La creciente preocupación por las consecuencias negativas del sobrepeso y la obesidad y, sobre todo, la estética de nuestro cuerpo en una sociedad que ve a la delgadez como un sinónimo de salud, es resultado del bombardeo publicitario. de productos “milagrosos” que nos prometen bajar de peso sin esfuerzo, sin dietas, sin ejercicio y en unos cuantos días.

Hay que aclarar que estos productos no tienen validez científica.

¿Qué daños pueden producir los productos milagro?
Usarlos de manera excesiva o mal empleada conlleva distintos niveles de riesgo en la salud de leve a graves. Pueden presentarse signos y síntomas como: insomnio, nerviosismo, cólicos, arritmia, calambres, ansiedad, diarrea, mala absorción, mareo, náuseas, prurito, temblor, vómito, incremento del apetito, alteraciones del hígado, malestar general y dolor abdominal, de espalda o cabeza y finalmente alguna enfermedad crónica.
Existen sustancias y aparatos que no son seguros, ya que  que pueden generar reacciones como vómito incontrolable, náuseas, mareo, dolor abdominal, urticaria interacciones con otros medicamentos que estemos tomando, lesión de algún tendón, musculo, fractura o lesión grave.

Esta es sólo una muestra de los daños que se han detectados, pero el riesgo de usar remedios fraudulentos podría ser mayor.
Te preguntarás, si causan tanto daño a nuestra salud ¿cómo es posible que sigan a la venta?

Bueno, muchos de estos productos contienen una leyenda: “El consumo de este producto es responsabilidad de quien lo recomienda y quien lo usa”. Con esta leyenda muchas empresas se lavan las manos por que al final, ellos nos están advirtiendo que es nuestra responsabilidad consumirlos y segunda, pagan demasiado dinero para poder salir al mercado. Por esto mismo es bueno investigar un poco de la empresa que creó dicho producto.
¿Por qué algunos pudiesen funcionan?
Si los productos milagro llegaran a funcionar, en todo caso sería porque la mayoría, ya sea un aparato para ejercicio, alguna pastilla, gel o jugo, siempre viene con algunas dietas o planes de alimentación los cuales incluyen recetas bajas en calorías, con pocos carbohidratos y bajas en grasa. Esto obviamente modifica ciertos hábitos alimentarios que teníamos y como consecuencia se da la pérdida de peso. Lo demás es un efecto placebo que nos da el producto. El ver que lo utiliza algún actor o una modelo famosa nos da confianza. El problema más importante es que no existe la certeza de que estos productos hagan perder grasa.
Para finalizar, cada producto milagro promete bajar o perder grasa en muy pocos días pero no hay pruebas científicas que lo respalden. Puede que nos cueste más trabajo la forma tradicional: dieta + ejercicio pero es más seguro para nosotros y la satisfacción no nos la quita nadie.

Pensemos un poco y no nos dejemos llevar por mensajes absurdos, porque sería absurdo que dieran resultado.

Todo en esta vida cuesta y es producto de la disciplina.

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con el contenido relevante!

 

Acerca de 

L.N. José Manuel Ávila
Soy José Manuel y me gusta que me digan Manu, tengo 22 años. Estudié la Lic. en Nutrición dedicándome un rato al ámbito hospitalario y ahora a la nutrición deportiva. Me apasiona mi trabajo. La alimentación es un proceso biopsicosocial.
Me considero persuasivo, diplomático, galán, simpático, agradable, atento, dedicado, una persona muy optimista, curioso, trabajador. Me gustan las cosas simples de la vida.
Mi cotacto:
bio1health@gmail.com

¿Cómo ves?