¿Te cuesta desapegarte de alguien? – Personalidad Dependiente. Muy recurrente en la comunidad gay

Etiquetas: , ,

ptg04326395

Como bien te explicaba la semana pasada, la personalidad es aquello que no solo nos caracteriza, sino que marcará la pauta de nuestro comportamiento y sobre todo del cómo nos vinculamos con nuestro medio. Hace ocho días te hablaba de las características de la personalidad histriónica, hoy quiero hablarte de la segunda más común en la comunidad gay: la personalidad dependiente.

Recordemos que la personalidad es un conjunto de rasgos, y respecto a la personalidad dependiente los rasgos para definirla son los siguientes.

La principal característica es que son sujetos que buscan constantemente que se les cuide y proteja. De esta forma suelen colocarse en una posición sumisa y tienden a ser muy condescendientes con las personas que les rodean. Temen a la separación, y ojo, no necesariamente solo de la pareja, sino de cualquier persona o situación representativa. Por ejemplo, una persona con rasgos dependientes será sumisa en la cuestión laboral, evitará ser líder de equipo. Respecto a la pareja, el dependiente, cederá a circunstancias que si bien no lo satisfacen lo hará con el fin de no ser cuestionado o incluso abandonado por el otro.

ptg04326400

“Los dependientes dudan constantemente de sí mismos”

Tienen dificultades para expresar sus inconformidades, esta característica esta fuertemente relacionada con una autoestima baja. Pues al dudar constantemente de sí mismos, muestran dificultades para contraponerse con su medio y por ende defender lo que consideran correcto e incluso luchar por lo que desean.

Tienden a colocar sobre la pareja o alguna persona representativa (amigos o familia) las desiciones principales de su vida. Confían en que estas personas se podrán encargar de ellos y por ende, resolverles problemas. Al carecer de una imagen solida de sí mismos, les resulta difícil iniciar proyectos de forma individual. Algo tan sencillo como satisfacer una salida a algún lugar que les apetezca es complicado, pues esperan a que la pareja o un grupo de amigos les acompañe. Esto suele generarles con frecuencia sentimientos de tristeza y de frustración.

Pueden llegar a prestarse para realizar actividades que les resulten desagradables con tal de sentirse parte de un grupo o bien sentir que su pareja o el otro les protegerán y quieran. Temen a la soledad y por ello pueden tolerar acciones violentas de los otros, si bien esto les genera angustia y tristeza, permanecen en relaciones destructivas con tal de evitar sentirse “solos”. La motivación para hacer planes y desarrollar proyectos la obtienen de la idea de sentirse acompañados y respaldados por los demás, por lo que buscan constantemente la aprobación. Asimismo, al terminar una relación importante buscan desesperadamente una nueva con tal de evitar el dolor y subsanar su necesidad de sentirse acogidos.

Si bien, los rasgos anteriores pueden ser muy claros, en la mayoría de los casos la persona suele justificarse refiriendo que “quiere mucho a su pareja, o que se siente cómodo en tal situación”. Lo cierto es que mantienen una idea de que las circunstancias cambiarán y que en algún momento se sentirán tranquilos, no obstante no hacen nada para lograrlo. El dependiente requerirá la compañía, situación o incluso alguna sustancia para sentirse bien, cuando lo ideal para todo ser humano es que el bienestar provenga de uno mismo y no del exterior.

ptg04326402

“El dependiente requerirá la compañía, situación o incluso alguna sustancia para sentirse bien”

Las personas con estos rasgos suelen vivir en un estado de angustia y frustración constante, pero al temer expresarlo se ven envueltos en un círculo en el que la ansiedad suele prevalecer. Si identificas algunos de estos rasgos en ti, es muy importante que te acerques a un profesional de la salud mental, pues el abordaje de tu autoestima y toma de decisiones es fundamental. Toda persona en algún momento pasa por etapas en las que duda de sí mismo, sin embargo es importante saber manejar esos episodios para no caer en una situación de dependencia.

Espero estas líneas te ayuden a identificar si algo así te sucede, o si bien, estás en una relación en la que constantemente cedes y te sientes frustrado, no dudes en contactarme para una mejor orientación. Mientras tanto, ¿Te identificas con algún rasgo?, ¿Has sabido evitar la dependencia?, cuéntamelo en los comentarios y sígueme en @PsicFco.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Tengo la suerte de dedicarme a mi verdadera pasión, la psicología. Estoy especializado en el manejo de trastornos de personalidad y enfermedades mentales graves. Actualmente soy el Director General del Centro de Atención Psicológica Integral, donde brindo psicoterapia individual y de pareja. Paso mucho tiempo leyendo, durmiendo o paseando. Si no estoy en el consultorio seguro me encuentras caminando con mi perrijo, un rechoncho pug al que le cuento lo que ni mi analista sabe. Sígueme en @PsicFco

¿Cómo ves?