9 Tips de alimentación para tener una piel sana y prolongar la juventud

Etiquetas: , , ,

cuidado de la piel de hombres, piel sana, belleza hombres

La piel es el reflejo de nuestro estado de salud y del propio envejecimiento del organismo, los desórdenes alimentarios relacionados con la nutrición pueden consistir en deficiencias nutricionales, excesos nutricionales. Cualquier desequilibrio de la dieta o exceso de componentes tóxicos, pueden perturbar el equilibrio de la piel.

 UNA MALA NUTRICIÓN ENVEJECE LA PIEL

El envejecimiento de la piel se debe a dos procesos. El primero, el envejecimiento propio de la edad, afecta a la piel en el mismo patrón que a todos los órganos. El segundo proceso se debe a factores externos que hacen que se vea la piel envejecida como: contaminación, exposición intensa y prologada al sol y los rayos ultravioleta, el tabaco, la falta de sueño y una mala nutrición. Por eso mismo propondré por medio de alimentos algunos antioxidantes (carotenoides, avonoides, resveratrol), vitaminas A, C, ácidos grasos omega-3 y lactobacilos como agentes capaces de promover la salud de la piel y la belleza, desde el interior y algunos otros tips.

1.-Una dieta libre de gluten o reducida en gluten mejora la absorción de nutrientes esenciales y evita que las deficiencias alimentarias de hierro, vitamina B12 y ácido fólico. Disminuir el consumo de estos alimentos como trigo, leche, soja, huevos y cacahuetes ayudará a mejor el estado de la piel ya que 90% de estos alimentos puede producir alguna alergia, debo aclarar que no siempre sucede así.

Otro aspecto importante es limitar el consumo de azúcar, porque daña el colágeno y esto puede generar arrugas.

2.- Vitamina C

La vitamina C ayuda a la formación del colágeno, componente que da estabilidad y tersura a la piel. La deficiencia de esta vitamina se refleja en la piel como fragilidad y lesiones cutáneas, granos o protuberancias en la piel. El método seguro de garantizar su aporte es comer más frutas y verduras frescas en las que abunda esta vitamina: cítricos, frutos rojos (grosellas, moras, arándanos, frambuesas, fresas), guayaba, pimientos y aderezar las comidas con perejil fresco. Por el contrario, el uso de la vitamina C en los productos cosméticos de uso tópico no garantiza con seguridad y garantiza el efecto foto-protector que se le adjudica, ya que esta vitamina es muy inestable.

frutos rojos, antioxidantes

3.-Ácidos grasos omega-3

Estos ácidos grasos esenciales ayudan a disminuir la inflamación que se presentan en problemas de la piel tipo dermatitis, eccemas, rojeces, etc. Además, en verano son más comunes las reacciones de hipersensibilidad por exposición al sol esto provoca procesos inflamatorios, por los que la piel queda marcada. El consumo de pescados azules de temporada (anchoas, sardinas, atún) y de marisco bien fresco como fuente de Omega-3, trae grandes beneficios. Otros compuestos como los polifenoles presentes en frutas coloridas (uvas, granada, ciruelas) también bloquean la inflamación y debieran tener presencia en los menús veraniegos.

5 grasas saludables. Omega 3

4.-Carotenoides y vitamina A

El betacaroteno, el licopeno, la luteína y la zeaxantina son nutrientes con una actividad foto-protectora en la piel. Para lograr tal efecto se debe comer frutas y hortalizas de colores anaranjados, rojizos o amarillos intensos: zanahoria, calabaza, mango, melocotón, melón además de en verduras verdes como brócoli, espinacas, endivias, lechuga.

alimentos para conservar una piel sana y joven

5.-Lactobacilos

Dentro de los probioticos, se destacan los lactobacilos, en cantidad suficiente ejercen un efecto benéfico que se refleja en la piel de manera indirecta; ya que regula la parte intestinal permitiendo aprovechar mejor la absorción de nutrientes y a la vez disminuyen las alergias en pacientes atópicos (dermatitis atópica, eccema, algunos tipos de psoriasis). No obstante, el efecto protector depende de la cepa y la dosis utilizada, por lo que la recomendación de consumo para conseguir tal efecto la debiera hacer el especialista.

6.-La vitamina E

Es la vitamina antioxidante por excelencia, protege y ayuda a mejorar el tejido de la piel, contrarresta con eficacia el envejecimiento, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, se encuentra fundamentalmente en aceites vegetales, en el germen de los cereales integrales, semillas de girasol, almendras y nueces. La vitamina E, el selenio y la vitamina A actúan en conjunto, por esta razón es importante realizar una dieta muy variada que garantice la presencia de todas las vitaminas antioxidantes a la vez.

7.-Selenio

Entre los minerales más importantes encontramos el selenio, mineral con acción antioxidante, relacionado con un menor riesgo de aparición de ciertos tumores. Se encuentra en: carne, pescado, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras. El Zinc es otro mineral que forma parte de nuestra epidermis y está presente en los siguientes alimentos: carnes, vísceras, pescado, huevos, cereales integrales y legumbres.

8.- Agua

  • La piel necesita cierta humedad que debemos asegurar a través del agua y de aceites
  • Los líquidos corporales se eliminan por la piel entre otros mecanismos, por lo cual el aporte constante de agua es vital
  • Un litro y medio de agua al día se necesitan como mínimo para poder reponer las pérdidas ocasionadas
  • El primer tejido que sufre los efectos de una ingesta de líquidos insuficiente es la piel
  • Las frutas, verduras, infusiones y caldos aportan agua al organismo

agua piel sana

 

9.-Dile adiós al alcohol y al tabaco.

El consumo de alcohol estimula la liberación de histamina (sustancia que provoca inflamación) y por ello agravaría las lesiones cutáneas. Además, la ingesta de tabaco se suele asociar con una pérdida de vitamina C, provocando baja estimulación de colágeno y aumentando el riesgo de enfermedades cardiacas o enfermedad pulmonar.

Si estás interesad@ en una dieta personaizada, contáctame enviando un correo a:

@: bio1health@gmail.com

Nos seguimos leyendo en este blog.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

L.N. José Manuel Ávila
Soy José Manuel y me gusta que me digan Manu, tengo 22 años. Estudié la Lic. en Nutrición dedicándome un rato al ámbito hospitalario y ahora a la nutrición deportiva. Me apasiona mi trabajo. La alimentación es un proceso biopsicosocial.
Me considero persuasivo, diplomático, galán, simpático, agradable, atento, dedicado, una persona muy optimista, curioso, trabajador. Me gustan las cosas simples de la vida.
Mi cotacto:
bio1health@gmail.com

¿Cómo ves?