Un regalo irrecuperable ¿Realmente valoras tu tiempo?

Etiquetas: ,

pareja gay besandose

Nuestras actividades diarias hacen parecer que nuestro tiempo transcurre a una gran velocidad. En promedio estamos despiertos 17 horas al día, pero ni siquiera estamos lo suficientemente consientes de  haber comenzado una nueva jornada cuando ya la noche ha caído delante de nuestro ojos una vez más.
Se llega a casa cargando al mundo en los hombros, con los pies están atados a unas anclas y lo único que queremos es recostarnos en el sofá, ir directo a la cama o relajarnos siendo consentidos por nuestras parejas, si las tenemos.

Tal vez en tu situación esperas la hora de la comida para compartirla con “ese alguien especial”, o incluso podría ser que estés en una relación en la que no ves a tu pareja a diario por falta de tiemmpo, pero con un “amor, mándame mensaje cuando llegues a casa”, sientes esa felicidad de saber que alguien espera por ti (aunque sea del otro lado de la pantalla). De esa forma, pasan los días como estrellas fugaces.

Es así como hoy quisiera hablar acerca del tiempo, no como una medida, sino como un regalo, un regalo que muchas veces damos de manera inconsciente o que incluso lo desperdiciamos y dejamos transcurrir sin que valga la pena.
¿Por qué llega a ser algo tan valioso? Siempre he pensado que brindarle tu tiempo a alguien es una acción con un gran significado, pues por una razón poderosa lo hacemos (idealmente); “podría estar haciendo infinidad de cosas en este momento, pero en lugar de ello, prefiero compartir mi tiempo contigo”.

Es verdad que no se trata de una exclusividad, pues no sólo se le da a la familia y amigos, sino que también se lo ofrecemos a extraños ¿por qué?
Bueno es evidente que para crear lazos que no se dan por sangre, se requiere de darle tiempo a alguien para conocerlo y formar un vínculo, ya sea de amistad o pareja. Por supuesto no somos adivinos para saber que, en un futuro, esa persona que acabamos de conocer en una fiesta y que por efectos del alcohol ya le estamos contando nuestra vida personal, no precisamente llegará a ser esa larga amistad (o ese ligue) que se creía en un inicio. Pero ojo, eso no quiere decir que estemos desperdiciando nuestro tiempo, pues dicen que éste es el mejor maestro y por ende mediante él aprendemos en conjunto con la experiencia.

Aprendamos a valorar nuestro tiempo y permitámonos vivir, sentir, compartir.

Compartir momentos con seres queridos y a su vez generar recuerdos son las mejores cosas que puedes hacer en tus momentos libres.

Personalmente, en mi actual relación de pareja, valoro y recuerdo con mucho amor cada tarde, cada comida, cada película y cada caminata entre muchas actividades más. Trabajar o estudiar son acciones de la cotidianeidad en las que incluso puedes demostrarte amor a ti mismo. ¿Cómo? Dando lo mejor de ti, pues te estarás dando un regalo tan preciado que será equivalente a lo que tú vales.

¡Mucho éxito en esta semana!

@Blackroeger

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

 

Acerca de 

Me puedes decir Alex, tengo una personalidad un tanto extraña; estudio comunicación y medios digitales, me encantan los videojuegos y los días lluviosos. Me gusta ir al gimnasio y también comer pizza. Mi vida en ocasiones es un desastre, pero suelo ser un buen consejero. Mi mente esta llena de ideas e historias que esperan ser contadas.

Amo todo lo que la vida me ha dado, tengo una familia increíble, unos amigos con los que siempre puedo contar y un novio sin igual que cree que soy el mejor (aunque en realidad él es el mejor). Estoy en la lista de personas que creen que este mundo merece más amor e igualdad.

Mis redes sociales
FB, Twitter e Instagram - Blackroeger
correo: blackroeger@gmail.com

¿Cómo ves?