El sentimiento después de ser diagnosticado VIH+. SerOhPositivo

Etiquetas: ,

gato, ojos, lentes sol, IMG_9698

Continúo platicando mi experiencia después de ser diagnisticado VIH+

Aquí comenzó todo…

Jueves, 7 de la mañana, cubículo 4. Y no, no se trata de un programa de concursos en el que hay que escoger una puerta para ver si te toca premio o castigo, hoy es el día de la prueba rápida para la detección del VIH o Elisa, mientras espero veo a una joven embarazada que parece estar ahí por la misma razón. Lo bueno de esta prueba es que solo me picaran el dedo y saldré en no más de diez minutos, es mi turno de pasar y una vez que ha tomado la muestra la química me pide que espere un momento afuera; pasan los minutos y lo único que me preocupa es no llegar tarde al trabajo. Por fin sale la señorita y me pregunta si me han inyectado últimamente a lo que respondo que no; entramos de nuevo al cubículo y me pincha el dedo una vez más, al parecer la primer muestra salió positiva pero no me dicen nada, después de la segunda toma me hace esperar unos minutos más afuera para después decirme que me puedo retirar.

Al llegar al trabajo tengo que actuar como si nada estuviera pasando, aún así no dejo de pensar en el resultado, no soy devoto de ningún santo pero esto me ha hecho prometer que si sale negativa, seré célibe por un año.

Ya es hora de comer y me ha llegado un mensaje vía whatsapp de la química que me atendió por la mañana, me pide que vaya a la clínica de manera urgente, el motivo decirme que mis pruebas salieron positivas y que tengo que hacerme la prueba Western Blot para confirmar definitivamente mi estado.

Controlo mis emociones hasta que salgo a tomar el autobús, me siento al final y entonces comienzo a llorar. No hay más estoy infectado de VIH, pensamientos muchos se me vienen a la mente, pero algo me hace decir estaré bien y quiero vivir. Soy una persona informada y se de la enfermedad, además sé que hay muchas formas de tratarla y que no moriré a menos que no me cuide.

¿Cómo me siento? La respuesta es sencilla, tengo miedo; miedo al rechazo de las personas, miedo a la reacción de mi familia. Hasta hoy nadie lo sabe, en ese momento no quería ver a nadie, no sabía a dónde ir; ya después quise contárselo a alguien pero no había a quién. Soy un tanto aprehensivo y tiendo a ocultar mis sentimientos o emociones, lo cual me ayudo bastante en ese momento; una vez que me tranquilicé y vi todo con más calma empecé a planear que es lo que viene. Tengo que asistir a la consulta, tomar un tratamiento (llamado Antiretroviral) y sobreponerme lo antes posible para que nadie lo note.

¿Qué me preocupa? Quedarme sin trabajo y por tanto sin acceso al tratamiento aunque puedo darle continuidad por medio del Seguro Popular, existen los Capasits y la atención es gratuita. También me ocupa el contagiar a alguien por accidente o verme obligado a decir mi condición y que esto se convierta en el chisme del momento.

¿Cuál es la importancia de informar mi condición? Pues según la doctora hay personas con muchos años de tratamiento que no le han dicho a nadie, y por su parte no puede dar ese tipo de información a menos que sea indispensable; pero que sucede en caso de algún accidente y sin querer se llegue a urgencias, ahí es cuando alguien por lo menos uno debe saberlo, eso es decisión mía y por el momento en lo que menos pienso.

¿Por qué no me deprimo al grado de querer cortarme las venas o intentar otra forma de suicidio? Porque no es mi estilo, como lo dije al principio tengo muchas ganas de vivir, sé que el día de mi muerte llegará, lo que no se es cuándo ni cómo o dónde. Pero eso es algo que aun sin el VIH pasará, le sucede a muchos y muy seguido, entonces yo que aún tengo la oportunidad de salir adelante por supuesto que la voy a tomar. Afortunadamente conté con la información necesaria acerca del VIH y sabía que aún quedaba algo por hacer.

¿De quién es la culpa? Más que culpables creo que cada quién es RESPONSABLE de sus actos y omisiones; mi vida sexual estuvo llena de prácticas riesgosas en la mayoría de las ocasiones. No puedo imaginar que persona me trajo a esto, y no pienso volverme un justiciero que ira por la vida infectando personas a modo de venganza, eso jamás. Yo fui quién en su momento decidió lo que hacía y con quién lo hacía, muchas de las veces bajo los efectos del alcohol, por eso es importante cuidarse. Al final la decisión de acostarme con este o con aquel sin usar preservativo fue mía y YO soy el único RESPONSABLE.

¿Por qué si tenía toda la información omití el uso del preservativo? Por tonto, siempre deje que el otro decidiera, para algunos el condón era básico, para otros era como un inhibidor por eso nunca lo usaban. Para mí era el saber que algo estaba mal pero por la calentura del momento prefieres no darle importancia o el temor al rechazo ante tal petición (usar condón), ahora pienso que no valió la pena.

Pues bien ya estoy adentro, lo único que me queda es asistir a mis citas médicas, tomar el tratamiento y cambiar hábitos dañinos; despedirme de esas salidas hasta amanecer en el único antro gay de la ciudad, bajarle a mis dosis de café (casi tres tazas diarias) o hacer más ejercicio (soy un sedentario nato).

Me han hecho el envío a Medicina Interna, mi cita está programada dentro de una semana y estoy por conocer a quién llevara mi caso por un largo rato.

Hasta la próxima. @SerOhPositivo

Les seguiré platicando mi experiencia en este blog.

Síguelo en Facebook.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

 

Acerca de 

Recién diagnosticado, cuasi licenciado en Lenguas Extranjeras. Soy un chavo de 27 años que busca compartir sus experiencias en el tratamiento del VIH, originario del puerto jarocho por tanto cafetero de corazón. Decidido a disfrutar de la vida y narrar todo lo bueno, malo o incluso chusco que puede llegar a pasar en este proceso; esperen solo conocer las vivencias de un escritor improvisado. Twitter: @SerOhPositivo Contacto: serohpositivo1@gmail.com

2 Responses to "El sentimiento después de ser diagnosticado VIH+. SerOhPositivo"

  1. Anónimo  12 diciembre, 2015 at 17:23

    Espero con ancias leer más de ti Serhopositivo

    Responder
  2. ANONIMO  16 diciembre, 2015 at 23:31

    Cuando me diagnosticaron mi papá fue quien me dio el resultado, me abrazo y me dijo te amo, y no importa quien seas, como seas, eres y seguirás siendo mi hijo… y después dijo solo prométeme que te cuidaras y cuidaras a quien este a tu alrededor.

    Responder

¿Cómo ves?