Tips para generar prosperidad financiera

No hacer nada te brinda duda y miedo. En cambio, la acción te llena de confianza y coraje. Si quieres conquistar al miedo no te sientes en casa a pensar en eso. Sal y ocúpate.

Etiquetas: , ,

ganancias, prosperidad economica

La semana pasada les cambié su café de las mañanas por un millón de pesos. Seguramente muchos se emocionaron con la idea y tomaron la decisión de cambiar ciertos hábitos, los cuales con dedicación, paciencia y enfoque, volverse millonario es algo totalmente alcanzable, ¿sabes por qué? Porque si muchos lo han podido hacer, tú también lo puedes lograr.

Pero seamos sinceros, ¿quién realmente lo planteó y puso manos a la obra para hacerlo? Honestamente suena sencillo, pero seguramente te encontrarás muchas piedras en el camino para lograrlo. ¿La parte más difícil? Son justamente los siguientes puntos los que te apartan del objetivo. Hay que ponerles mucha atención y ver en cuáles nos estamos tropezando.

  1. No estás pensando de la manera adecuada.

La gente rica o “inteligente financieramente” piensa diferente a los demás. Algunos pensamientos que reflejan son: ser egoísta puede ser una virtud, tienen una mentalidad activa y propositiva, siguen su pasión, sueñan con el futuro, adquieren conocimientos en específico, estudian y aprenden algo nuevo, disfrutan los retos, usan el dinero de otras personas para generar más, se enfocan en ganar, hacen que las cosas sucedan, toman riesgos…en pocas palabras, si quieres volverte millonario empieza a cambiar la manera en la que piensas del dinero y del éxito.

2. Te preocupas mucho por ser perfecto

Entiende que nada es perfecto. Mientras más temprano lo aceptes, más rápido podrás seguir adelante, en lugar de quedarte atorado. Si estás empezando un negocio o buscando un nuevo trabajo, entre más tiempo te la pases perfeccionando tu servicio o esperando a crear más experiencia, más competidores tendrás y más alejarás tus oportunidades de crecimiento. Decide, experimenta y ejecuta lo antes posible. Siempre podrás mejorar durante el proceso y tener ganancias al mismo tiempo.

3. Gastas todo lo que tienes

Acabas de recibir tu quincena, una tanda, un bono o una herencia y ya estás pensando en qué gastarlo. Como dice mi madre: “aún no tienes la vaca y ya la estás haciendo bisteces”. La gente inteligente financieramente sabe vivir discretamente, y no arrasa con todos sus ingresos. Ejemplo, Warren Buffet (el tercer hombre más rico del mundo) vive en una casa modesta y maneja coches convencionales. Dejemos de querer “tener” para aparentar algo que no somos con el fin de apantallar a gente que no le interesa.

4. Estableces expectativas irreales

Las personas ricas sueñan en grande y a la vez fijan expectativas reales pues saben que para convertirse en millonarios bastará más de una noche y necesitarán de mucha paciencia para alcanzar sus objetivos. Plantea pequeñas metas a corto plazo, que sumadas te lleven a lograr objetivos grandes en largo plazo. Pregúntale a un maratonista si puede correr 42 kilómetros sin entrenamiento y preparación…seguramente te dirá que no.

5. Sigues a los demás ciegamente

Está genial admirar y seguir los pasos de alguien que ha hecho fortunas, pero la verdad es que lo que les funcionó a ellos no necesariamente tiene que hacerlo contigo. Tal vez leas o escuches historias de éxito como las de Carlos Slim, Steve Jobs o Bill Gates y quieras replicar lo que ellos hicieron, pero si no tienes bien planteados tus objetivos y bien específicas tus habilidades y debilidades, tal vez te resulte contraproducente y hasta te frustres. Entiende qué es lo que te sirve a ti y a tu carrera o negocio.

6. Confías mucho en el plástico

El crédito bien administrado puede ser una buena opción a la hora de construir tu futuro o invertir en un negocio, siempre y cuando sepas usarlo. Hay que entender que el crédito no es una extensión de tu ingreso, y que usarlo tiene un costo (algunas veces muy alto). Es muy fácil irte al buró de crédito con una mala calificación, así que cuida los pagos, revisa los intereses y no te llenes de deudas. De esto te platicaré la siguiente semana.

7. No planeas a futuro

Los “inteligentes financieros” acostumbran a ver siempre hacia adelante, y de vez en cuando voltean hacia atrás solo para aprender de sus errores. Dicen que “el que no repara, repite”, y ellos lo saben muy bien. Saben a dónde quieren ir y qué es lo que necesitan para lograrlo. Esto les da la oportunidad de anticiparse a cualquier obstáculo y tener un plan para quitar todas las amenazas que les impidan lograr sus objetivos, así como reconocer ventanas de oportunidad.

8. Pasas tiempo con la gente incorrecta

Los ricos no pierden el tiempo asociándose con las personas inadecuadas. Y con eso me refiero a los negativos y tóxicos que te dicen que no vas a llegar lejos, que vas a fracasar o que no te arriesgues. En su lugar, tienen a personas positivas, preparadas y pasionales que creen en un futuro brillante, mismos que toman decisiones, corren riesgos y actúan firmemente.

9. Haces todo tú solo

Es imposible hacerlo todo tú solo. Necesitas contratar o colaborar con personas que compartan sus fortalezas y disminuyan tus áreas débiles. Contrata a los mejore para tu equipo y siempre ten humildad para reconocer que hay cosas que otras personas lo hacen mejor que tú. Aprende a pagar lo justo por sus servicios, y sobre todo aprende a delegar, si quieres crecer, tienes que hacerlo.

10. No estás en el lugar correcto en el momento adecuado

Ya sea haciendo una inversión o un negocio, el tiempo y el lugar lo es todo. Ryan Graves, por ejemplo, sólo tuiteó “contrátame” a Travis Kalanick en 2010, con lo que se convirtió en el primer empleado de Uber. Y bueno, ya sabes quiénes son, ¿cierto? En lugar de soñar de día, aprovecha las oportunidades que tienes frente a ti y ¡TÓMALAS!

11. No crees en ti mismo

¿Qué es lo que realmente te detiene a ser exitoso? Seguramente te pondrás mil pretextos: que la economía del país, que los clientes, que tu jefe, que tu familia, etc. Pero lo más probable es que no confíes en ti mismo y en lo que puedes lograr. En lugar de preguntarte si eres capaz o no en todo lo que haces, confía en ti, toma la mano de tu intuición y hazlo!

¿Quieres saber más? ¿Te gustaría hacer más con tu dinero? Acércate conmigo, asesorarte y apoyarte será un placer.

@chachoreyes

¡Suscríbete grattuitamente al blog!

Acerca de 

Soy José Antonio Reyes León, aunque todo el mundo me conoce como Chacho. Tengo 30 años, sagitario, el más chico de tres hermanos,de familia "tradicionalista conservadora", abiertamente gay, soltero. Leer, cine, teatro, danza y cultura mis hobbies. Una buena comida y una copa con la gente que quiero es mi mejor momento. Viajar a donde sea al menos una vez cada dos meses, mi vicio. Comediante de medio tiempo, dicharachero, alburero y bailador.
Profesionalmente, Actuario de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde llevo 9 años como docente. También en el ITESM y he colaborado en el ITAM. Maestría en Mercadotecnia, también por la UNAM.
De carrera profesional, primero EY (consultoría actuarial), después Codere (mercadotecnia para casinos, Yak, Caliente e Hipódromo) y por último Microsoft (subdirección comercial).
Cansado de los grandes corporativos, hoy trabajo por mi cuenta (PI-Solutions) como asesor financiero personal (especialista en diseño de soluciones financieras) y como consultor en riesgos para empresas.

Mis redes sociales:

- Facebook: facebook.com/chachito.reyes
- Twitter: @chachoreyes
- Instagram: chachoreyes

¿Cómo ves?