¿Te cuestra trabajo ahorrar? Te cambio un millón de pesos por tu café de las mañanas

¿Suena tentador? Seguro que sí. ¿Es difícil lograrlo? ¡Mucho menos de lo que te imaginas!

Etiquetas: ,

hombre-tomando-cafe

La semana pasada te compartí 6 puntos para mejorar tu economía, y uno de esos puntos trata sobre ahorrar e invertir. Tal vez te suene complicado, desconoces sobre el tema o simplemente te pones pretextos como: “soy pésimo ahorrando”, “gano muy poco”, “no me alcanza”, “tengo otros gastos”, etc. Pero, ¿qué te parecería si te digo que sacrificando algunos pesos diarios puedes ser millonario?

¿Cuántos son esos “algunos pesos”? 75 simples pesos…¡hoy en día se te van como agua! ¿En qué? En el café de las mañanas, una cajetilla de cigarros, estacionamientos, taxis, propinas, comer afuera todos los días, la cerveza del antro, el cine con el novio, etc.

Si generas el hábito de guardar esos 75 pesos, los ahorras e inviertes a temprana edad (los veintes es lo más recomendable), y tomas ventaja de instrumentos que ayuden a crecer ese dinero, seguramente harás mucho. ¿Cuánto? Veamos el siguiente ejemplo.

Supongamos una edad de 25 años, la cantidad de dinero ya mencionada de manera diaria, un instrumento de inversión de 3% de interés real anual y considerando aumentar cada año este ahorro en 2% como reflejo de la inversión…a los 53 años tendrías UN MILLÓN DE PESOS, sin trabajar y sólo privándote (de cierta manera) de algunas cosas o haciendo un pequeño sacrificio con los gastos hormiga.

Gastohormiga

Ahora imagina lo que pasaría si incrementas esa cantidad al mes o si empiezas a hacerlo mucho más joven…¡podrías conseguir ese millón antes de los 45! Y siendo sinceros, ser un hombre de 45 años millonario resulta muy atractivo, ¿o no?

Seguramente en este momento estás pensando “pero, ¿cómo empiezo?” ¡Fácil! Un tip que recomiendo es tener una alcancía en el mismo lugar donde dejas tu cartera (obviamente que no se abra o no tenga truco), y todos los días haz el compromiso contigo de ponerle diariamente esos 75 pesos o más. Cuando esté lleno rómpelo y lleva ese dinero a la institución financiera que te genere confianza y  en el instrumento que más te convenga. (OJO, lo llevas a que te lo administren, no para que te lo gastes!).

Estos instrumentos pueden ser en una aseguradora, una casa de bolsa, en algún banco o una sociedad de inversión. Lo importante es empezar con un fondo de ahorro en que tú puedas decidir todo, desde cuánto inviertes sin importar que sea poco, dónde lo inviertes y modificarlo según tus necesidades.

Ahora que si tienes otras cosas “mejores” en qué gastar tu dinero, prepárate para entrar a la década de los cincuenta sin un peso extra en la bolsa. Pero bueno, de eso te hablaré en otra ocasión.

¿Quieres saber más? ¿Te gustaría hacer más con tu dinero? Acércate conmigo, será un gusto asesorarte y apoyarte.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Soy José Antonio Reyes León, aunque todo el mundo me conoce como Chacho. Tengo 30 años, sagitario, el más chico de tres hermanos,de familia "tradicionalista conservadora", abiertamente gay, soltero. Leer, cine, teatro, danza y cultura mis hobbies. Una buena comida y una copa con la gente que quiero es mi mejor momento. Viajar a donde sea al menos una vez cada dos meses, mi vicio. Comediante de medio tiempo, dicharachero, alburero y bailador.
Profesionalmente, Actuario de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde llevo 9 años como docente. También en el ITESM y he colaborado en el ITAM. Maestría en Mercadotecnia, también por la UNAM.
De carrera profesional, primero EY (consultoría actuarial), después Codere (mercadotecnia para casinos, Yak, Caliente e Hipódromo) y por último Microsoft (subdirección comercial).
Cansado de los grandes corporativos, hoy trabajo por mi cuenta (PI-Solutions) como asesor financiero personal (especialista en diseño de soluciones financieras) y como consultor en riesgos para empresas.

Mis redes sociales:

- Facebook: facebook.com/chachito.reyes
- Twitter: @chachoreyes
- Instagram: chachoreyes

¿Cómo ves?