Mis efectos secuendarios con el tratamiento del VIH. Por SerOhPositivo

Foto tomada de Tumblr.

Son casi las tres de la tarde y aproveché la hora de la comida para venir a la consulta programada. Hoy comienzo con el tratamiento ARV (Anti Retro Viral) aunque ya han pasado tres semanas desde que el diagnóstico salió positivo. Para poder iniciar el tratamiento, antes tuve que hacerme los análisis de conteo de CD4 y Carga Viral; teniendo esa información, la doctora decidirá cuál es el esquema adecuado para mí.

Ya es mi turno y entro al consultorio que aún sigue sin tener una cortina (espero no tener que encuerarme otra vez o pediré que la pongan ipso facto), hacemos el chequeo de rutina, me pesan, me toman la presión y me pregunta cómo va lo de la candidiasis en mi boca (esas manchas blancas que intenté curar con enjuague bucal y para las cuales tomo tres pastillas cada doce horas) a lo que contesto con un “bien”, como siempre lo registra en mi expediente con la superpoderosa máquina de escribir (pienso que si la facturación se volvió electrónica ¿Por qué IMSS no hace expedientes electrónicos?).

Siguiendo con la consulta, la doctora se para a mi lado y me empieza a platicar que tiene dos opciones de tratamiento:

  1. El primero consta de 2 pastillas cada 24hrs y me pregunta si trabajo en la noche (en mi cara se dibujó un enorme signo de interrogación, ¿Será que se me nota la esquina donde trabajo? Juro que llevaba el hechizo al 100% y nadie me podía reconocer… es broma) le comento que no, mi jornada laboral es en el día y casi siempre ocupo las noches para dormir. Entonces menciona las palabras mágicas “efectos secundarios”, este tratamiento se debe tomar antes de dormir ya que uno de los efectos que provoca son las alucinaciones y aun estando dormido tendría pesadillas de manera frecuente.
  2. El segundo se compone de 3 pastillas cada 24hrs y el efecto más llamativo es la Ictericia (cuando la piel o la parte blanca de los ojos se tornan de color amarillo)

Es hora de decidir; debo tomar en cuenta que es un tratamiento para muchos MUCHOS años y ¿adivinen cual escogí…?

Han pasado tres meses desde que inicié el tratamiento y sólo me falta cambiar de apellido para ser todo un Simpson, en efecto estoy tomando las tres pastillas diarias (truvada, reyataz y norvir) por la mañana, hace no mucho una compañera del trabajo me preguntó si estaba bien diciendo “¿Por qué se te pusieron amarillos (los ojos)? Tan blanquitos que los tenías”, no super si reírme o llorar aunque siempre repito que todo es por una mejor y prolongada vida, ya con calma le expliqué que era por las pastillas que estoy tomando.

Pero aún hay más, como decía Raúl Velasco, noté que disminuyó la grasa en mi cara y en mis brazos, pero aumento en mi pecho (lo que me hizo pensar si debía empezar a usar corpiño), tuve diarrea y estreñimiento; en fin toda serie de efectos pasajeros.

No se cuanto duren, se me ha olvidado preguntarle a la doctora, espero no mucho como los dolores de cabeza que me causaron los medicamentos contra la candidiasis, mientras tanto a sonreir y seguir adelante.

Esto es MI experiencia con los medicamentos, recuerden que somos dieferentes y las reacciones en cada paciente también, si tienen duda es importante consultarlo con su médico; por mi parte es todo.

¡Nos leemos pronto!

 

IMG_9697

Sigue este blog en Facebook

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

 

7 Comentarios

  1. Diego
    28 Enero, 2016
  2. Anónimo
    28 Enero, 2016
  3. Anónimo
    29 Enero, 2016
  4. I.C.S.
    29 Enero, 2016
  5. Pepe
    29 Enero, 2016
  6. juan
    30 Enero, 2016
  7. owt
    9 Abril, 2016

¿Cómo ves?